Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El microbiota intestinal ofrece las nuevas perspectivas de tratar enfermedad celiaca

La enfermedad celiaca es una enfermedad inmune del intestino que afecta más el de 1% de la población. Es caracterizada por la intolerancia del gluten que causa la inflamación de la tripa, del dolor abdominal y de la diarrea, y puede llevar a la baja y a las deficiencias de peso entre pacientes.

Un consorcio internacional de la investigación que implicaba a las personas de la universidad de McMaster (Canadá), de INRAE, de la universidad París de Sorbonne, de INSERM, de los hospitales públicos de París (AP-HP) y de la universidad de Wageningen (Países Bajos) ha mostrado que el microbiota intestinal de pacientes celiacos visualiza un defecto en la producción de composiciones activas que resulten de la avería del triptófano por los microorganismos.

Sus conclusión, publicadas el 21 de octubre en remedio de translación de la ciencia, muestran que una ingestión dietética del triptófano o la suplementación con el probiotics que puede metabolizar este aminoácido disminuye las lesiones intestinales de la enfermedad celiaca en animales y ofrecen nuevas perspectivas terapéuticas en seres humanos.

La enfermedad celiaca es caracterizada por una intolerancia del gluten, una proteína que esté extensamente presente en nuestra dieta y notablemente en ciertos cereales tales como trigo. Pacientes que sufren de esta necesidad de la enfermedad de seguir una dieta estricta y restrictiva diseñada para excluir el gluten y para perfeccionar así sus síntomas. Varios factores están implicados en accionar esta enfermedad y son notablemente genéticos e inmunes.

Porque la enfermedad es caracterizada por la inflamación de la tripa, los científicos decidían observar el papel del microbiota de la tripa. En temas sanos, algunas bacterias en el microbiota utilizan específicamente el triptófano (un aminoácido encontrado en la dieta) para producir las nuevas composiciones llamadas los derivados del indol que activan el presente de AhR (receptores ariles del hidrocarburo) en las células en el intestino.

La activación de estos receptores genera los efectos beneficiosos tales como reforzar la barrera intestinal o la inmunidad estimulante, que después atenúan la inflamación de la tripa y preservan el equilibrio del microbiota de la tripa. En otras enfermedades intestinales inflamatorias (la enfermedad y la colitis ulcerosa de Crohn) el equipo de investigación había demostrado previamente cambios al microbiota, y determinado un defecto en la producción de estos derivados del triptófano y por lo tanto una reducción en la activación de AhR.

Metabolismo defectuoso del triptófano en enfermedad celiaca

Los científicos analizaban muestras de taburete de una cohorte de 29 pacientes - quién eran cualquier sufrimiento de la enfermedad celiaca activa o tenían la enfermedad y habían sido tratados por 2 años con una dieta gluten-libre - y de voluntarios sanos sin enfermedad celiaca.

Sus resultados revelaron que en pacientes con enfermedad celiaca activa era solamente posible descubrir una cantidad reducida de derivados del indol del triptófano y una activación disminuida de AhR. Así como la inflamación, las personas también observaron cambios al microbiota intestinal que dio lugar a menos microorganismos que metabolizaban el triptófano y que producían los derivados del indol necesarios activar AhR.

Una admisión del triptófano y del probiotics para perfeccionar los síntomas de la enfermedad celiaca

En los ratones modelo que desarrollaban una condición similar a la enfermedad celiaca, los científicos modularon la dieta de dos maneras: o administraron una admisión adicional del triptófano (que se encuentra generalmente en comidas de la proteína tales como carne, hígado, aves de corral, pescados, productos lácteos, frutas secadas, soja, etc.) o él les dio el reuteri probiótico del lactobacilo de la bacteria que produce derivados del indol del triptófano.

Sus conclusión mostraron que una dieta triptófano-enriquecida causó cambios al microbiota de estos animales, caracterizado por un aumento en los microorganismos produciendo derivados del indol ese AhR activado. Cuando los ratones fueron expuestos al gluten, la inflamación intestinal de ésas dadas una dieta triptófano-enriquecida fue reducida cuando estaba comparada a ésos que recibían una dieta estándar.

Los mismos resultados fueron observados entre los roedores que recibieron el reuteri del lactobacilo probiótico. Además, la dieta triptófano-enriquecida o la bacteria probiótica habilitó mejorías importantes a las lesiones de la enfermedad celiaca en ratones cuando fueron expuestas al gluten.

Este estudio abre las nuevas perspectivas terapéuticas de pacientes con la enfermedad celiaca cuyo único tratamiento es actualmente una dieta gluten-libre estricta y restrictiva. Una patente ha sido archivada por la universidad de McMaster e INRAE así como la universidad de Sorbonne, INSERM y AP-HP, para proteger una aproximación terapéutica basada en la modulación de la activación de AhR usando una dieta y un probiotics triptófano-ricos para tratar enfermedad celiaca.

Otros estudios son necesarios ahora confirmar estas conclusión en seres humanos, pero esta nueva opción terapéutica habilitaría mejorías a los síntomas y a la calidad de vida de pacientes con enfermedad celiaca. Probiotics contiene los microorganismos vivos (bacterias, levaduras, etc.) que ejercen un efecto beneficioso sobre la persona que los injiere.

Source:
Journal reference:

Lamas, B., et al. (2020) Aryl hydrocarbon receptor ligand production by the gut microbiota is decreased in celiac disease leading to intestinal inflammation. Science translational medicine. doi.org/10.1126/scitranslmed.aba0624.