Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Vitamina C y COVID-19: Una revista

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un alimento soluble en agua esencial. Los seres humanos y algunos otros animales, tales como primates, los lingotes, dependen de vitamina C del abastecimiento alimenticio al lado de las frutas y verduras (pimientas rojas, naranjas, fresas, bróculi, mangos, limones). El papel potencial de la vitamina C en la prevención y el mejoramiento de la infección es establecido en ciencia médica.

El ácido ascórbico es crucial para las inmunorespuestas. Tiene propiedades antiinflamatorias, inmunomoduladores, antioxidantes, antitrombóticas, y antivirus importantes.

La vitamina C aparece modular favorable reacciones del ordenador principal al coronavirus 2 (SARS-CoV-2), el agente causal de la neumonía asiática del pandémico de la enfermedad 2019 del coronavirus (COVID-19), especialmente en los escenarios críticos. En una revista reciente publicada en el papel de la vitamina C del direccionamiento de Preprints*, de Patrick Holford y otros como terapia adjunctive para la infección, la sepsia, y COVID-19 respiratorios.

Este papel discute el papel potencial de la vitamina C en la prevención de la fase crítica de COVID-19, de infecciones respiratorias agudas, y de otras enfermedades inflamatorias. La suplementación de la vitamina C podía mantener promesa pues un agente preventivo o terapéutico para COVID-19 - de corregir una deficiencia enfermedad-inducida, reduce la tensión oxidativa, aumenta la producción del interferón, y soporta las acciones antiinflamatorias de glucocorticosteroids.

Para mantener un nivel normal del plasma de 50 µmol/l en adultos, una dosis de la vitamina C de 90 mg/d para los hombres y de 80 mg/d para las mujeres se requiere. Éste es suficiente para prevenir el escorbuto (una enfermedad resultando de una falta de vitamina C). Sin embargo, este nivel es inadecuado para prevenir la exposición viral y la tensión fisiológica.

Por lo tanto, la sociedad suiza de la nutrición recomienda un suplemento de 200mg de la vitamina C para todo el mundo - ` para llenar el entrehierro nutritivo para la población en general y especialmente para los adultos envejecidos 65 y más viejo. Este suplemento se apunta para fortalecer el sistema inmune.'

Vitamina C e inmunorespuesta

Una disminución rápida en los niveles humanos de la vitamina C del suero se observa bajo condiciones de la tensión fisiológica. Un nivel del suero de la vitamina C ≤11 µmol/l se encuentra en los pacientes hospitalizados - la mayoría de ellos que sufren de infecciones respiratorias agudas, de sepsia, o de COVID-19 severo.

Los diversos estudios de caso denunciados de enfrente del mundo demuestran que los niveles inferiores de la vitamina C son típicos en crítico pacientes hospitalizados enfermedad, con ambas infecciones, pulmonía, sepsia, y COVID-19 respiratorios - la explicación más probable que es consumo metabólico creciente.

Un meta-análisis destaca estas observaciones: 1) el riesgo de pulmonía se reduce importante con la suplementación de la vitamina C, 2) las investigaciones post mortem en la demostración de las muertes COVID-19 un fenómeno secundario de la pulmonía, y 3) las cohortes totales de la pulmonía comprendieron el 62% con la hipovitaminosis C.

Mecanismo de la acción de la vitamina C

La vitamina C tiene un papel homeostático importante como antioxidante. Se sabe para demostrar actividad virucidal directa y para aumentar la producción del interferón. Tiene mecanismos del determinante en los sistemas inmunes naturales y adaptantes. La vitamina C aminora especie y la inflamación (ROS) oxidativas reactivas vía la atenuación de la activación N-F-κB.

Mientras que los downregulates SARS-CoV-2 la expresión de los interferones del tipo 1 (el mecanismo de la defensa antivirus primario del ordenador principal), los upregulates del ácido ascórbico éstos enchavietan las proteínas de la defensa del huésped.

La importancia de la vitamina C a COVID-19

La fase crítica y a menudo fatal de COVID-19 ocurre con la generación excesiva de cytokines y de chemokines proinflammatory potentes. Esto da lugar al revelado de la falla del multi-órgano. Se asocia a la migración del neutrófilo y a la acumulación dentro del intersticio del pulmón y al espacio bronchioalveolar - un determinante dominante de ARDS (síndrome de señal de socorro respiratoria agudo).

