Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El análisis de tendencia en Japón revela enfermedad de Creutzfeldt-Jakob puede no ser tan raro más

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD) es un desorden debilitante que causa la degeneración rápida del cerebro así como de la demencia de progreso. Es un desorden fatal, llevando a menudo a la muerte dentro apenas de varios años del inicio. CJD es la forma más común de un desorden humano causado por los “priones,” los agentes patógenos que inducen el plegamiento anormal de proteínas celulares específicas en el cerebro llamado las “proteínas del prión.”

El tipo mayor de CJD, explicando el 85% de las cajas, se llama CJD esporádico (sCJD). Porque el sCJD ocurre principal en edad avanzada tarde-central, un aumento en el envejecimiento de la población por todo el mundo puede potencialmente causar una subida en casos de CJD, que es una preocupación global que prensa. Así, para ayudar a responsables políticos a proyectar delante y para establecer una estrategia robusta, es esencial estimar las tendencias de muertes y de la incidencia CJD-asociadas.

Con este fin, las personas de investigadores en la universidad de Okayama, incluyendo el Dr. Yoshito Nishimura, el Dr. Toshihiro Koyama, y el Dr. Hideharu Hagiya, conducto un análisis de tendencia de la incidencia y de la mortalidad de CJD en Japón, entre 2005 y 2014. Sus conclusión se publican en los partes científicos, un gorrón de la investigación de la naturaleza. El Dr. Nishimura, el primer autor de este estudio, dice, “a pesar de CJD que es una enfermedad rara, el fenómeno de la población que el envejecimiento puede accionar una subida de la incidencia y, así, la carga socioeconómica y de la atención sanitaria de CJD. Nuestro objetivo era analizar estas tendencias, en un esfuerzo de extender la percatación y de estimular nuevas estrategias del tratamiento.”

Para su análisis, los científicos utilizaron datos nacionales de las estadísticas vitales sobre muertes CJD-asociadas entre los individuos envejecidos durante 50 años así como los datos a escala nacional financiados por el estado de la vigilancia de CJD (a partir de 2005 a 2014) en Japón. Su análisis reveló que, a partir de 2005 a 2014, había un aumento importante en el número absoluto de muertes, de tasas de mortalidad, y de regímenes de incidencia asociados a CJD, incluso después ajustar según edad. Particularmente, el aumento medio en incidencia era estimado para ser 6,4% por año. Esta tendencia en regímenes CJD-asociados de la mortalidad y de incidencia era especialmente prominente en el grupo de la viejo-edad, determinado en ésos sobre la edad de 70 años.

Aunque un parte anterior por la red internacional de la vigilancia de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob hubiera declarado que los índices de mortalidad anuales del sCJD habían subido en la mayoría de los países participantes en las últimas dos décadas, este estudio muestra que Japón pudo haber tenido muertes e incidencia CJD-asociadas más altas que otros países, que los científicos atribuyeron a una subida del envejecimiento de la población.

La carga socioeconómica severa en los cuidadores debido a la autorización CJD-inducida de la demencia la atención de responsables políticos y esfuerzo la necesidad de un plan de actuación atenuante con la atención especial en el aumento en la incidencia de la demencia. A este respecto, esperamos que nuestras conclusión puedan ayudar a conducir a responsables políticos en la dirección correcta.”

El Dr. Yoshito Nishimura, investigador, universidad de Okayama

En 2015, más de 4,7 millones de personas de en Japón vivían con demencia, y este número se proyecta para aumentar rápidamente a 7 millones en 2025. El contrario a otras formas de la demencia, que progresan relativamente despacio, los pacientes con CJD sufre de demencia rápidamente de progreso. Así, hay una necesidad urgente de encontrar estrategias efectivas para perfeccionar su calidad de vidas y para reducir la carga en cuidadores. Las conclusión de este estudio toman una medida en esta dirección, vertiendo la luz en la necesidad de medidas política efectivas. El Dr. Nishimura concluye, “CJD, no obstante raro, sea más frecuente en los 5-10 años próximos. Los responsables políticos y las autoridades sanitarias pueden hacer uso de nuestras conclusión para establecer políticas sanitarias efectivas.”