Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Gatos que el' sistema inmune puede tratar de SARS-CoV-2, demostraciones estudian

El 8 de mayo de 2020, el instituto de la investigación agroalimentaria y la tecnología (IRTA) denunciaron el caso del primer gato infectado con SARS-CoV-2 en España. Era un gato de 4 años llamado Negrito, que vivió con una familia afectada por COVID-19, con un caso de muerte.

Coincidiendo con estos hechos, el animal presentó dificultades respiratorias severas y fue llevado un hospital veterinario en Badalona (Barcelona), donde fue diagnosticado con cardiomiopatía hipertrófica. Debido a una condición terminal que el hospital decidía a hacer una eutanasia humanitaria.

La autopsia, realizada en los altos laboratorios del nivel de la seguridad biológica del centro de investigación de la salud de los animales (CReSA) en IRTA, confirmado que Negrito sufrió de la cardiomiopatía hipertrófica felina y no tenía ningunas otras lesiones o síntoma compatible con una infección del coronavirus.

La prueba de RT-PCR confirmó que el animal se había infectado con SARS-CoV-2, pero con una carga viral muy inferior y residual.

Hasta la fecha ha habido pocos casos de la infección felina SARS-CoV-2 por todo el mundo, que es porqué los investigadores han profundizado el estudio de caso y lo han publicado recientemente en los procedimientos del gorrón de la National Academy of Sciences (PNAS).

Realizaron pruebas serológicas en el gato Negrito y otro gato que también vivieron en el mismo hogar, el whisky, que no mostró ninguna signos de la enfermedad. Las pruebas, realizadas por el instituto de investigación del SIDA (IrsiCaixa), muestran que los dos gatos habían desarrollado los anticuerpos contra SARS-CoV-2.

“En ambos casos hemos descubierto los anticuerpos de neutralización, es decir tienen la capacidad de atar al virus y cegarlo,” explica a Julià Blanco, investigador de IGTP en IrsiCaixa.

Él continúa decir que “esto es importante porque nos muestra que el sistema inmune de gatos puede tratar de SARS-CoV-2 y, en estos casos específicos, protegerlos contra síntomas que se convierten”.

Estudios experimentales actualmente que son demostración conducto que los gatos, además de infección con SARS-CoV-2, pueden transmitirlo a otros gatos próximos, pero sin cualquier signos clínicos.

Sin embargo, las primeras sospechas de investigadores eran que Negrito y el whisky habían sido infectados por sus propietarios porque no habían tenido contacto con otros gatos.

Para verificar esto, las personas analizaban la serie genética del virus que Negrito tenía y encontraron que “tiene una semejanza 99,9% al virus del propietario que murió, esto sugiere que el gato se infectó directamente de los miembros de la familia”, explica a Marc Noguera-Julián, investigador en IrsiCaixa.

Dado el número de gente infectó por todo el mundo y los pocos casos denunciados de animales, los expertos continúan observar que los “animales domésticos desempeñan un papel insignificante en la epidemiología de SARS-CoV-2 y, particularmente, los gatos se infectan muy residual y no hay pruebas de la transmisión del virus a los seres humanos. Éste es un caso de la zoonosis reversa, en el cual los gatos son las víctimas laterales sin el virus que le causa problemas de salud”, los estados Júlia Vergara-Alerta, investigador en IRTA-CReSA.

Hasta ahora, ha habido solamente uno denunciado episodio en los Países Bajos en las cuales un granjero se infectó a través de los visiones, que serían el primer caso potencial sabido de la zoonosis COVID-19.

IRTA y el consejo de asociaciones veterinarias de Cataluña, con la colaboración del hospital clínico veterinario del Universitat Autònoma de Barcelona están estudiando si los animales domésticos pueden infectarse con SARS-CoV-2

Después del caso de Negrito, en mayo del equipo de investigación del coronavirus de IRTA-CReSA, en coordinación con el consejo de universidades de veterinarios de Cataluña y del hospital clínico veterinario del Universitat Autònoma de Barcelona, comenzó un estudio para fijar cuantas veces los gatos, los perros y los hurónes se han infectado con SARS-CoV-2 de la gente en una fijación de la familia.

El estudio se está realizando con la participación voluntaria de clínicas y de hospitales veterinarios en Cataluña y consiste en el tomar de las muestras de lampazos orofaríngeos y rectales, así como del suero animal.

Queremos verificar si la caja de Negrito y de whisky ha sido puntual o se relanza en más casos; de esta manera tendremos información más científica sobre cómo los animales domésticos mas comunes pueden infectarse con SARS-CoV-2 y en qué medida”,

Joaquim Segalés, investigador y profesor, facultad de veterinaría, la universidad autónoma de IRTA-CReSA de Barcelona

El profesor también comenta que “hasta ahora, está sabido que en todo el mundo ha habido algunos casos de los gatos y de los perros que se han infectado a través de sus propietarios, pero estos animales no han sufrido una enfermedad seria y no hay pruebas que han transmitido el virus a sus propietarios”.

Source:
Journal reference:

Segalés, J., et al. (2020) Detection of SARS-CoV-2 in a cat owned by a COVID-19−affected patient in Spain. Proceedings of the National Academy of Sciences. doi.org/10.1073/pnas.2010817117.