Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores apuntan determinar mecanismos de la tolerancia de enfermedad en pacientes de la sepsia

La sepsia se estima para causar a 11 millones de muertes cada año en el mundo. Su tratamiento se basa en el uso de antibióticos y de dimensiones de apoyo del órgano, pero muchas veces que falla debido a las tentativas fracasadas en la modulación de la inmunorespuesta.

La sepsia es una complicación que ocurre de una infección generalizada y es caracterizada por una inmunorespuesta dysregulated que exija un de alto riesgo de la muerte. La supervivencia de una infección severa requiere la activación de mecanismos ambas de la resistencia.

Esto reduce el número de agentes infecciosos, y de tolerancia de enfermedad, que controlan el daño causado por la inmunorespuesta y los agentes infecciosos que lo accionaron. Alrededor un cuarto de mecanismos de la tolerancia muere incluso si el agente infeccioso se suprime totalmente.

Las personas de los investigadores llevados por Luís Ferreira Moita, investigador principal en Instituto Gulbenkian de Ciência (IGC), propuesto para determinar los mecanismos de la tolerancia de enfermedad que se centran en el papel de mitocondrias en tales procesos.

La mayoría de los organismos tienen mecanismos de defensa contra las perturbaciones del homeostasis (los mecanismos fisiológicos que permiten que los organismos respondan a los cambios internos y ambientales constantes), que son esenciales para el lanzamiento de la inmunorespuesta. Uno de los gatillos principales se relaciona con la activación de las eñales de peligro tan pronto como las estructuras internas del fall del comienzo de la célula.

Estas estructuras son necesarias al funcionamiento normal de células e incluyen, entre otros, las mitocondrias, sabidas para su papel esencial en metabolismo de la célula, a saber relacionado con la producción energética, y ésa ahora tenga papeles que extiendan mucho más alla de ése.

La investigación desarrollada en el IGC seleccionó un grupo de drogas médicas sabidas para que sus capacidades interfieran con funciones de la célula básica.

Entre ellas, fue observado que el doxycycline, un antibiótico que pertenece a la familia de las tetraciclinas, consulta un aumento en supervivencia de los ratones sobre sepsia, independientemente de sus efectos en el mando de la carga bacteriana. Los estudios anteriores se realizaron por otros revelaron que el doxycycline ciega el funcionamiento de una parte de células - el ribosoma mitocondrial, que es responsable de la producción de la proteína en estas estructuras celulares.

Descubrimos que es esta inhibición de la producción de la proteína en las mitocondrias del organismo infectado que explica el aumento observado en la supervivencia de ratones con sepsia, y es independiente de las propiedades antibacterianas de este antibiótico.”

Luís Ferreira Moita, investigador principal, Instituto Gulbenkian de Ciência

Por varias décadas, se ha sabido que algunas familias de antibióticos ofrecen las ventajas que van más allá de sus propiedades antibacterianas importantes, pero siguen siendo hasta ahora inexplicadas.

“Los resultados obtuvimos punto culminante que, en el caso de doxycycline, estas ventajas alcanzan los pulmones, donde hay una disminución del daño de célula y de la activación de los mecanismos de la reparación del tejido.

Además, en el hígado, la reacción de la tensión se activa así como los cambios metabólicos que ascienden estados Henrique Colaço de la reparación del tejido los”, también autor del estudio.

Source:
Journal reference:

Colaco, H. G., et al. (2020) Tetracycline Antibiotics Induce Host-Dependent Disease Tolerance to Infection. Immunity. doi.org/10.1016/j.immuni.2020.09.011.