Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los “genes de salto” pueden alterar con frecuencia la función de los nervios

Un nuevo estudio de los neurólogos en la universidad de Oxford muestra que los elementos genéticos movibles que eran activos en los genomas de nuestros antepasados se podrían conectar de cerca a las funciones importantes en nuestro cerebro y pudieron ayudar a diversificar nuestro comportamiento, cognición y emociones.

El genoma humano contiene las instrucciones de construir y de mantener todas las células en nuestra carrocería. Heredamos este “manual de la célula” de nuestros padres y lo pasamos conectado a nuestros niños. Los desvíos en este manual pueden cambiar propiedades de la célula y enfermedades del gatillo, incluyendo cáncer. Más que mitad de nuestro genoma se compone del ` desperdicios de los potencialmente movibles', una parte grande cuyo se comprende DNA de los pedazos llamados los transposons, o los “genes de salto”, que se creen para haberse desarrollado de virus antiguos.

Transposons se puede ver como “paginaciones flojas” dentro de nuestro manual de la célula porque pueden cambiar su posición, y su distribución difiere dentro del genoma de cada persona. Transposons insertó en genes puede romper su función y empeorar procesos importantes de la célula. Sin embargo, se ha propuesto más recientemente que los transposons pudieron también desempeñar papeles más beneficiosos en nuestra carrocería, por ejemplo en la comunicación entre diversas células en nuestros cerebros.

Los investigadores en el centro para los circuitos de los nervios y el comportamiento en Oxford ahora han utilizado la secuencia unicelular avanzada en los cerebros de las moscas del vinagre, un organismo modelo establecido en neurología, para investigar actividad del transposon en el cerebro en un nivel de detalle sin precedente. Este nuevo análisis reveló que los transposons no eran uniformemente activos en el cerebro entero de moscas, pero las configuraciones altamente distintas bastante mostradas de la expresión. Por otra parte, estas configuraciones fueron conectadas apretado a los genes situaron cerca de transposons. Esto indica que los transposons pudieron desempeñar un papel altruista importante en nuestra carrocería.

Para investigar más lejos, el Dr. Cristóbal Treiber del autor importante creó las nuevas herramientas de software para un análisis profundizado de la expresión del transposon. Así como profesor Scott Waddell, Treiber encontró que los segmentos de transposons eran con frecuencia partes del mensajero RNAs de genes de los nervios, que sugiere que éstos los “genes de salto” puedan con frecuencia alterar la función de los nervios. Transposons cambió los genes que han conocido papeles en una amplia gama de propiedades y de funciones de neuronas, incluyendo el ciclo de la sueño-estela y la formación de memorias. Crucial, los transposons individuales crearon muchas versiones adicionales de estos genes que difirieron entre los animales.

Sabemos que los genomas animales son egoístas y no prevalecen los cambios que no son beneficiosos a menudo. Puesto que son parte los transposons de centenares de genes en cada mosca se esfuerzan que observábamos, nosotros piensan que estos eslabones físicos representan probablemente una ventaja para la mosca. Ahora queremos entender el impacto de estos nuevos alelos en el comportamiento de animales individuales. Transposons pudo ensanchar el alcance de la función neuronal en una población de la mosca, que a su vez podría permitir a algunos individuos reaccionar más creativo en situaciones desafiadoras. También, nuestros análisis preliminares muestran que los transposons pudieron desempeñar un papel similar en nuestro cerebro. Puesto que cada persona tiene “huella dactilar” de un transposon único, nuestras conclusión podrían ser relevantes a la necesidad de personalizar los tratamientos farmacológicos para los pacientes con condiciones neurológicas.”

El Dr. Cristóbal Treiber, autor importante, universidad de Oxford

Source:
Journal reference:

Treiber, C.D & Waddell, S (2020) Transposon expression in the Drosophila brain is driven by neighboring genes and diversifies the neural transcriptome. Genome Research. doi.org/10.1101/gr.259200.119.