Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Objetivos de M-CUBE para llevar tecnología de MRI el nivel siguiente

Es duro ver dentro del cuerpo humano, pero porque es vital para diagnosticar ciertas enfermedades, de varias técnicas se ha convertido y se ha perfeccionado durante el siglo pasado.

Uno de éstos es proyección de imagen de resonancia magnética, o MRI. La exploración de MRI utiliza un campo y ondas de radio para generar imágenes de las partes de la carrocería que no se puede considerar también con las radiografías, las exploraciones del CT o ultrasonido. Produce las imágenes seccionadas transversalmente detalladas que se pueden girar en retratos tridimensionales.

Trabaja usando un campo magnético para pedir los átomos de hidrógeno en las moléculas del agua de la carrocería y después les envía las ondas de radio de una antena.

Después de la acción recíproca, los átomos devuelven las ondas con una intensidad que dependa del tipo de tejido alcanzado. El proceso entonces acumula un mapa del tejido de la carrocería.

MRI es sin dolor y muy útil para diagnosticar muchos tipos de condiciones con la ventaja de evitar la radiación importante (las radiografías desemejantes o las exploraciones del CT).

Por ejemplo, la poder de MRI ayuda a doctores a ver juntas, ligamentos, los músculos, y los tendones interiores, que hace útil para descubrir diversos daños de los deportes. También se utiliza para examinar las estructuras corporales internas y para diagnosticar una variedad de desordenes, tales como recorridos, tumores, aneurysms, y daños de la médula espinal.

Sin embargo, la tecnología no es perfecta. Los átomos de la onda devueltos pueden ser muy débiles, significando que las imágenes resultantes pueden contener áreas oscuras. Una manera convencional de intentar y de resolver esta entrega es desplegar más antenas pero el proceso es costoso y complicado mientras que las señales de la antena pueden interferir a menudo con uno a.

Aquí es adonde viene el proyecto de M-CUBE hacia adentro. Coordinado por la universidad de Marsella del Aix (AMU) y llevado por el instituto de Fresnel y el centro para de resonancia magnética en la biología y el remedio (CRMBM) es soportada por un consorcio interdisciplinario de 6 universidades, de 2 centros de investigación y de 2 compañías. El financiamiento viene del programa de las tecnologías futuras y emergentes de las UE (FET).

El objetivo de M-CUBE es perfeccionar tecnología de MRI haciendo varias antenas del prototipo de “metamaterials”. Éstos son materiales artificiales dirigidos para tener propiedades electromágneticas que no existan en naturaleza.

Sus estructuras creadas para requisitos particulares pueden hacerlos especialmente sensibles a ciertos tipos de ondas electromagnéticas, permitiendo que los médicos tengan mando más exacto sobre ellos.

Los gracias a los diversos metamaterials empleados, diversas antenas podrán ser combinado en la transmisión sin sus señales que interfieren con uno a. Las ondas devueltas por los átomos se pueden por lo tanto medir más exacto, haciendo las imágenes áreas oscuras más afiladas, y que disminuyen.

Hasta la fecha, los prototipos creados son de trabajo y que confirman de que las imágenes médicas han perfeccionado con ellos. Por este motivo, serán aplicados en sistemas existentes y nuevos de MRI tales como “1,3 TESLA MRI” o “3 TESLA MRI”.

Los buenos resultados también han permitido que el proyecto obtenga autorizaciones éticas de las autoridades de regla nacionales de hacer experimentos en los seres humanos para 7 el equipo de TESLA MRI.

Esto ha llevado al lanzamiento del proyecto de la continuación de los M-Cubos - el proyecto financiado H2020 de M-One, que intenta transformar las tecnologías desarrolladas dentro de M-CUBE en los aparatos médicos reales que se convertirán en el patrón oro global en el campo ultraalto MRI.

Estas mejorías en proyección de imagen médica significarán una diagnosis más exacta y una capacidad más alta de ofrecer soluciones “paciente-centradas”.

Los resultados de M-CUBE y de una proyección de imagen más de alta resolución permitirán que las condiciones pacientes sean diagnosticadas mucho anterior que antes de que y podrían incluso tener implicaciones interesantes para el diagnóstico de la epilepsia, de Parkinson o de la detección de la osteoporosis - enfermedades que el consorcio no preveía descubrir al principio del proyecto.

Source: