Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El bilingüismo activo protege contra la disminución cognoscitiva

Además de permitirnos comunicar con otros, los lenguajes son nuestro instrumento para transportar nuestros pensamientos, identidad, conocimiento, y cómo vemos y entendemos el mundo. Teniendo un mando de más de uno nos enriquece y ofrece una entrada a otras culturas, según lo descubierto por personas de los investigadores llevados por los científicos en la universidad abierta de Cataluña (UOC) y de la universidad de Pompeu Fabra (UPF). Usando lenguajes ofrece ventajas neurológicas y nos protege activamente contra la disminución cognoscitiva asociada al envejecimiento.

En un estudio publicado en el gorrón Neuropsychologia, los investigadores concluyen que regularmente hablando dos lenguajes - y el hacer tan en su vida contribuye a la reserva cognoscitiva y demora el inicio de los síntomas asociados a la disminución y a la demencia cognoscitivas.

“Hemos visto que la incidencia de la demencia en los países en donde se habla más de un lenguaje es el 50% más inferior que en las regiones donde la población utiliza solamente lenguaje para comunicar”, afirma al investigador Marco Calabria, pieza grupo de discurso de la investigación de la producción y del bilingüismo en UPF y del NeuroLab cognoscitivo en el UOC, y el profesor de las ciencias de la salud estudia, también en el UOC.

El trabajo previo había encontrado ya que el uso de dos o más lenguajes en vida podría ser un factor clave en el aumento de la reserva cognoscitiva y demorar el inicio de la demencia; también, eso exigió ventajas de las funciones de la memoria y del segundo comandante.

“Quisimos descubrir sobre el mecanismo por el que el bilingüismo contribuya a la reserva cognoscitiva con respecto a la debilitación cognoscitiva suave y a Alzheimer, y si había diferencias con respecto a la ventaja que consulta entre los diversos grados de bilingüismo, no sólo entre los locutores monolingües y bilingües”, señala Calabria, que llevó el estudio.

Así, y a diferencia de otros estudios, los investigadores definieron una escala del bilingüismo: de la gente que habla un lenguaje pero se exponen, pasivo, a otro, a los individuos que tienen un mando excelente de ambos y los utilizan alternativamente en sus vidas de cada día. Para construir esta escala, tomaron en cuenta varias variables por ejemplo la edad de la adquisición del segundo lenguaje, el uso hecho de cada uno, o si fueron utilizadas alternativamente en el mismo contexto, entre otros.

Los investigadores se centraron en la población de Barcelona, donde hay variabilidad fuerte en el uso de catalán y de español, con algunos distritos que predominante Catalán-están hablando y otros donde el español se habla principal.

Quisimos hacer uso de esta variabilidad y, en vez de comparar locutores monolingües y bilingües, observábamos si dentro de Barcelona, donde está bilingüe todo el mundo en diversos grados, había un grado de bilingüismo que presentó ventajas neuroprotective.”

Marco Calabria, pieza grupo de discurso de la investigación de la producción y del bilingüismo en UPF

Bilingüismo y Alzheimer

En cuatro hospitales en la Barcelona y la zona metropolitana, reclutaron a 63 individuos sanos, 135 pacientes con la debilitación cognoscitiva suave, tal como baja de memoria, y 68 personas con Alzheimer, la forma más frecuente de la demencia. Registraron su habilidad en catalán y español usando un cuestionario y establecieron el grado de bilingüismo de cada tema. Entonces correlacionaron este grado con la edad en la cual la diagnosis neurológica de los temas fue hecha y el inicio de síntomas.

Para entender mejor el origen de la ventaja cognoscitiva, pidieron que los participantes realizaran diversas tareas cognoscitivas, centrándose sobre todo en el sistema de mando ejecutivo, puesto que los estudios anteriores habían sugerido que ésta era la fuente de la ventaja. En todos, los participantes realizaron cinco tareas sobre dos sesiones, incluyendo memoria y pruebas de mando cognoscitivas.

“Vimos que dieron la gente con un grado más alto de bilingüismo una diagnosis de la debilitación cognoscitiva suave que la gente que era pasivo bilingüe”, declara más adelante Calabria, para la cual, probablemente, el discurso de dos lenguajes y a menudo el cambio de uno a otro es de siempre entrenamiento del cerebro. Según el investigador, esta gimnasia lingüística se relaciona con otras funciones cognoscitivas tales como mando ejecutivo, se acciona que cuando realizamos varias acciones simultáneamente, por ejemplo cuando impulsan, para ayudar a filtrar la información relevante.

El sistema del mando ejecutivo del cerebro se relaciona con el sistema de mando de los dos lenguajes: debe alternarlos, hace el foco del cerebro en uno y entonces en el otro para no hacer un lenguaje imponer en el otro al hablar.

“Este sistema, en el contexto de enfermedades neurodegenerative, pudo compensar los síntomas. Así pues, cuando algo no trabaja correctamente como resultado de la enfermedad, el cerebro tiene sistemas alternativos eficientes para resolverla los gracias a ser bilingüe”, los estados de Calabria, que entonces continúa: “hemos visto que cuanto más usted utiliza dos lenguajes y los mejores conocimientos lingüísticos que usted tiene, mayor es la ventaja neuroprotective. El bilingüismo activo es, de hecho, un calculador importante del retraso en el inicio de los síntomas de la debilitación cognoscitiva suave, una fase preclínica de la enfermedad de Alzheimer, porque contribuye a la reserva cognoscitiva”.

Ahora, los investigadores desean verificar si el bilingüismo sea también beneficioso para otras enfermedades, tales como enfermedad de Parkinson o de Huntington.

Source:
Journal reference:

Calabria, M., et al. (2020) Active bilingualism delays the onset of mild cognitive impairment. Neuropsychologia. doi.org/10.1016/j.neuropsychologia.2020.107528.