Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio analiza eslabón entre la hematopoyesis clónica y el riesgo de cáncer tratamiento-relacionado de sangre

Estos últimos años, las mejorías en terapia del cáncer han llevado a un aumento importante en supervivencia del cáncer. Los expertos estiman eso en 2022, los Estados Unidos tendrán 18 millones de sobrevivientes del cáncer, pero un subconjunto de esos sobrevivientes tendrá problemas de salud a largo plazo que se dirigirán.

Una complicación rara del tratamiento contra el cáncer es el revelado de un cáncer de sangre secundario -- leucemia mieloide aguda terapia-relacionada o síndrome myelodysplastic. Estos cánceres de sangre son muy agresivos y no responden bien al tratamiento.

Históricamente, los doctores pensaron que los tratamientos contra el cáncer tales como quimioterapia y radiación causaron una acumulación de mutaciones en la sangre que ése llevó a estos cánceres terapia-relacionados.

Estos últimos años, sin embargo, los investigadores han encontrado que estas mutaciones en la sangre pueden también ocurrir espontáneamente con el aumento de edad. Este fenómeno se llama hematopoyesis clónica (CH), y ha encontrado en 10 al 20% de toda la gente sobre la edad 70.

La presencia de CH aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer de sangre. Usando datos de MSK-IMPACTTM, la prueba de secuencia genomic clínica de Sloan Kettering conmemorativo, investigadores ha mostrado que el CH es también frecuente en enfermos de cáncer.

En un estudio publicó en genética de la naturaleza el 26 de octubre de 2020, los investigadores de MSK intentados para entender el lazo entre el CH en enfermos de cáncer y el riesgo más adelante de desarrollar un cáncer de sangre tratamiento-relacionado. El estudio incluyó datos a partir de 24.000 personas tratadas en MSK. Los investigadores encontraron el CH en cerca de una mitad de ellas.

Porque mucha gente trató en MSK tenga pruebas genéticas hechas usando MSK-IMPACT, nosotros tenemos este recurso asombroso que permita que estudiemos el CH en enfermos de cáncer en una extensión que nadie más ha podido hacer.”

Kelly Bolton, autor importante y Médico-Científico, centro conmemorativo del estudio del cáncer de Sloan Kettering

Cambios genéticos el decodificar específicos al tratamiento contra el cáncer

Centrándose en un subconjunto de los pacientes en quienes tenían detallado datos, los investigadores observados aumentaron índices de CH en la gente que había recibido ya el tratamiento. Hicieron conexiones específicas entre las terapias del cáncer tales como radioterapia y las quimioterapias determinadas -- por ejemplo las ciertos drogas o agentes del platino llamaron los inhibidores del topoisomerase II -- y la presencia de CH.

A diferencia de los cambios del CH encontrados en la población en general, las personas encontraron que las mutaciones del CH después de que el tratamiento contra el cáncer ocurra lo más frecuentemente en los genes cuyos productos de la proteína protegen el genoma contra daño. Uno de estos genes es TP53, que se refiere con frecuencia como “el guarda del genoma.”

El trabajo fue soportado por el programa en MSK, un programa de la interceptación y de la prevención de la precisión (INDICACIÓN DE ECO) de investigación multidisciplinario centrado en determinar a la gente que tiene el riesgo más alto para desarrollar el cáncer y perfeccionar los métodos para revisar, la detección temprana, y la evaluación de riesgos.

Los autores emprendieron un estudio de tres años para entender el lazo entre el CH y la terapia del cáncer. Para esta parte de la investigación, revisaron a más de 500 personas para el CH cuando primero vinieron a MSK y entonces en un punto posterior durante su tratamiento.

Uno que encontraba del estudio era esa gente con el CH preexistente cuya sangre llevó las mutaciones relacionadas con la reparación del daño de la DNA tal como TP53, era más probable hacer que esas mutaciones crezcan después de recibir terapias del cáncer, cuando estaba comparado a la gente que no recibió el tratamiento.

“Esto que encuentra ofrece un enlace directo entre el tipo de la mutación, terapias específicas, y cómo estas células progresan hacia convertirse en un cáncer de sangre,” dice a Elli Papaemmanuil del centro de MSK para la oncología de cómputo, uno de los dos autores mayores del estudio. “Nuestra esperanza es que esta investigación nos ayudará a entender las implicaciones del tener CH, y comenzar a desarrollar los modelos que predicen quién con el CH está en un riesgo más alto para desarrollar un cáncer de sangre.”

Para un subconjunto de pacientes con el CH que desarrolló cánceres de sangre terapia-relacionados, los investigadores mostraron que los glóbulos detectaron otras mutaciones con tiempo y progresaron a la leucemia. “Ahora estamos revisando rutinario a nuestros pacientes para la presencia de mutaciones del CH,” agrega al biólogo de cómputo Ahmet Zehir, director de la bioinformática clínica y el autor co-mayor del estudio.

La capacidad de introducir la investigación en tiempo real del CH para nuestra población de pacientes ha permitido que establezcamos una clínica dedicada a cuidar para los enfermos de cáncer con el CH. A medida que continuamos estudiar a más pacientes en la clínica, preveemos aprender más sobre cómo utilizar estas conclusión para encontrar maneras de descubrir cánceres de sangre tratamiento-relacionados temprano en que pueden ser más tratables.”

Ahmet Zehir, biólogo de cómputo y director de la bioinformática clínica, centro conmemorativo del cáncer de Sloan Kettering

Aplicación de conclusión a los tratamientos futuros

En el futuro, esta investigación puede ayudar a conducir terapia indicando si algunas drogas de la quimioterapia son más apropiadas que otras en gente con el CH. La gente que está en un de alto riesgo de desarrollar una leucemia tratamiento-relacionada también puede beneficiarse de un diverso horario del tratamiento.

“Esperamos que esta investigación permita que correlacionemos final que las mutaciones del CH una persona tienen y utilizar que información para adaptar su atención primaria y también para atenuar el riesgo a largo plazo de desarrollar el cáncer de sangre,” el Dr. Papaemmanuil dice.

“Exploramos esto en colaboración con investigadores del Instituto Nacional del Cáncer, del Dana-Farber Cancer Institute, del centro del cáncer de Moffit, y del Doctor en Medicina Anderson, y mostramos que tales decisiones riesgo-adaptadas del tratamiento podrían lograr la reducción importante del riesgo de la leucemia, sin afectar a los resultados para el cáncer primario,” el Dr. Bolton agrega.

Los investigadores también esperan utilizar los datos de este estudio para desarrollar mejores métodos para descubrir cánceres de sangre CH-relacionados cuando primero comienzan a formar -- y potencialmente desarrollar las nuevas intervenciones que podrían evitar que el CH progrese nunca al cáncer.

“Nos excitan sobre la idea de continuar crecer y desplegar la clínica del CH como parte de la visión integrada de la INDICACIÓN DE ECO,” dice al médico-científico Ross Levine, que lleva la clínica del CH de MSK y es una pieza del programa humano de la oncología y de la patogenesia.

“Además de continuar seguir a la gente que está en el riesgo más alto de desarrollar un cáncer secundario, queremos continuar utilizar la clínica como vehículo para los estudios como esto,” él agrega. “Nuestra meta a largo plazo es moverse hacia intervenciones terapéuticas y enfermedad de la prevención de una manera que nunca hemos podido hacer antes.”

Source:
Journal reference:

Bolton, K. L., et al. (2020) Cancer therapy shapes the fitness landscape of clonal hematopoiesis. Nature Genetics. doi.org/10.1038/s41588-020-00710-0.