Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El investigador del UH recibe $1,6 millones para invertir incontinencia urinaria

Una universidad del investigador de Houston está trabajando para invertir la disfunción pélvica del suelo que puede dar lugar a la incontinencia urinaria, una condición que afecta a 30-60% de la población femenina y a 5-15% de varones. Esfuerzo la incontinencia urinaria (SUI), el tipo más común de incontinencia urinaria en mujeres, se relaciona con la baja involuntaria de la orina que suceso durante el movimiento o las actividades como el estornudo, toser o el ejercicio. La condición se asocia a embarazo y al envejecimiento y afecta al suelo pélvico, un grupo de músculos que estiran del hueso púbico al hueso de cola que contribuye a la continencia.

La amplitud reducida o la configuración desorganizada de la actividad en músculos individuales afecta crítico su capacidad de mantener la uretra cerrada, dando por resultado fuga de la orina. Presumimos que el estímulo selectivo y coordinado de los nervios pélvicos individuales del músculo (PFM) del suelo restablecerá sus configuraciones normales de la fuerza y de la actividad, invirtiendo efectivo los síntomas de UI.”

Mario Ignacio Romero-Ortega, Cullen dotó al profesor de la ingeniería biomédica

Romero-Ortega ha recibido $1,6 millones del instituto nacional de la diabetes y de las enfermedades digestivas y de riñón para probar su teoría.

Los electrodos inalámbricos miniaturizados estado plus ultra innovador de las aplicaciones del trabajo para reunir los pequeños nervios eferentes de PFM y para modular directamente su actividad individual.

“Postulamos que el estímulo eléctrico inalámbrico de los nervios específicos de PFM se puede utilizar para restablecer sus configuraciones fisiológicas normales de la actividad para aliviar anular la disfunción en UI,” dijimos a Romero-Ortega.

Los resultados preliminares son positivos.

El neuromodulation pélvico selectivo del suelo (SPFN) del nervio pélvico del suelo que controlaba el músculo del pubococcygeus redujo memoria del diafragma y eficiencia el anular. En contraste afilado, el estímulo del nervio que controlaba el músculo del bulbospongiosus produjo el resultado opuesto, importante aumentando la presión máxima del diafragma y aumentando anulando eficiencia.

“Estos resultados ofrecen una demostración que obliga para el mando de la función del diafragma por el estímulo eléctrico de los nervios de motor individuales de PFMs, abriendo la posibilidad de SPFN como nueva terapia para los desordenes pélvicos del suelo,” dijo a Romero-Ortega.