Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los programas sabidos para invertir los efectos negativos de la pobreza se están descuidando extensamente, las demostraciones denuncian

El pandémico del coronavirus (COVID-19) ha causado daño disperso a la salud y al bienestar de niños y de adolescentes ya vulnerables en los E.E.U.U., determinado ésos en hogares de bajos ingresos y niños del color.

Sin embargo, los programas prueba-basados sabidos para invertir los efectos negativos de la pobreza se están descuidando extensamente, según un nuevo parte en asuntos de la salud.

Tales programas incluyen apoyos económicos básicos, otros apoyos de la familia, y la atención sanitaria universal estructurada para cubrir necesidades de la familia. Una combinación de estas intervenciones podría reducir substancialmente la cara de los niños de los riesgos de la pobreza y la adversidad temprana, dice a los autores.

Los niños de América son ya menos sanos que niños en cada otra nación industrializada, y la pobreza es uno de los factores más importantes que afectan su salud y bienestar.”

James M. Perrin, Doctor en Medicina, investigador del estudio, hospital para los niños, profesor de la pediatría, Facultad de Medicina de MassGeneral de Harvard

Perrin era el autor importante del parte, que él preparó con los expertos pediátricos de la salud de varias otras instituciones.

Las estructuras de este parte sobre el trabajo descrito en cuatro estudios anteriores se convirtieron por las National Academy of Sciences, ingeniería, y el remedio (NASEM) para determinar las intervenciones que fortalecen al niño y salud y bienestar adolescentes.

Esos partes, publicados en 2019, cada uno revisaron un aspecto de esta pregunta: pobreza; salud mental, emocional y del comportamiento; adolescencia; y salud y educación jovenes de la familia.

Los gracias a ese y a otro trabajo, expertos ahora están de acuerdo que las experiencias tempranas profundo afectan al revelado de los niños físicos, mental y emocional con consecuencias duraderas. Los investigadores también han establecido que el niño y la salud adolescente en los E.E.U.U. se retrasa bien detrás de ése en casi el resto de las economías avanzadas en términos de la mayoría de indicadores del bienestar.

Los efectos de estos factores pueden durar en la edad adulta, poniendo a niños vulnerables en de siempre el riesgo de desventaja y guardándolos de participar completo en la mano de obra.

Tomados juntos, los cuatro partes de NASEM ofrecen la dirección fuerte, prueba-basada a la desventaja persistente del extremo entre niños perjudicados y la juventud, dice Perrin y a sus colegas. Además, observaban cómo eran las estrategias específicas efectivas.

Un estudio dominante buscó las estrategias que podrían cortar pobreza por la mitad durante un período de diez años, observando que el costo estimado de ignorar pobreza del niño es cerca de $1 trillones por año.

Encontró que ningunas de las 20 ideas del programa y del plan de acción desarrolladas por el comité de NASEM podrían hacer tan solamente, pero que ciertas combinaciones -- por ejemplo ofrecer los créditos fiscales dominantes de la familia, los programas de ayuda alimenticios que se desplegaban, y asegurar a las familias tenían cubierta -- podría.

Una combinación con promesa similar incluyó créditos fiscales, junto con un subsidio familiar y un manutención del menor, un aumento en el salario mínimo, y la eliminación de restricciones en la elegibilidad de los inmigrantes para los programas.

Los partes esfuerzo el papel dominante de padres y de otros cuidadores en los resultados para los niños - y la necesidad de asegurar la salud y el bienestar de padres. Piden la transformación de la atención sanitaria maternal y de niño para team cuidado, dirigiendo impulsores sociales de la salud a través de articulaciones más fuertes de la comunidad, e integrando salud mental y del comportamiento.

Ahora, los investigadores dicen, han una necesidad urgente de los responsables políticos y de los gobiernos locales de ejecutar estas intervenciones.

Los “adolescentes y los niños pueden vencer adversidad,” dice a Perrin. “Solamente necesitamos dirigir las causas duraderas de la salud pobre y darles su mejor oportunidad soportando el revelado de los niños sociales, mental y emocional. La salud y el bienestar de niños y la juventud deben ser nuestro principal prioridad.”

Source:
Journal reference:

Perrin, J. M., et al. (2020) Principles And Policies To Strengthen Child And Adolescent Health And Well-Being. Health Affairs. doi.org/10.1377/hlthaff.2020.00709.