Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos presentan un análisis razonado nuevo para el diseño de la droga COVID-19

Los científicos americanos y polacos, denunciando el 16 de octubre en los avances de la ciencia del gorrón, presentaron un análisis razonado nuevo para el diseño de la droga COVID-19 - cegando un molecular “scissor” que el virus utilice para la producción del virus e incapacitar las proteínas humanas cruciales a la inmunorespuesta.

Los investigadores son del centro de la ciencia de la salud de la Universidad de Texas en San Antonio (salud San Antonio de UT) y la universidad de ciencia y tecnología de Wroclaw. La información espigada por las personas americanas ayudó a químicos polacos a desarrollar dos moléculas que inhiben el buril, una enzima llamada SARS-CoV-2-PLpro.

SARS-CoV-2-PLpro asciende la infección detectando y tramitando las proteínas virales y humanas, dijo autor a Shaun mayor K. Olsen, doctorado, profesor adjunto de la bioquímica y biología estructural en el Joe R. y la Facultad de Medicina larga de Teresa Lozano en la salud San Antonio de UT.

Esta enzima ejecuta un doble-whammy, estimula la baja de las proteínas que son esenciales para que el virus repliegue, y también inhibe las moléculas llamadas los cytokines y los chemokines que hacen señales el sistema inmune para atacar la infección.”

Shaun K. Olsen, doctorado, estudia al autor mayor y el profesor adjunto, la bioquímica y la biología estructural, centro de la ciencia de la salud de la Universidad de Texas en San Antonio

SARS-CoV-2-PLpro corta ubiquitin de las proteínas e ISG15 humanos, que ayudan a mantener integridad de la proteína. “La enzima actúa como un molecular scissor,” el Dr. Olsen dijo. “Hiende ubiquitin e ISG15 lejos de otras proteínas, que invierte sus efectos normales.”

Las personas del Dr. Olsen, que se trasladaron recientemente a la Facultad de Medicina larga en la salud San Antonio de UT desde la universidad de Carolina del Sur médica, resolvieron las estructuras tridimensionales de SARS-CoV-2-PLpro y de las dos moléculas del inhibidor, que se llaman VIR250 y VIR251. La cristalografía de la radiografía fue realizada en el laboratorio nacional de Argonne cerca de Chicago.

“Nuestro colaborador, el Dr. Marcin Drag, y sus personas desarrollaron los inhibidores, que son muy eficientes en cegar la actividad de SARS-CoV-2-PLpro, con todo no reconocen otras enzimas similares en células humanas,” el Dr. Olsen dijo. “Esto es un punto crítico: El inhibidor es específico para esta enzima un viral y cruz-no reacciona con las enzimas humanas con una función similar.”

La especificidad será un determinante dominante del valor terapéutico abajo del camino, él dijo.

Las personas americanas también compararon SARS-CoV-2-PLpro contra las enzimas similares de coronaviruses de las últimas décadas, SARS-CoV-1 y MERS. Aprendieron ese ubiquitin de los procesos de SARS-CoV-2-PLpro e ISG15 mucho diferentemente que sus contrapartes SARS-1.

“Una de las preguntas claves es si ésa explica algunas de las diferencias que vemos en cómo esos virus afectan a seres humanos, si en absoluto,” el Dr. Olsen dijo.

Entendiendo semejanzas y diferencias de estas enzimas en diversos coronaviruses, puede ser posible desarrollar los inhibidores que son efectivos contra virus múltiples, y estos inhibidores potencialmente se podrían modificar cuando emergen otras variantes del coronavirus en el futuro, él dijo.

Source:
Journal reference:

Rut, W., et al. (2020) Activity profiling and crystal structures of inhibitor-bound SARS-CoV-2 papain-like protease: A framework for anti–COVID-19 drug design. Science Advances. doi.org/10.1126/sciadv.abd4596.