Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores estudian efecto del placebo en el tratamiento de la náusea en el nivel molecular

Las bases moleculares del efecto del placebo son mal entendidas. Las personas llevadas por Luis-Maximilians-Universitaet (LMU) en el investigador Karin Meissner de Munich ahora han estudiado el fenómeno en el contexto de náusea, y han determinado las proteínas específicas que correlacionan con su impacto favorable.

El efecto del placebo aparece trabajar maravillas. En ciertos casos, la administración de una “droga” a los pacientes que están inconscientes del hecho de que la preparación no contiene ningún agente activo puede tener un impacto positivo en su condición - relevar dolor, por ejemplo. El efecto del placebo es bien sabido, pero se ha investigado sobre todo en el contexto de síndromes del dolor.

Esto ha llevado a investigadores a centrarse en cambios en actividad cerebral, pues parecen ofrecer el substrato más probable para el fenómeno. Pero los mecanismos biológicos responsables del efecto siguen siendo evasivos. Un grupo de investigadores llevados por Karin Meissner en el instituto de LMU de la psicología médica, en colaboración con los colegas basados en el Helmholtz Zentrum München, ahora ha realizado el primer estudio del efecto del placebo en el nivel molecular, en el contexto del relevo de la náusea.

Sus resultados no sólo confirman la eficacia de un placebo en síntomas, ellos también revelan cambios en la química de la sangre que podría explicar el efecto sí mismo.

Éste es el primer estudio emprendido nunca en qué proteomics se ha empleado en el contexto de la investigación sobre el efecto del placebo. Proteomics es un método que permite que uno determine virtualmente todas las proteínas presentes en células, tejidos o fluídos corporales. El proteomics del plasma por lo tanto ofrece un retrato imparcial del efecto del placebo en el nivel molecular.”

Karin Meissner, investigador, universidad de Luis Maximiliano de Munich

La náusea es familiar demasiado a las hojas de ruta (traveler) que son enfermedad de mar propensa causada por el movimiento constante e imprevisible de la superficie del océano. Pero la náusea ocurre en muchas otras fijaciones - incluyendo embarazo - y como efecto secundario de medicamentos de venta con receta o de anestésicos.

Hasta ahora, comparativamente pocos estudios se han dedicado al papel o a la potencia del efecto del placebo en el tratamiento de la náusea. “Encuentro náusea como síntoma determinado que, porque se asocia a los cambios mensurables en la actividad del estómago,” Meissner interesante explica. Esto ofrece un parámetro físico objetivo con el cual el efecto misterioso del placebo pueda ser vigilado.

Los investigadores primero expusieron una cohorte de 100 voluntarios a un estímulo visual sabido para inducir seguro náusea. Más concretamente, les mostraron una sucesión que continuaba de los galones blancos y negros visualizados en una pantalla semicircular 30 cm de distancia. Sus reacciones a este estímulo del vection, que induce la ilusión del uno mismo-movimiento, entonces fueron fijadas.

Los temas fueron pedidos acerca de sus síntomas, sus niveles de actividad gástrica fueron medidos y las muestras de sangre fueron obtenidas, que fueron sujetadas posteriormente al análisis proteomic. En el día siguiente, las personas probaron cómo los diversos subgrupos de su población experimental reaccionaron a un placebo con respecto a un tratamiento efectivo o a ningún tratamiento en absoluto.

En el caso del tratamiento probado, un estimulador de los nervios eléctrico transcutáneo (dispositivo de los DIEZ) fue utilizado para entregar impulsos eléctricos suaves a los puntos determinados de la acupuntura en la piel. En el caso del grupo del placebo, el tratamiento o fue aplicado solamente superficial a la piel o el instrumento no fue encendido en absoluto.

Los resultados eran asombrosos, en cuanto aparecían confirmar algunas de las hipótesis que han avance para explicar el efecto del placebo en la literatura científica, dicen Meissner. Por ejemplo, el análisis proteomic de la sangre de los sujetos de experimento reveló la presencia de proteínas específicas que se han conectado a una inmunorespuesta rápida a la náusea.

“Y en nuestro estudio, el tratamiento del placebo parece reprimir esta inmunorespuesta,” dice Meissner. Además, hay las indicaciones que las proteínas tienen gusto del neurexin y reelin, que se han conectado al comportamiento y a la vinculación comprensivos, se puede relacionar con el efecto del placebo sobre el relevo de la náusea.

Esto sugiere que las hormonas asociadas a la vinculación puedan amplificar el efecto del placebo - y puede apuntar a un origen evolutivo del fenómeno. “En los mamíferos sociales, comportamiento de la preparación fortalece la vinculación,” Meissner señala. Ésta es una forma de la higiene social - un término que se podría también aplicar a un tratamiento del placebo - y podría estimular la baja de ciertas hormonas que soporten el impacto del placebo, ella agrega.

Finalmente, las firmas proteomic encontradas en plasma de sangre podían predecir con la exactitud asombrosamente que de los participantes desarrollaría la reacción más efectiva al placebo, Meissner dice. Otra observación notable fue hecha durante el estudio en relación al efecto del placebo. La náusea es acompañada por un cambio perceptible en la actividad de los músculos de estómago.

Este parámetro volvió a normal en las mujeres que recibieron el tratamiento del placebo, pero no respondió en la cohorte masculina correspondiente. “Las razones de esta diferencia sexo-relacionada todavía no se saben,” dice Meissner.

“Solamente pueden ser conectadas con diferencias entre los sexos en relación a cómo los individuos se adaptan a los estímulos distressing.” Ella y sus co-autores ven el nuevo estudio pues un primer paso prometedor, pues subraya el potencial de análisis proteomic en la investigación clínica.

Source:
Journal reference:

Meissner, K., et al. (2020) Molecular classification of the placebo effect in nausea. PLOS ONE. doi.org/10.1371/journal.pone.0238533.