Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Trastornos del sueño comunes durante el pandémico COVID-19

Un estudio reciente publicado en el medRxiv* del servidor de la prueba preliminar revela en octubre de 2020 la incidencia importante de las anormalidades del sueño entre la población en las áreas afectadas por COVID-19. Esto es probable causar un peaje pesado en salud mental y física si está sostenida a largo plazo.

El pandémico COVID-19 ha causado millones de infecciones y de cientos de miles de muertes por todo el mundo en el plazo de diez meses de su inicio. Las autoridades sanitarias públicas se han centrado en reducir el grado de extensión del virus vía intervenciones no-farmacéuticas (NPIs) tales como lockdowns y la distancia social.

Otra consecuencia importante de este período pandémico es el stress emocional y mental causado por continuar y los niveles de la ansiedad, del pánico, de la depresión, y del insomnio, según lo en otras situaciones caracterizadas por la cuarentena. Los miedos sobre el futuro, la dificultad económica, la fatiga del lockdown, la incertidumbre sobre la situación real referente a la enfermedad y las dimensiones tomadas para controlar su extensión, la estigmatización de los pacientes COVID-19, así como la caída escarpada en acciones recíprocas sociales y la baja del apoyo social, pueden reaccionar con la forma de vida alterada a los trastornos del sueño del gatillo.

Estudio: Epidemiología de trastornos del sueño durante el pandémico COVID-19: Una revista sistemática del scoping. Haber de imagen: PrinceOfLove/Shutterstock
Estudio: Epidemiología de trastornos del sueño durante el pandémico COVID-19: Una revista sistemática del scoping. Haber de imagen: PrinceOfLove/Shutterstock

La importancia del sueño

El sueño se establece para ser crucial a mantener salud física y mental en un nivel de calidad razonable. Las desorganizaciones del ciclo normal del sueño pueden hacer la cantidad total de sueño reducir, con vigilancia continua. Esto, a su vez, puede precipitar episodios insomnes, inestabilidad del humor en el d3ia, sueños malos, y cansancio.

Algunos gatillos comunes para los hábitos malísimos del sueño incluyen el abuso de la tecnología, de la tensión severa, de la ansiedad, del trauma, de la pobreza, de la vida de ciudad, y del uso creciente de ambientes sociales. Los hábitos del sueño de los pobres son, por lo tanto, no sólo muy común, siendo encontrado en el hasta 25% de la población, pero también se conectan a un alcance de las condiciones de salud pobres tales como obesidad, diabetes, hipertensión, recorrido, cáncer, sepsia, y síndrome metabólico.

Factores de riesgo para los trastornos del sueño durante el pandémico

El estudio actual evalúa la presencia y las causas del trastorno del sueño y las intervenciones actuales previstas para corregirla. Los investigadores encontraron 78 estudios, fijaron sobre todo en los E.E.U.U. o la China. La incidencia del trastorno del sueño varió de estudio al estudio, de tan bajo como el ~2% al ~77%. En muchos estudios, una gente más joven denunció perturbaciones pandémico-relacionadas del sueño, pero había una falta de datos del contexto que obstaculizaron la exploración de tales asociaciones.

La educación en más arriba y los niveles inferiores fueron encontrados para tener un impacto importante en sueño. El anterior puede estar debido a academic y el profesional esfuerzo operar en el anterior, mientras que estes último pueden ser debido a la falta de estabilidad financiera. Otras variables incluyeron solo vivo o en el aislamiento y tener la familia pobre o apoyo social.

Los factores más específicos para el trastorno del sueño se asociaron al miedo incluido pandémico de la infección, de la ansiedad sobre la enfermedad sí mismo, de la falta de confianza en las contramedidas, y ser inseguros de la eficacia de las dimensiones del preservativo y del tratamiento en esta condición.

Mala salud y trastornos del sueño mentales

Gente que también tenía otro físico o las enfermedades mentales estaban en un riesgo más alto de dormir mal durante este período, como se esperaba dada el “lazo bidireccional entre la ansiedad, la depresión y el insomnio” denunciados ya en otros estudios.

Esto era especialmente verdad de trabajadores de la atención sanitaria, y aún más entre ésos que trabajaban en la línea de frente del pandémico. Los factores de riesgo para el trastorno del sueño en este grupo incluyeron una alta carga de trabajo, trabajando en movimientos, y el miedo de la infección con SARS-CoV-2, que se conectan a la quemadura debido a la alta tensión psicológica y social. Tales trastornos del sueño pueden incluso obstaculizar su funcionamiento profesional y social, como se ve en los brotes anteriores del SARS y de MERS, y por lo tanto el reconocimiento y la intervención tempranos de la autorización.

