Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El descubrimiento de la infección del parásito podía ayudar a desarrollar los tratamientos para los desordenes neurológicos

La nueva investigación en cómo una infección común del parásito altera conducta humana podría ayudar al revelado de los tratamientos para la esquizofrenia y otros desordenes neurológicos.

Los científicos dicen los cambios del comportamiento en ésos infectados con el gondii del T., que infecta actualmente a 2,5 mil millones personas por todo el mundo y causa la toxoplasmosis de la enfermedad, podrían ser conectados a las cantidades bajadas de noradrenalina, una substancia química liberada en el cerebro como parte de la reacción de la tensión. Norephinephrine también controla el neuroinflammation, la activación del sistema inmune del cerebro contra la infección.

La noradrenalina y el neuroinflammation se asocian a desordenes neurofisiológicos tales como esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer, y ADHD.

Aunque generalmente esté considerado asintomático en los seres humanos, infección del gondii del T. pueda causar dolor de cabeza, la confusión y capturas en otras así como una susceptibilidad creciente a la esquizofrenia - y pueda ser fatal a los pacientes immunocompromised.

El gondii del T. puede reproducirse solamente sexual en gatos. Forma los quistes que se vierten en las heces del gato. Hace su manera en los nuevos ordenadores principal con la ingestión cualquier cosa contaminados por estos quistes, tales como agua, suelo o verduras; con transfusiones de sangre, de la leche de la cabra unpasteurized; comiendo la carne sin procesar o poco cocinada, o del molde-madre al feto.

Después de algunas semanas, la infección incorpora una fase inactiva, con lo cual los quistes forman en el cerebro. Pueden permanecer allí durante muchos años, posiblemente para la vida. Es durante este escenario que la infección disminuye el regulador de la noradrenalina de la inmunorespuesta del cerebro.

Los mecanismos por los cuales el parásito afecta a la función del cerebro han sido mal entendidos. Pero la investigación llevada por la universidad de Leeds y de Université de Toulouse ahora sugiere que la capacidad del parásito de reducir mando de interrupciones de la noradrenalina de la activación del sistema inmune, habilitando una inmunorespuesta activa que pueda alterar los estados cognoscitivos del ordenador principal.

Las conclusión - la transmisión de señales y la diafonía noradrenérgicas de Neuroinflammation regula cambios del comportamiento gondii-Inducidos toxoplasma - se han publicado en tendencias en inmunología.

Nuestro discernimiento conecta las dos teorías que oponen para cómo el toxoplasma altera comportamiento del ordenador principal y éste puede aplicarse a otras infecciones del sistema nervioso. Una escuela cree que los cambios del comportamiento son invocados por la inmunorespuesta a la infección y a la otra que los cambios son debido a los neurotransmisores alterados.”

Esta investigación contribuirá a la gran necesidad en la comprensión de cómo la inflamación del cerebro se conecta con la cognición, que es esencial para el revelado futuro de tratamientos antipsicóticos.”

Glenn McConkey, profesor adjunto de la herencia, de la enfermedad, y del revelado en la escuela de Leeds de la biología