Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores diseñan la nueva pieza inserta ocular para administrar los antioxidantes en el aro

Los investigadores de la universidad del CEU Cardenal Herrera de Valencia han publicado su estudio en esta nueva manera de administrar el glutatión para el tratamiento de las enfermedades oculares conectadas a la tensión oxidativa en producto farmacéutico del gorrón.

Debido a su exposición al sol y al oxígeno del aire, aros sea especialmente susceptible a la tensión oxidativa, que causa varias patologías oculares. Uno de los antioxidantes que es la mayoría del presente en los aros para luchar esta tensión oxidativa es el glutatión, cuyo déficit se conecta a varias enfermedades oftalmológicas.

El grupo de investigación del CEU UCH de Valencia, dirigido por profesor Alicia López Castellano y especializado en desarrollar los nuevos medios farmacéuticos para la administración del remedio en una manera transdermic u oftálmica, ha diseñado una nueva pieza inserta ocular para administrar los antioxidantes a través de la córnea y del sclera del aro. Su estudio, publicado en producto farmacéutico del gorrón internacional, analiza las ventajas de este nuevo método de la administración comparado a las caídas oftálmicas tradicionales.

Según lo explicado por profesor María Sebastián, pieza de CEU UCH del equipo de investigación, “de la estructura anatómica y fisiológica del aro representa, en sí mismo, una barrera importante para la administración del remedio. La cantidad de remedio que se rompa a través de la córnea o del sclera al usar caídas, se gelifique o bata, es muy limitada, haciéndola necesaria desarrollar métodos alternativos más eficientes.

Esta es la razón por la cual hemos estado trabajando por varios años en el revelado de piezas insertas oculares bioadhesive para tratar enfermedades oculares, aumentando el tiempo que sigue habiendo el remedio en el aro, y para poderlo liberar gradualmente, así penetrando los tejidos oculares mejor.” Después de su trabajo sobre la administración de antibióticos a través de la córnea con este tipo de piezas insertas, en este último estudio las personas han probado la administración de un antioxidante, este vez a través de la córnea y el sclera, usando el mismo tipo de piezas insertas.

Antioxidantes oculares, combinados

Como los investigadores de CEU UCH explican en el estudio, el glutatión es el antioxidante natural más disponible de los aros, y una falta de esta substancia se conecta a las patologías de la retina, el tejido humano que consume la mayoría del oxígeno: por lo tanto la necesidad de ser protegido más contra gracias oxidativos de la tensión a la producción de glutatión.

La capacidad de generar este antioxidante disminuye con la edad, que puede favorecer el aspecto de patologías oculares tales como retinopatía diabética, glaucoma o degeneración macular conectados al envejecimiento. La falta de glutatión también se asocia al aspecto de cataratas y de enfermedades degenerativas hereditarias, tales como pigmentosa de la retinitis.

En este caso, hemos colaborado con las personas dirigidas en el CEU UCH por profesor María Miranda, que había estudiado ya el efecto beneficioso del glutatión para retrasar la muerte celular de los fotorreceptores en un modelo experimental de esta enfermedad.”

María Sebastián, profesor de CEU UCH

La pieza inserta como nuevo método farmacológico

El estudio muestra que la pieza inserta ocular creada puede liberar el antioxidante en el aro. Una de las ventajas de estas piezas insertas es que pueden ser aplicados menos épocas que caídas oftálmicas, así como controlando la baja del remedio, ofreciendo una administración más cómoda para el paciente. Para diseñar la mejor pieza inserta oftálmica posible, el equipo de investigación ha estudiado la difusión del glutatión a través de la córnea y del sclera usando el aro de un conejo como modelo animal. Además, han verificado que el glutatión no causa una irritación de la mucosa ocular y que puede ser salvado preservando sus propiedades por un mes en 4ºC en la oscuridad.

“Esperamos que en muy un futuro próximo estos nuevos métodos de la administración con las piezas insertas del ocular, en este caso para los antioxidantes, alcancen el mercado y representen progreso significativo en la eficiencia de los tratamientos para los tejidos oculares,” concluimos a los autores del estudio. Así como los investigadores María Sebastián, Alicia López y María Miranda, a Cristina Balaguer, todos los profesores comprendieron a las personas también Adrián Alambiaga, Aracely Calatayud, Vicente Rodilla y en la facultad de ciencias de la salud en la universidad de CEU Cardenal Herrera de Valencia.

Source:
Journal reference:

Sebastián-Morelló, M., et al. (2020) Ex-Vivo Trans-Corneal and Trans-Scleral Diffusion Studies with Ocular Formulations of Glutathione as an Antioxidant Treatment for Ocular Diseases. Pharmaceutics. doi.org/10.3390/pharmaceutics12090861.