Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los niños y las adolescencias pueden extender SARS-CoV-2 en sus hogares

Impulsan al stay at home y se aíslan a las poblaciones de alto riesgo en medio del pandémico de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) puesto que son más probables experimentar enfermedad o aún muerte severa. Éstos incluyen los ancianos, los que han debilitado sistemas inmunes, y a ésos con dolencias subyacentes.

Juzgan a los niños y a los adolescentes en poco arriesgado de la infección COVID-19. No obstante, la nueva investigación ofrece un discernimiento en el papel de una gente más joven en la extensión del coronavirus 2 (SARS-CoV-2), el virus de la neumonía asiática que causa COVID-19.

Las personas de investigadores del departamento de Georgia de la salud pública y de los centros para el control y prevención de enfermedades de los E.E.U.U. (CDC) apuntaron determinar los regímenes de ataque secundarios (SAR) entre contactos del hogar de los niños y de los adolescentes que contrataron SARS-CoV-2 durante un brote en un campamento de noche en junio.

Micrográfo de electrón de la exploración de Colorized de una célula apoptotic (verde) infectada pesado con las partículas del virus SARS-CoV-2 (púrpuras), aisladas de una muestra paciente. Imagen en el centro de investigación integrado de NIAID en el fuerte Detrick, Maryland. Haber: NIAID
Micrográfo de electrón de la exploración de Colorized de una célula apoptotic (verde) infectada pesado con las partículas del virus SARS-CoV-2 (púrpuras), aisladas de una muestra paciente. Imagen en el centro de investigación integrado de NIAID (IRF) en el fuerte Detrick, Maryland. Haber: NIAID

El estudio

Para llegar las conclusión del estudio, la CDC trabajó junto a departamentos de la salud del local y del estado para contacto a todos los asistentes del campamento y sus padres o guardas para una entrevista por teléfono. Los investigadores utilizaron un cuestionario estructurado y cerco los datos vitales de los asistentes del campamento, incluyendo su historia de la prueba y un filete de los contactos del hogar.

Los asistentes del campamento estaban entre 7 y 19 años. Las personas quisieron determinar los contactos del hogar de los que asistieron al campamento y con tal que las pruebas uno mismo-denunciadas de la infección SARS-CoV-2 por la prueba molecular o del antígeno.

Además, los investigadores entrevista cada contacto del hogar para conseguir las fechas de la exposición al asistente del campamento durante el período en que eran infecciosos. Aparte de éstos, las personas también obtuvieron historia de la prueba SARS-CoV-2, manifestaciones clínicas de COVID-19, y exposiciones potenciales de la comunidad.

Qué el estudio encontró

El estudio, que fue publicado pero par-no se ha revisado en el servidor de fuente abierta del medRxiv*, ha encontrado 224 casos primarios en 194 hogares con 526 contactos del hogar. Total, había 163 hogares con un caso primario y 456 contactos del hogar, 30 hogares con dos casos primarios y 68 contactos del hogar, y un hogar con tres casos coprimarios y dos contactos del hogar.

La edad media de los 224 casos primarios era 14 años, en donde el 51 por ciento era hembras, y el 88 por ciento era blanco nonHispanic. Además, de los casos COVID-19, el 82 por ciento presentó con síntomas, tales como síntomas respiratorios superiores, baja del olor y gusto, síntomas gastrointestinales, y baja síntomas respiratorios. También, no se hospitalizó ningunas de las cajas primarias.

Mientras tanto, de los 526 contactos del hogar, la edad media era 46 años. De éstos, el 67 por ciento era padres de los casos, el 31 por ciento era hermanos, el 2 por ciento era piezas de familia extensa, y el 1 por ciento no era miembros de la familia.

Entre los 434 contactos entrevista del hogar, el 90 por ciento era blanco de los no-Hispanos, y el 14 por ciento tenía por lo menos una condición de salud subyacente. Los investigadores también determinaron 48 contactos del hogar como casos secundarios, en donde el 92 por ciento tenía síntomas.

De acuerdo con las conclusión del estudio, los investigadores encontraron que los niños y los adolescentes transmitieron SARS-CoV-2 a los contactos jovenes y adultos del hogar, constante con la dinámica de la transmisión de otras enfermedades respiratorias virales.

Los investigadores también observaron que los casos COVID-19 en niños han llevado al 10 por ciento de los casos secundarios adultos que necesitaron la hospitalización. Los niños y las adolescencias no pueden ser afectados tan pesado como adultos en medio del pandémico del coronavirus, sino que desempeñan un papel en su transmisión.

“Nuestras conclusión muestran que los niños y los adolescentes pueden transmitir SARS-CoV-2 a los contactos adultos y a otros niños en una fijación del hogar,” a los investigadores escribieron en el papel.

Orificio de clases

Durante el período del estudio, entre julio y agosto, las clases han abierto de nuevo ya en muchas partes del mundo a pesar de ser plagado con el pandémico del coronavirus. Los niños y los adolescentes, que componen la mayor parte de a los estudiantes en escuelas, son los superspreaders potenciales que pueden traer el virus a sus hogares.

No obstante, a pesar de la reapertura de clases, los expertos de la salud reiteran la importancia de la higiene personal, de handwashing apropiado, de la distancia social, y del encubrimiento universal en la batalla contra el coronavirus.

Hasta ahora, los Estados Unidos tienen el número más importante de los casos COVID-19, rematando más de 7,85 millones, seguido por 7,17 millones de casos en la India. Más de 215.000 han muerto ya en los Estados Unidos y 3,12 millones de recuperaciones estimadas.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Source:
Journal reference:
Angela Betsaida B. Laguipo

Written by

Angela Betsaida B. Laguipo

Angela is a nurse by profession and a writer by heart. She graduated with honors (Cum Laude) for her Bachelor of Nursing degree at the University of Baguio, Philippines. She is currently completing her Master's Degree where she specialized in Maternal and Child Nursing and worked as a clinical instructor and educator in the School of Nursing at the University of Baguio.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Laguipo, Angela. (2020, October 13). Los niños y las adolescencias pueden extender SARS-CoV-2 en sus hogares. News-Medical. Retrieved on November 25, 2020 from https://www.news-medical.net/news/20201013/Children-and-teens-can-spread-SARS-CoV-2-in-their-households.aspx.

  • MLA

    Laguipo, Angela. "Los niños y las adolescencias pueden extender SARS-CoV-2 en sus hogares". News-Medical. 25 November 2020. <https://www.news-medical.net/news/20201013/Children-and-teens-can-spread-SARS-CoV-2-in-their-households.aspx>.

  • Chicago

    Laguipo, Angela. "Los niños y las adolescencias pueden extender SARS-CoV-2 en sus hogares". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201013/Children-and-teens-can-spread-SARS-CoV-2-in-their-households.aspx. (accessed November 25, 2020).

  • Harvard

    Laguipo, Angela. 2020. Los niños y las adolescencias pueden extender SARS-CoV-2 en sus hogares. News-Medical, viewed 25 November 2020, https://www.news-medical.net/news/20201013/Children-and-teens-can-spread-SARS-CoV-2-in-their-households.aspx.