Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Análisis de comorbidities y de la mortalidad existentes COVID-19

A medida que el pandémico COVID-19 continúa extenderse, y la investigación relacionada con los factores de riesgo potencial para la mortalidad COVID-19 continúa, se está poniendo de manifiesto que los individuos con comorbidities subyacentes tienen un mayor riesgo de muerte de COVID-19. La contribución exacta de diversos comorbidities es no entendible, sin embargo. Ahora, un nuevo estudio publicado en el gorrón PLOS UNO diseca este tema y puede ayudar a cuantificar el riesgo planteado por condiciones específicas y a ofrecer ayuda con el pronóstico.

Estudio: Asociación de la enfermedad cardiovascular y de 10 otros comorbidities preexistentes con la mortalidad COVID-19: Una revista y un meta-análisis sistemáticos. Haber de imagen: SvetaZi/Shutterstock
Estudio: Asociación de la enfermedad cardiovascular y de 10 otros comorbidities preexistentes con la mortalidad COVID-19: Una revista y un meta-análisis sistemáticos. Haber de imagen: SvetaZi/Shutterstock

Estudios anteriores rinden resultados contradictorios

Con muchos diversos estudios subiendo, las contradicciones se multiplican. Mientras que algunos dicen la enfermedad crónica aumenta el riesgo de COVID-19 y su severidad, otras discrepa. Las diferencias pueden presentarse debido al pequeño número de estudios, la variedad de métodos usados, y las fuentes de la polarización negativa. No hay duda que las escenas con las tasas de mortalidad más altas son esas regiones con la incidencia más alta de enfermedades crónicas.

El coronavirus 2 (SARS-CoV-2) de la neumonía asiática incorpora e infecta las células huesped humanas usando la enzima angiotensina-que convierte 2 (ACE2), una enzima y un receptor encontrados en muchos tejidos, tales como el corazón, el riñón, y el tipo pneumocytes de II. Algunos investigadores sugieren que el uso de los moldes del receptor del tipo 1 de la angiotensina II (ARBs) pueda aumentar la expresión de ACE2 en las membranas celulares y así hacer al individuo más susceptible a la infección y en un riesgo más alto de desarrollar enfermedad progresiva y severa. Esto incluirían a gente con la hipertensión y la falla cardiaca crónica que se están tratando con ARBs.

La mayoría de los estudios realizados en esta área han revestido hasta ahora solamente ciertos países, algunos de la investigación, y condiciones específicas. La presencia de polarización negativa importante de diversas fuentes evita que sus conclusiones ganen la aceptación completa. Para dirigir esta polarización negativa, el estudio actual adoptó una vista panorámica de las enfermedades crónicas preexistentes más importantes.

Éstos incluyen la hipertensión, la enfermedad cardiovascular, la enfermedad de riñón crónica, la enfermedad del higado crónica, el cáncer, el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma, e HIV/AIDS. Los investigadores estimaban el riesgo de muerte de condiciones de COVID-19-related en individuos con estas enfermedades.

Los investigadores encontraron 25 estudios convenientes para el análisis cuantitativo, incluyendo ~65.500 pacientes. Casi los cuatro-quintos de los estudios eran de China. La edad paciente mediana era 61 años, y los 57% de los pacientes eran masculinos. El estudio también tenía una muesca mediana de 7, indicando una norma de calidad razonable.

Enfermedad cardiovascular y mortalidad en COVID-19

Por la mitad los estudios que denunciaron este riesgo, habían una asociación negativa o positiva importante, con el riesgo estimado de mortalidad dondequiera a partir de la ~30% ~9 veces a más arriba que era preveída menos en una población no infectada. La reunión de los estudios mostró duplicar total del riesgo de muerte.

Las otras enfermedades y mortalidad crónicas COVID-19

Los investigadores mostraron que el riesgo de muerte era el ~80% más arriba en pacientes con la hipertensión, 1,5 veces más arriba en los diabéticos y los enfermos de cáncer, duplicados en ésos con la insuficiencia cardiaca congestiva, y triples en pacientes con enfermedad de riñón crónica. Otras condiciones no fueron conectadas a un riesgo más alto de la muerte en COVID-19.

Fuentes de la polarización negativa

Los investigadores sospechan la presencia de polarización negativa de la publicación para cierta condiciones, enfermedad, cáncer, e hipertensión notablemente cerebrovasculares, con éstos recibiendo más atención comparada a otras. Sin embargo, incluso después el ajuste para esto, la hipertensión sigue siendo un factor de riesgo para la mortalidad, pero no cáncer.

