Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La herencia genética de Neanderthals conectó a COVID-19 severo

Desde primero aparecer a finales de 2019, el virus nuevo, SARS-CoV-2, ha tenido un alcance de impactos en ésos que infecta. Algunas personas hacen seriamente enfermas con COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y requieren la hospitalización, mientras que otras tienen síntomas suaves o son incluso asintomáticas.

Hay varios factores que influencian la susceptibilidad de una persona a tener una reacción severa, tal como su edad y la existencia de otras dolencias. Pero su genética también desempeña un papel, y, durante los meses últimos, la investigación por la iniciativa de la genética del ordenador principal COVID-19 ha mostrado que las variantes genéticas en una región en el cromosoma 3 imponen un riesgo más grande que sus ondas portadoras desarrollarán una forma severa de la enfermedad.

Ahora, un nuevo estudio, publicado en naturaleza, ha revelado que esta región genética es casi idéntica a la de un neanderthal de 50,000 años de Southern Europe. El análisis adicional ha mostrado que, con el entrecruzamiento, las variantes vinieron de visita a los antepasados de seres humanos modernos hace aproximadamente 60.000 años.

Está golpeando que la herencia genética de Neanderthals tiene tales consecuencias trágicas durante el pandémico actual.”

Profesor Svante Pääbo, unidad evolutiva humana de la genómica, instituto de Okinawa de la universidad graduada de la ciencia y de la tecnología (OIST)

¿COVID-19 severo se escribe en nuestros genes?

Los cromosomas son las estructuras minúsculas que se encuentran en el núcleo de células y llevan el material genético de un organismo. Vienen en pares con un cromosoma en cada par heredado de cada padre. Los seres humanos tienen 23 de estos pares. Así, 46 cromosomas llevan la totalidad de nuestra DNA - millónes y millónes de pares bajos. Y aunque la gran mayoría esté lo mismo entre la gente, las mutaciones ocurren, y las variaciones persisten, en el nivel de la DNA.

La investigación por la iniciativa de la genética del ordenador principal COVID-19 observada sobre 3.000 personas incluyendo ambas personas que fueron hospitalizadas con COVID-19 severos y la gente que fueron infectados por el virus pero no hospitalizados. Determinó una región en el cromosoma 3 que influencia si una persona infectada con el virus hará seriamente enferma y necesidades ser hospitalizado.

La región genética determinada es muy larga, atravesando 49,4 mil pares bajos, y las variantes que imponen un riesgo más alto a COVID-19 severo se conectan fuertemente - si una persona tiene una de las variantes entonces que son muy probables tener trece de ellos. Las variantes como éstos se han encontrado previamente para venir de los Neanderthals o de Denisovans así que del profesor Pääbo, en colaboración con profesor Hugo Zeberg, primer autor del papel y de un investigador en el Max Planck Institute para la antropología evolutiva y Karolinska Institutet, decidido para investigar si éste era el caso.

Encontraron que un neanderthal de Southern Europe llevó una región genética casi idéntica mientras que no lo hicieron dos Neanderthals de Siberia meridional y de un Denisovan.

Después, preguntaron si las variantes habían venido de visita de Neanderthals o habían sido heredados por los Neanderthals y la gente actual a través de un antepasado común.

Si las variantes hubieran venido del entrecruzamiento entre los dos grupos de personas, después ésta habría ocurrido tan recientemente como hace 50.000 años. Considerando que, si las variantes hubieran venido del antepasado común pasado, habrían estado alrededor en los seres humanos modernos por cerca de 550.000 años. Pero las mutaciones genéticas al azar, y la recombinación entre los cromosomas, también habrían ocurrido durante este tiempo y porque las variantes entre el neanderthal de Southern Europe y la gente actual son excesivas tan similar un alargamiento tan largo de la DNA, los investigadores mostraron que era mucho más probable que vinieran del entrecruzamiento.

Profesor Pääbo y profesor Zeberg concluyeron que los Neanderthals relacionados con el que está de Southern Europe contribuyeron esta región de la DNA a la gente actual hace alrededor 60.000 años cuando los dos grupos se reunieron.

Las variantes del Neanderthal plantean hasta tres veces el riesgo

Profesor Zeberg explicó que los que llevan estas variantes del Neanderthal tienen hasta tres veces el riesgo de requerir la ventilación mecánica. “Obviamente, factores tales como su edad y otras enfermedades que usted puede tener también afectar a cómo el virus le afecta seriamente. Pero entre factores genéticos, éste es el más fuerte.”

Los investigadores también encontraron que hay diferencias principales en cómo el campo común estas variantes está en diversas partes del mundo. En Asia del Sur cerca del 50% de la población llévelo. Sin embargo, en el Este de Asia están casi ausentes.

Todavía no se sabe porqué la región del Neanderthal del gen se asocia al riesgo creciente de convertirse en seriamente Illinois “que éste es algo que nosotros y otros ahora estamos investigando lo más rápidamente posible,” dijo a profesor Pääbo.

Source:
Journal reference:

Zeberg, H & Pääbo, S. (2020) The major genetic risk factor for severe COVID-19 is inherited from Neanderthals. Nature. doi.org/10.1038/s41586-020-2818-3.