Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El fumar conectado para frecuentar la substancia utiliza y salud mental pobre en la población sexual de la minoría

El tabaquismo se asocia a uso frecuente de la substancia y a salud del comportamiento y física pobre en poblaciones sexuales y del género de la minoría, según los investigadores de Rutgers.

El estudio, publicado en los anales del gorrón del remedio del comportamiento, examinó uso del tabaco de los hombres de la minoría y de las mujeres sexuales del transexual de entender mejor los lazos entre fumar, uso de la substancia y salud mental, sicosocial y general.

Los investigadores, que son parte de la escuela de Rutgers del centro de salud pública para los estudios de la salud, de la identidad, del comportamiento y de la prevención, reconocieron 665 los hombres de la minoría y a las mujeres sexuales racial, étnico y socioeconómico diversos del transexual, el 70 por ciento de quienes denunció los cigarrillos que fumaban.

Encontraron que fumando fue asociado a la carrera de los participantes/pertenencia étnica, uso de la marijuana y del alcohol y salud mental. Los fumadores actuales eran más probables ser blancos y denunciaron más días de uso de la marijuana en el último mes. El estudio también encontró que el fumar actual fue asociado a síntomas más severos de la ansiedad y a un uso más frecuente del alcohol.

Las pruebas también nos informan que fumando está asociado a salud mental peor y a uso creciente de la substancia, pero no sabemos estas condiciones se relacionan el uno al otro, exacerbando y reforzando mutuamente sus efectos.”

Perry N. Halkitis, decano de la escuela de Rutgers de la salud pública y del autor mayor del estudio

La gente de LGBTQ+ es más probable fumar que su cisgender y pares heterosexuales a hacer frente a una sociedad de anti-LGBTQ+, a un acceso inadecuado de la atención sanitaria y a décadas de márketing de tabaco apuntado. Esos factores de ansiedad sociales impulsan las disparidades que hacen frente, que de la salud son compuestas por una falta de proveedores de asistencia sanitaria de LGBTQ-afirmación, las demostraciones de la investigación.

“Nuestras conclusión subrayan la importancia de las aproximaciones holísticas al tratamiento del tabaco que explican impulsores sicosociales del uso de la substancia y que dirigen los lazos complejos entre la salud mental y el uso de substancias como el alcohol, tabaco y marijuana,” dijeron a Caleb LoSchiavo, estudiante doctoral en la escuela de Rutgers de la salud pública y autor del estudio del primer.

El estudio recomienda la investigación adicional que examina los determinantes sociales de disparidades en general utiliza entre poblaciones marginadas y cómo los factores de ansiedad interpersonales y sistémicos contribuyen a una salud física y mental más pobre para las poblaciones de la minoría.

Source:
Journal reference:

LoSchiavo, C., et al. (2020) Evidence for the Confluence of Cigarette Smoking, Other Substance Use, and Psychosocial and Mental Health in a Sample of Urban Sexual Minority Young Adults: The P18 Cohort Study. Annals of Behavioral Medicine. doi.org/10.1093/abm/kaaa052.