Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores ULTRAVIOLETA patentan un estuche para descubrir GHB en bebidas alcohólicas y refrescos

El equipo de investigación de MODeLiC (materiales orgánicos para la detección y la baja controladas) llevado por la anecdotario María Costero, profesor de la química orgánica en la universidad de Valencia (ULTRAVIOLETA), ha desarrollado un sistema con los sensores colorimétricos que cambian color cuando hay el ácido γ-hidroxibutírico (GHB) en una bebida.

GHB es una composición descolorida, inodora con un gusto ligeramente salado que cuando está injerido reemplace la voluntad de la persona. La investigación patentada por el ULTRAVIOLETA ofrece como novedad el seguro en la detección de esta substancia en bebidas alcohólicas y refrescos.

GHB es una molécula simple y relativamente fácilmente disponible. Sus efectos duran a partir tres a seis horas y la carrocería lo metaboliza rápidamente, así que es muy difícil probar su admisión luego. Se utiliza como droga recreativa debido a sus efectos eufóricos, pero es adictivo y produce la baja de la conciencia de la realidad, tan la persona que la injiere está indefensa contra peligros tales como robo o violación.

El uso ilegal de estos tipos de substancias es un problema social cada vez mayor. La sociedad española del remedio de la emergencia (SEMES) estima que estas substancias están implicadas en el aproximadamente 20% de agresiones sexuales.

El estuche consistirá en un pequeño envolvente plástico con varios cuentagotas y contenedores con la solución, para ser utilizado especialmente por las mujeres en las condiciones económicas donde podrían ser drogadas inadvertidamente. Dado las características de GHB, contaminar una bebida en una fijación del ocio es fácil, pero el ser consciente de la contaminación es difícil.

Con el método propuesto, la verificación para saber si hay contaminación posible es simple, “él es mejor rechazar una bebida que arriesga el ser aprovechado de cualquier manera”, profesor anecdotario Costero de los puntos culminantes.

Según profesor Costero, que es también el director del instituto interuniversitario para el reconocimiento molecular y el revelado tecnológico (IDM), “el objetivo principal del proyecto es hacer disponible para la gente un sistema simple, seguro y disponible con el cual descubrir cualquier tentativa de utilizar GHB para los propósitos criminales”.

Por otra parte, Pablo Gaviña, el investigador responsable del proyecto, comenta: “Queremos hacer un estuche con el cual las mujeres puedan verificar, cuando van a los centros del ocio, si hay algo anormal en su bebida. La persona toma una caída de la bebida, la agrega a la solución y si cambia color, la bebida contiene GHB. Es un sistema de protección personal”.

Tradicionalmente, los sistemas para descubrir estas substancias para haber sido probado con bebidas espirituosas y destilados, y su detección es fáciles, aunque no se hayan probado con el alcohólico y los refrescos.

Cuando usted mezcla bebidas espirituosas con las bebidas sin alcohol, por ejemplo un tónico, los problemas de la detección aumenta, pues esas bebidas contienen los productos que pueden dar positivos falsos o falsos negativos. Con el sensor desarrollado por las personas científicas ULTRAVIOLETA, la composición de las bebidas no cambia la reacción, así que es un método más seguro.”

Silvia Rodríguez Nuévalos, investigador de Predoctoral, universidad de Valencia  

También él ha trabajado en el revelado del proyecto. El equipo de investigación declara que no hay actualmente dispositivo que se puede utilizar in situ descubrir a seguro y fácilmente si una bebida se ha contaminado con una substancia de la presentación tal como GHB. Hay referencias bibliográficas para la detección subsiguiente de otras drogas de la presentación tales como scopolamine o ketamine, pero no hay sistemas de la prevención para el uso personal.

Otra parte importante del trabajo se relaciona con los aspectos sociales. Para conocer el grado de aceptación del estuche y verificar su eficacia, tendrán un grupo de estudiantes jovenes. El equipo de investigación de ScienceFlows, llevado por Carolina Moreno, profesor del periodismo, garantizará que la experiencia de estuches de distribución y de cerco datos y posteriormente de diseminar resultados puede ser realizada.