Otros factores de riesgo

Una vez más una falta reforzada de actividad física, el miedo de la renta perdidosa, y la indolencia por falta del empleo pagado, eran los factores que tendieron a causar una incidencia más alta de trastornos del sueño. Las hembras estaban en un riesgo más alto, como constante con estudios anteriores que mostraban su susceptibilidad más alta a la ansiedad y a la depresión.

Bajo de la intervención

Los investigadores encontraron solamente dos intervenciones dirigidas en esta área específica, uno de los cuales era la mente-carrocería Baduanjin llamado ejercicio del chino tradicional, y la otra reacción muscular progresiva. Cualquiera parecía ser preferible a no hacer nada en términos de sueño perfeccionado después de la intervención, según lo fijado por la muesca del sueño.

Comparado con revistas anteriores, la incidencia del insomnio y los síntomas relacionados eran más altos durante el período pandémico, como se ha denunciado anterior para ocurrir después de las acciones como recorrido y los daños crónicos, que engendran la tensión.

Mientras que conocen a una más vieja gente para tener más problemas con insomnio, el estudio actual mostró que una gente también experimentan tales trastornos del sueño, quizás más jovenes debido a la presión de una tensión más alta y de la incertidumbre académicas y relativas al trabajo durante este período. Hicieron frente a muchos estudiantes con la dificultad del acceso a las clases en línea, pobreza en el hogar, e incluso privación alimenticia, después del lockdown de la pandémico-reacción.              

Implicaciones y direcciones futuras

A pesar de las limitaciones de la revista, principal en su falla de ofrecer un grupo de mando pre-pandémico y el uso de los estudios limitados sobre todo a dos países, demostró asociaciones entre los factores de riesgo físicos y mentales numerosos y el acontecimiento del trastorno del sueño. Es posible que la gente en fijaciones más pobres puede tener una incidencia incluso más alta del trastorno del sueño y de la anormalidad mental, dice a los investigadores.

Los investigadores dicen que estas conclusión pueden servir como la base de los estudios futuros en trastornos del sueño, centrándose en áreas separadas, y usando métodos apropiados. Los estudios longitudinales serían ideales entender cómo éstos cambian en un cierto plazo.

Por otra parte, las escalas estandardizadas se deben desarrollar para llegar una información uniforme de estas condiciones y sus factores de riesgo o correlativos. Esto a su vez, requerir el análisis de factores numerosos determinar el más relevante y valioso entre ellos.

Una mejor comprensión de la salud mental y de los trastornos del sueño podía ayudar a planes de acción de la forma en esta área, ayudando a intervenir en el tiempo óptimo y a evitar tales resultados en los pandémicos futuros.

El estudio también indica el alcance pobre de los tratamientos farmacológicos y sicosociales para este desorden. Es notable que a pesar de la alta incidencia de las anormalidades del sueño, sólo dos intervenciones fueron determinadas, ambos entre los pacientes hospitalizados COVID-19.

Es necesario que más estudios conducto para explorar la eficacia de terapias disponibles tales como terapia del comportamiento cognoscitiva para el insomnio (CBT-I), los cambios dietéticos, y la incorporación del ejercicio en la rutina diaria. Es también esencial determinar más intervenciones dirigidas en los factores de riesgo sociales y mentales específicos asociados a trastornos del sueño.

Los autores concluyen, “las conclusión de esta revista acentúan la necesidad de la detección temprana y del tratamiento efectivo todos los síntomas del insomnio, incluyendo los suaves antes de que se desarrollen a más complejo y evocan aguantar reacciones psicológicas.”

Algunas dimensiones sugeridas incluyen la investigación de todos los pacientes en los centros del paciente no hospitalizado para el insomnio y la remisión para la posterior investigación y el tratamiento si están encontradas necesario. Los trabajadores de la atención sanitaria deben ser apuntados específicamente pues tienen una incidencia más alta.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2020, October 13). Trastornos del sueño comunes durante el pandémico COVID-19. News-Medical. Retrieved on November 26, 2020 from https://www.news-medical.net/news/20201013/Sleep-disorders-common-during-COVID-19-pandemic.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Trastornos del sueño comunes durante el pandémico COVID-19". News-Medical. 26 November 2020. <https://www.news-medical.net/news/20201013/Sleep-disorders-common-during-COVID-19-pandemic.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Trastornos del sueño comunes durante el pandémico COVID-19". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201013/Sleep-disorders-common-during-COVID-19-pandemic.aspx. (accessed November 26, 2020).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2020. Trastornos del sueño comunes durante el pandémico COVID-19. News-Medical, viewed 26 November 2020, https://www.news-medical.net/news/20201013/Sleep-disorders-common-during-COVID-19-pandemic.aspx.