Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las “mutaciones del escape” podían ayudar a SARS-CoV-2 a evadir ataque inmune

Los investigadores en los Estados Unidos han determinado mutaciones dentro del coronavirus 2 (SARS-CoV-2) - el agente de la neumonía asiática que causa la enfermedad 2019 (COVID-19) del coronavirus - que puede reducir el anticuerpo que ata al virus, potencialmente mediando su escape del ataque inmune.

Las personas utilizaron una técnica llamada Bacteriófago-DMS para perfilar este escape del anticuerpo en una estructura superficial llamada la proteína del pico, a la cual el virus utiliza para atar y para infectar las células huesped.

Usando muestras de sangre de los pacientes que se habían recuperado de COVID-19, las personas probaron todas las mutaciones posibles dentro de la proteína del pico que pudo utilizar caminos del escape dentro de los epitopos que son apuntados por el plasma convaleciente.

Las personas - del centro de investigación de cáncer de Fred Hutchinson y de la universidad de Washington - encontradas que el atascamiento del anticuerpo era común en dos regiones immunodominant, pero que había muchos caminos únicos del escape dentro de estas regiones.

Éstos escape mutaciones también difirieron entre los individuos, sugiriendo que los puntos de enlace del anticuerpo y los mutantes del escape podrían variar importante de personal.

“Determinamos un espectro de los únicos mutantes que eran capaces de reducir el atascamiento del anticuerpo y encontraron variabilidad personal en el efecto de mutaciones dentro de epitopos immunodominant,” escribimos a Julia Overbaugh y las personas.

Las conclusión sugieren que reacciones de la gente las' a una vacuna que apunte la proteína del pico sean poco probables ser uniformes, dicen a los investigadores.

“En la carrera de armamentos entre la inmunorespuesta humoral y el SARS-CoV-2, estos resultados permiten que predigamos caminos del escape y prever el aspecto de los mutantes del escape,” escribe a las personas.

Una versión de la prueba preliminar del papel está disponible en el servidor del bioRxiv*, mientras que el artículo experimenta la revisión paritaria.

Diagrama esquemático del diseño de la biblioteca del Bacteriófago-DMS del pico. (a) Estructura de la proteína de S y de la situación de los dominios importantes de la proteína. La estructura fue hecha en BioRender.com (PDB: ) (b) las series 6VXX fueron diseñadas de cómputo para cifrar para los péptidos 31 aminoácidos de largo y para tejarlos por etapas a través del ectodomain de la proteína de Wuhan-Hu-1 SARS-CoV-2 S por 1 aminoácido. Hay 20 péptidos que representan los 20 aminoácidos posibles en la posición central, conteniendo el tipo salvaje residuo (mostrado en negro) o un residuo del mutante (mostrado en rojo). Dentro de la región de 31 aa que rodeaba la mutación de D614G, los péptidos también fueron generados con G614 además de las 20 variantes del aminoácido en la posición central. (c) Las series diseñadas fueron reproducidas en un vector bacteriófago del despliegue T7 y amplificadas para crear la biblioteca final del Bacteriófago-DMS de la proteína de S. Esta biblioteca entonces fue utilizada en la inmunoprecipitación rio abajo y experimentos de secuencia profundos con plasma humana.
Diagrama esquemático del diseño de la biblioteca del Bacteriófago-DMS del pico. (a) Estructura de la proteína de S y de la situación de los dominios importantes de la proteína. La estructura fue hecha en BioRender.com (PDB: ) (b) las series 6VXX fueron diseñadas de cómputo para cifrar para los péptidos 31 aminoácidos de largo y para tejarlos por etapas a través del ectodomain de la proteína de Wuhan-Hu-1 SARS-CoV-2 S por 1 aminoácido. Hay 20 péptidos que representan los 20 aminoácidos posibles en la posición central, conteniendo el tipo salvaje residuo (mostrado en negro) o un residuo del mutante (mostrado en rojo). Dentro de la región de 31 aa que rodeaba la mutación de D614G, los péptidos también fueron generados con G614 además de las 20 variantes del aminoácido en la posición central. (c) Las series diseñadas fueron reproducidas en un vector bacteriófago del despliegue T7 y amplificadas para crear la biblioteca final del Bacteriófago-DMS de la proteína de S. Esta biblioteca entonces fue utilizada en la inmunoprecipitación rio abajo y experimentos de secuencia profundos con plasma humana.

