Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio sugiere un papel del hipotálamo en susceptibilidad genética a IBD

Usando la correspondencia genomic sofisticada 3D y la integración con datos públicos resultando de estudios genoma-anchos de la asociación (GWAS), los investigadores en el hospital de niños de Philadelphia (CHOP) han encontrado correlaciones genéticas importantes entre el síndrome del intestino irritable (IBD) y tensión y depresión. Los investigadores continuaron implicar los nuevos genes implicados en el riesgo de IBD que se enriquecen en ambas neuronas hipotalámicas derivadas, de una parte del cerebro que tiene un papel vital en la tensión y la depresión que controlan, y los organoids derivados de las células del colon, una región estudiada generalmente en el contexto de IBD.

Las conclusión fueron publicadas en gastroenterología y Hepatology celulares y moleculares.

Nuestros resultados implican un papel del hipotálamo en la susceptibilidad genética a IBD. Los datos epidemiológicos han mostrado previamente recubrimiento entre IBD y tensión y depresión, y ahora hemos generado datos de la genómica para soportar esa asociación. Nuestros resultados sugieren que las autorizaciones del hipotálamo fomenten estudio en el contexto de la patogenesia de IBD.”

Struan Grant, doctorado, autor mayor, director del centro para la genómica espacial y funcional en la TAJADA y la silla de Daniel B. Burke Endowed para la investigación de la diabetes

IBD, que incluye la enfermedad y (CD) la colitis ulcerosa de Crohn (UC), es principalmente una condición inmune-mediada caracterizada por la inflamación dysregulated del aparato gastrointestinal. El curso de la enfermedad coloca crónico del active a las bengalas intermitentes o raras. Los factores genéticos y ambientales múltiples se saben para contribuir a la patogenesia de IBD, incluyendo más de 230 lugares geométricos para la enfermedad que se han denunciado con análisis de GWAS. Muchos de los genes que residían en estos lugares geométricos se han implicado en los caminos relacionados con el sistema inmune y el microbiome.

Sin embargo, también está aumentando el prueba para una asociación clínica de IBD con la tensión y la depresión. Dado el papel del hipotálamo en reacciones de la tensión y en la patogenesia de la depresión, los investigadores decidían explorar el papel genético del hipotálamo en IBD.

Para comenzar, los investigadores realizaron análisis de correlación genéticos entre IBD y la depresión para fijar el grado de uso común genético entre las dos condiciones, usando público - datos disponibles. El equipo de investigación utilizó la depresión como poder para la tensión porque hay un número limitado de esfuerzos de GWAS centrados en una definición constante de la tensión, mientras que en cambio, la genética de la depresión ha sido relativamente bien estudiado, dando por resultado una carrocería del trabajo grande, relativamente uniforme.

Analizando once enfermedades autoinmunes para las correlaciones con la depresión, los investigadores encontraron que IBD era lo más estadístico posible importante el rasgo correlacionado positivo con la depresión, aunque el asma y la esclerosis múltiple fueron observados como altamente siendo correlacionado también.

El equipo de investigación entonces realizó otros análisis para validar la correlación entre IBD y la depresión. Primero, midieron el enriquecimiento de variantes genéticas IBD-asociadas en las configuraciones genomic 3D dentro hipotalámico-como las neuronas (HNs) y los colonoids de biopsias rectales y encontraron un aumento cuádruple altamente importante en el HNs y un aumento de siete veces en la fijación más conocida del colonoid. Los investigadores entonces utilizaron un “variante-a-gen sofisticado que correlacionaba” la aproximación ideada en la TAJADA para determinar qué genes se implican en la patogenesia de IBD en éstos las señales enriquecidas. Entonces, fijando ésos los genes implicados, los investigadores buscaron los caminos potencialmente influenciados por variantes genéticas IBD-asociadas.

A través de este variante-a-gen que correlacionaba esfuerzo, los investigadores implicaron 25 genes en el HNs para el riesgo que consultaba para IBD. Once de esos genes han conocido las funciones en el cerebro, particularmente CREM, CNTF y RHOA, que son los genes que codifican los reguladores dominantes de la tensión. Siete de esos genes también fueron implicados en los colonoids. En términos de caminos, los investigadores observaron un enriquecimiento total para los caminos hormonales de la transmisión de señales, además del enriquecimiento previsto en caminos inmunes y del microbiome de la transmisión de señales.

“Proponemos que algunas variantes IBD-asociadas alteren el eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal y esfuerzo las reacciones, que podrían a su vez desempeñar un papel en pacientes de predisposición a esta enfermedad y a exacerbar su presentación,” a Grant dijimos. Los “estudios futuros se autorizan para refinar nuestra comprensión del papel del hipotálamo en el inicio de IBD.”

Source:
Journal reference:

Lasconi, C., et al. (2020) Variant-to-gene-mapping analyses reveal a role for the hypothalamus in genetic susceptibility to inflammatory bowel disease. Cellular and Molecular Gastroenterology and Hepatology. doi.org/10.1016/j.jcmgh.2020.10.004.