Las concentraciones del ácido ascórbico son tres a diez veces más arriba en las casquillos del prensaestopas suprarrenales y el pituitary que en cualquier otro órgano. Bajo condiciones de la tensión fisiológica (estímulo de las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS), incluyendo la exposición viral, la vitamina C se libera de la corteza suprarrenal dando por resultado un aumento quíntuplo en niveles del plasma.

La vitamina C aumenta la producción del cortisol y refuerza los efectos cytoprotective antiinflamatorios y endoteliales de glucocorticoids. Los esteroides glucocorticoides exógenos son el único tratamiento probado para COVID-19. Vitamina C, una hormona de tensión pleiotrópica, juegos un papel crítico en la mediación de la reacción adrenocortical de la tensión, determinado en sepsia, y la protección del endotelio contra daño del oxidante.

Los fríos se causan cerca sobre 100 diversas variedades de virus, algunos de los cuales son coronaviruses.

Dado el efecto de la vitamina C sobre los fríos - duración reducida, severidad, y el número de fríos - la administración de la vitamina C puede reducir la conversión de la infección suave a la fase crítica de COVID-19.

La suplementación de la vitamina C se observa para reducir el largo del retén de ICU, para acortar el tiempo de la ventilación en los pacientes críticos COVID-19, y para reducir la mortalidad de los pacientes de la sepsia que requiere el tratamiento vasopresor.

Dosificación de la vitamina C

Los autores discuten el seguro de la administración oral e intravenosa de la vitamina C, en vista de los diversos decorados de la diarrea, de las piedras de riñón, y de la insuficiencia renal durante altas dosificaciones. Una alta dosis segura, a corto plazo de 2-8 g/day puede ser recomendada (prudentemente evitando ésos con una historia de las piedras de riñón o de la enfermedad de riñón de altas dosis). El ser soluble en agua y excretado así dentro de las horas, frecuencia de la dosis es importante mantener suficientes niveles de sangre durante la infección activa.

Conclusión

La vitamina C se sabe para evitar infecciones y para perfeccionar inmunorespuestas. Con referencia específica a la fase crítica de COVID- 19, la vitamina C desempeña un papel crítico. Los downregulates la tormenta del cytokine, protege el endotelio contra daño del oxidante, tiene un papel esencial en la reparación del tejido, y perfecciona inmunorespuestas contra infecciones.

La vitamina C muestra resultados prometedores cuando está administrada crítico al Illinois.

Los autores recomiendan que la gente en los grupos de alto riesgo para la mortalidad COVID-19 y a riesgo de la deficiencia de la vitamina C debe ser animada con la suplementación de la vitamina C diariamente. Deben asegurar suficiencia de la vitamina C siempre y aumentar la dosis cuando viral están infectada a hasta 6-8 g/day. Varios estudios ficticios dosis-relacionados de la vitamina C están en curso a través del mundo confirmar su papel en la atenuación de COVID-19 y entender mejor su papel como potencial terapéutico.

Advertencia *Important

Las pruebas preliminares publican los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conducen práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
  • Holford, P.; Carr, A.; Jovic, T.H.; Ali, S.R.; Whitaker, I.S.; Marik, P.; Smith, D. Vitamin C—An Adjunctive Therapy for Respiratory Infection, Sepsis and COVID-19. Preprints 2020, 2020100407 (doi: 10.20944/preprints202010.0407.v1). https://www.preprints.org/manuscript/202010.0407/v1
Dr. Ramya Dwivedi

Written by

Dr. Ramya Dwivedi

Ramya has a Ph.D. in Biotechnology from the National Chemical Laboratories (CSIR-NCL), in Pune. Her work consisted of functionalizing nanoparticles with different molecules of biological interest, studying the reaction system and establishing useful applications.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Dwivedi, Ramya. (2020, October 23). Vitamina C y COVID-19: Una revista. News-Medical. Retrieved on September 25, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20201023/Vitamin-C-and-COVID-19-A-Review.aspx.

  • MLA

    Dwivedi, Ramya. "Vitamina C y COVID-19: Una revista". News-Medical. 25 September 2021. <https://www.news-medical.net/news/20201023/Vitamin-C-and-COVID-19-A-Review.aspx>.

  • Chicago

    Dwivedi, Ramya. "Vitamina C y COVID-19: Una revista". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201023/Vitamin-C-and-COVID-19-A-Review.aspx. (accessed September 25, 2021).

  • Harvard

    Dwivedi, Ramya. 2020. Vitamina C y COVID-19: Una revista. News-Medical, viewed 25 September 2021, https://www.news-medical.net/news/20201023/Vitamin-C-and-COVID-19-A-Review.aspx.