Las conclusión de diversos estudios divergieron importante si estas condiciones estaban o no fueron conectadas a un de alto riesgo de la mortalidad. Sin embargo, examinando solamente esas condiciones que fueron implicadas en más de 10 estudios, encontraron que ni la edad ni el sexo del varón fue asociada a un riesgo más alto.

El riesgo que cualquier único estudio pudo tener una influencia indebida en el presupuesto del riesgo también fue eliminado quitándolos uno por uno del meta-análisis, que no pudo mostrar ningún cambio importante en el riesgo reunido.

Los investigadores, por lo tanto, concluyeron que la presencia de enfermedad cardiovascular preexistente, de hipertensión, de diabetes, de insuficiencia cardiaca congestiva, de enfermedad de riñón crónica, y de cáncer en pacientes con COVID-19 se hospitalizan que consulta un riesgo más alto de la muerte de la infección. Esto está de acuerdo con estudios anteriores que muestran que los individuos con enfermedad cardiovascular, enfermedad de riñón crónica, y el cáncer tienen un riesgo más alto de la mortalidad con COVID-19.

Sin embargo, el riesgo con enfermedad cerebrovascular no fue aumentado importante, a diferencia de la conclusión de un estudio anterior. Esto puede estar debido al más de gran tamaño de la muestra en este estudio, así como la oportunidad utilizar los datos de estudios recientes.

¿Por qué este efecto?

Los investigadores piensan que estas enfermedades crónicas se pueden relacionar con un riesgo más alto de la mortalidad porque el funcionamiento de la carrocería es ya debajo tensión de la enfermedad preexistente. El sistema endocrino de la carrocería está en desorden y el sistema nervioso comprensivo del sistema e inmune. Puesto que éstos son responsables de homeostasis, de la tensión crónica en ellos las causas un lento y del progresista que agota de capacidad reguladora.

El resultado eventual del metabolismo dysregulated es la acumulación de cytokines favorable-inflamatorios, que acciona una inmunorespuesta anormal. Esto es muy frecuente ser responsable de las complicaciones severas que se llaman COVID-19 severo o crítico, según lo observado antes con la gripe, el SARS, y el MERS.

El estudio concluye que los pacientes con COVID-19 con seis condiciones crónicas preexistentes específicas están en un mayor riesgo de muerte de esta enfermedad comparada a las que no lo hagan. Esto puede indicar el papel de abrigar tales individuos y tratamiento apuntado temprano en el curso de la infección, o la administración preferencial de una vacuna, para este grupo de alto riesgo.

Implicaciones para la investigación y la práctica clínica

a la mayoría de los pacientes (RAAS) con el corazón utilizan a los moldes del sistema de la Renina-angiotensina-aldosterona o enfermedad vascular, hipertensión, diabetes, enfermedad de riñón crónica, y falla cardiaca congestiva. Éstos no se han encontrado para aumentar a la proporción de pacientes COVID-19 que mueren de la enfermedad, aunque los experimentos han mostrado que pueden aumentar los niveles de la molécula ACE2 del receptor del ordenador principal. Así, estas drogas siguen siendo una opción óptima para tratar la tensión arterial alta y otras condiciones cardiovasculares, incluso con COVID-19.

El estudio actual, por lo tanto, muestra la necesidad de dar prioridad a vacunaciones cuando una vacuna está disponible, para reducir la tasa de mortalidad. Esto se ha llamado vacunación apuntada y es una estrategia soportada por la historia, especialmente referente a la gripe. Similar a esta última enfermedad, SARS-CoV-2 puede convertirse un virus estacional que requiere vacunaciones anuales, predice a algunos investigadores.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2020, October 11). Análisis de comorbidities y de la mortalidad existentes COVID-19. News-Medical. Retrieved on March 07, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20201011/Analysis-of-existing-comorbidities-and-COVID-19-mortality.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Análisis de comorbidities y de la mortalidad existentes COVID-19". News-Medical. 07 March 2021. <https://www.news-medical.net/news/20201011/Analysis-of-existing-comorbidities-and-COVID-19-mortality.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Análisis de comorbidities y de la mortalidad existentes COVID-19". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201011/Analysis-of-existing-comorbidities-and-COVID-19-mortality.aspx. (accessed March 07, 2021).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2020. Análisis de comorbidities y de la mortalidad existentes COVID-19. News-Medical, viewed 07 March 2021, https://www.news-medical.net/news/20201011/Analysis-of-existing-comorbidities-and-COVID-19-mortality.aspx.