Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores y los clínicos comparten conclusión en cáncer ovárico

Después de que casi cuatro años de trabajo, de un grupo de investigadores y de clínicos de la universidad de Colorado (CU) publicaran una semana de los paperthis en la investigación de cáncer clínica que comparte conclusión de la investigación que observa cómo la composición de los tumores del cáncer ovárico cambia durante la quimioterapia y contribuye a la reacción terapéutica.

Mientras que la cirugía y la quimioterapia que consisten en de la asistencia estándar para los enfermos de cáncer ováricos es generalmente efectivas, la repetición y la resistencia de la enfermedad son comunes. De hecho, según la Sociedad del Cáncer americana, el cáncer ovárico alinea quinto en muertes del cáncer entre las mujeres, explicando más muertes que cualquier otro cáncer del sistema reproductivo femenino.

En 2020 se estima que 13.940 mujeres morirán de cáncer ovárico. Hay actualmente una necesidad clínica incumplida de predecir la reacción de los pacientes a la quimioterapia, que era el foco del equipo de investigación.

Casi todos los pacientes responden inicialmente, sin embargo, casi todos los pacientes se repetirán. Por otra parte, hay un pequeño porcentaje de pacientes nunca se repetirá o permanecerá en la remisión más allá de cinco años. Estamos trabajando para poder predecir mejor una reacción de los pacientes a la quimioterapia.”

Benjamin Bitler, doctorado, autor correspondiente y pieza de centro del cáncer, universidad del estudio de Colorado

Este grupo de investigadores y de clínicos se estableció en noviembre de 2016 para centrarse en determinar biomarkers potenciales o caminos para predecir mejor cómo el tumor de un paciente respondería a la terapia. Esta información podía cambiar mantenimiento y vigilancia y tomará una medida hacia una aproximación médica de la precisión para cada paciente.

“Nuestro objetivo último es que alguien que se diagnostica con el cáncer ovárico podría venir hacia adentro y nosotros podría tomar el tumor primario y utilizar las dos tecnologías mayores descritas en la investigación estudie, transcriptomics usando Nanostring e immunohistochemistry multiespectral (IHC), conseguir una idea sobre se está expresando qué y qué el microambiente del tumor parece,” dice Bitler.

IHC multiespectral es una manera de caracterizar la composición del tumor. Los tumores no se hacen solamente de las células del tumor; también incluyen entre otras cosas, los vasos sanguíneos, tejido conectador y las células inmunes. La otra investigación que llevaba a esto ha mostrado los correlativos de la composición del tumor al pronóstico del paciente que sugería que la composición del tumor lleva a cabo probablemente pistas en cuanto a la reacción terapéutica.

La fuerza mayor de IHC multiespectral es que la situación de los diversos tipos de la célula está mantenida intacta, teniendo en cuenta una dimensión adicional de los datos, que es la situación física de cada tipo de la célula.

“Sin embargo, hay una limitación con IHC multiespectral, que es que ahora podemos determinar solamente nueve diversos marcadores. Esto es un problema cuando usted piensa que hay probable más de 9 diversas subpoblaciones de células dentro del tumor,” explica Bitler. “Por lo tanto, perfeccionar nuestra resolución de la composición del tumor estamos utilizando análisis transcriptomic paralelamente para deducir más lejos en la composición del tumor.”

Entre estas dos tecnologías, las personas pueden caracterizar a los jugadores importantes que pudieron estar implicados en ascender la progresión o la reacción del tumor a la terapia. En el actual estudio, el grupo de investigación examinó tumores del cáncer ovárico antes y después de la quimioterapia, con el objetivo de describir cómo la quimioterapia remodela la composición del tumor.

Edificio en este estudio de la investigación el objetivo del largo plazo del grupo de investigación de cáncer ovárico para leverage nuestra comprensión de los efectos de la quimioterapia sobre el tumor para predecir la repetición de la reacción y de la enfermedad.

El observar adelante en cuidado del cáncer ovárico

Una de las fuentes del financiamiento mayores de los grupos a este punto era una recompensa con el programa de desarrollo de la terapéutica, uno de cuatro programas de investigación del centro del cáncer del CU.

“Esa recompensa nos permitió conseguir a donde estamos ahora pero final, nosotros quiere examinar tumores primarios a partir de 500 pacientes.”

Las personas están consiguiendo listas para someter para una concesión federal grande a finales de este año que ayude con lograr nuestras metas a largo plazo. El Dr. Aaron Clauset del CU Boulder es un experto en el aprendizaje de máquina y el análisis de red. Él contribuirá importante a los aspectos de la concesión desarrollando las aproximaciones del aprendizaje de máquina que predicen la reacción terapéutica.

“No va a suceso en el próximo año o los dos pero nuestra visión a largo plazo es que entran los pacientes, consigue su tumor hecho una biopsia y dentro de semanas informamos al clínico la probabilidad que su paciente será un buen respondedor o será resistente a la quimioterapia,” decimos Bitler.

Trayendo dos campus juntos

“Otra parte de este proyecto que pienso soy una fuerza, soy que comenzábamos a llenar el vacío entre el CU Anschutz y campus de Boulder del CU para leverage la experiencia, computador que modela y del aprendizaje de máquina que se está desarrollando en Boulder y lo aplica a algunas de las preguntas biomédicas que tenemos en el campus de Anschutz,” dice Bitler.

Este estudio se compone de 15 investigador o clínicos, nueve cuyo son las piezas del centro del cáncer del CU:

  • Kimberly R. Jordania, doctorado, co-primer autor, departamento de la inmunología y microbiología.
  • Matthew J. Sikora, doctorado, co-primer autor, departamento de la patología.
  • Jill E. Slansky, doctorado, programa de las acciones recíprocas del ordenador principal del tumor del cáncer del CU de los codirigentes, departamento de la inmunología y microbiología.
  • Angela Minic, ms, departamento de la inmunología y microbiología.
  • Jennifer K más rica, doctorado, programa de las acciones recíprocas del ordenador principal del tumor del cáncer del CU de los codirigentes, departamento de la patología.
  • Marisa R. Moroney, Doctor en Medicina, departamento de OB/GYN, división de oncología ginecológica.
  • Junxiao Hu, ms, departamento de la bioestadística e informática.
  • Rebecca J. Wolsky, Doctor en Medicina, departamento de la patología.
  • Zacarias L. Watson, doctorado, departamento de OB/GYN, división de ciencias reproductivas.
  • Tomomi M. Yamamoto, doctorado, departamento de OB/GYN, división de ciencias reproductivas.
  • James C. Costello, doctorado, departamento de la farmacología.
  • Aaron Clauset, doctorado, departamento de informática.
  • Kian Behbakht, Doctor en Medicina, clínico y científico de translación, departamento de OB/GYN, división del guía de oncología ginecológica.
  • Rajendra Kumar, doctorado, departamento de OB/GYN, división de ciencias reproductivas.
  • Benjamin G. Bitler, doctorado, autor correspondiente, departamento de OB/GYN, división de ciencias reproductivas.

Este grupo utilizó una aproximación multidisciplinaria para conseguir a este punto, que demuestra la fuerza de poner la experiencia de los dos campus junta.

“Esta publicación es una piedra miliaria importante y un paso en la dirección correcta para mostrar que podemos trabajar juntos en equipo para dirigir los retos que están haciendo frente a pacientes con el cáncer ovárico.”

Source:
Journal reference:

Jordan, K., et al.(2020) The capacity of the ovarian cancer tumor microenvironment to integrate inflammation signaling conveys a shorter disease-free interval. Clinical Cancer Research.
doi.org/10.1158/1078-0432.CCR-20-1762.