Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La actividad física por la mañana podía tener un efecto beneficioso contra cáncer

Una causa potencial del cáncer es desorganización circadiana, la desalineación de las señales de entrada ambientales (luz, toma de comida, etc.) y nuestros ritmos circadianos endógenos. Se establece que la actividad física regular en curso de la vida puede reducir riesgo de cáncer. Este efecto protector podría ser el más beneficioso cuando la actividad física se hace por la mañana - éste es el resultado principal de un estudio reciente coordinado por el instituto para la salud global (ISGlobal), un centro de Barcelona soportado por “el asiento de Caixa del la”, así como el departamento de la epidemiología en la universidad médica de Viena.

La mayoría de los estudios en el riesgo circadiano de la desorganización y de cáncer centrado en trabajo en turnos de la noche. Los estudios recientes sugieren que la exposición a la luz en la noche y la última toma de comida pueda desempeñar un papel en la etiología del cáncer. Sin embargo, hasta la fecha sigue siendo desconocida si la sincronización de la actividad física podría influenciar riesgo de cáncer con la desorganización circadiana.

Para dirigir esta pregunta, los investigadores examinaron el efecto de la sincronización de la actividad física recreativa sobre riesgo de cáncer del pecho y de próstata en un estudio de mando de caso sobre la base de la población. Presumieron que el efecto beneficioso de la actividad física lo más de largo posible hecha de reducir riesgo de cáncer podría ser más fuerte cuando estaba hecho por la mañana. Basaron su hipótesis en los resultados de un estudio experimental que mostró que la actividad física por la tarde y por la tarde puede demorar la producción del melatonin, una hormona producida principal durante la noche y con las propiedades oncostatic bien conocidas.

El análisis incluyó a 2.795 participantes del estudio del multicase-mando (MCC-España) en España. Los investigadores encontraron que el efecto beneficioso de la actividad física (hecha lo más de largo posible en curso de la vida) para reducir riesgo de cáncer del pecho y de próstata era más fuerte cuando la actividad fue hecha regularmente por la mañana (8-10). En hombres, el efecto era semejantemente fuerte también para igualar la actividad (7-11 P.M.).

Los resultados eran sin cambios al considerar la sincronización más vigorosa de la actividad física. Los efectos difirieron a través de los chronotypes, la preferencia por dormir y ser activos en cierta hora. La actividad de la madrugada (8-10) parecía especialmente protectora para los últimos chronotypes, la gente que prefiere generalmente ser activa hacia la tarde.

En su papel, que fue publicado en el gorrón internacional del cáncer, los epidemiólogos discuten cómo la actividad física puede influenciar ritmos circadianos humanos y sugerir los mecanismos biológicos posibles (e.g cambio de la producción del melatonin y de la hormona de sexo, metabolismo nutritivo etc.).

Total las conclusión de este estudio indican que la época del día de actividad física es un aspecto importante que puede reforzar el efecto protector de la actividad física sobre riesgo de cáncer. Estos resultados, si están confirmados, pueden perfeccionar las recomendaciones actuales de la actividad física para la prevención de cáncer. El claro es que todo el mundo puede reducir su riesgo de cáncer simple siendo por lo menos 150 minutos moderado físicamente activos cada semana.”

Manolis Kogevinas, director científico de la distinción de Severo Ochoa en ISGlobal y coordinador del estudio

Source:
Journal reference:

Weitzer, J., et al. (2020) Effect of time of day of recreational and household physical activity on prostate and breast cancer risk (MCC‐Spain study). International Journal of Cancer. doi.org/10.1002/ijc.33310.