Los investigadores son inciertos si la inmunidad SARS-CoV-2 es duradera

La determinación de si la inmunidad a SARS-CoV-2 puede ser protectora al largo plazo es una de prensar los retos hechos frente por los investigadores que trabajan para desarrollar vacunas contra SARS-CoV-2.

Cómo el virus podría potencialmente desarrollarse para escape la protección inmune de comprensión es crucial a contestar esta pregunta.

El objetivo viral principal del interés para los investigadores es la proteína del pico - la estructura que inicia el atascamiento y la fusión de la célula huesped para habilitar el asiento viral.

La proteína del pico se compone de dos subunidades. La subunidad 1 (S1) contiene un dominio de la N-terminal (NTD) y un dominio receptor-obligatorio (RBD). La subunidad 2 (S2) contiene un péptido de la fusión (FP) y dos regiones de la repetición de la setena (HR1 y HR2), separados por una región de la máquina para hacer chorizos, ese virus de la impulsión y la fusión de la membrana del ordenador principal.

Una vez que el S1 ata a una célula huesped vía el RBD, la hendidura proteolítica ocurre dentro de S2 que exponga el punto de congelación y acciona una serie de cambios conformacionales que habiliten la fusión de la membrana.

Los anticuerpos de neutralización que apuntan el RBD han sido el foco principal de esfuerzos de desarrollar vacunas y terapias del anticuerpo. Estos anticuerpos de neutralización se han mostrado para cegar el asiento viral in vitro y para prevenir la infección o la enfermedad en modelos preclínicos.

“Sin embargo, el estudio de otros coronaviruses ha ilustrado que los anticuerpos sacados por la infección pueden apuntar regiones del epitopo fuera del RBD,” dice Overbaugh y a colegas. Así, puede haber regiones múltiples dentro de la proteína del pico SARS-CoV-2 que puede dar forma la inmunorespuesta viral.”

Además, dado el índice de transmisión inusualmente alto de SARS-CoV-2 y la alta mutabilidad de coronaviruses anteriores, las variantes que son capaces de evadir la inmunorespuesta son probables presentarse.

¿Qué los investigadores hicieron?

Previamente, Overbaugh y las personas desarrollaron un método llamado Bacteriófago-DMS para correlacionar completo las mutaciones del escape que permitieron al VIH evitar atar por los anticuerpos monoclonales.

Las personas ahora han utilizado esta técnica para determinar mutaciones en la proteína del pico SARS-CoV-2 que podría reducir el atascamiento del anticuerpo y, por lo tanto, el escape mediato de los anticuerpos presentes en el plasma de los pacientes COVID-19.

¿Qué encontraron?

Las personas encontraron que el atascamiento del anticuerpo era común en dos regiones: el punto de congelación y la región de la máquina para hacer chorizos contracorriente desde HR2.

El estudio reveló un espectro de los únicos mutantes que eran capaces de reducir el anticuerpo que ataba dentro de estas regiones.

Sin embargo, las mutaciones del escape mostraron variabilidad dentro de estas regiones immunodominant, así como variabilidad personal.

¿Cuáles son las implicaciones del estudio?

Las conclusión sugieren que la configuración de la evolución del virus no sea probable ser impulsada por una única mutación del escape del anticuerpo. También sugieren que haya variación entre-individual en la evolución anticuerpo-mediada del virus.

“Así, las reacciones a una vacuna de la proteína del pico SARS-CoV-2 no son probables ser uniformes, ni los caminos del escape,” escribe a las personas.

Los investigadores dicen que los epitopos del punto de congelación y de la máquina para hacer chorizos region/HR2 podrían servir como objetivos alternativos para la vacuna y el revelado de la inmunoterapia que podría complementar los esfuerzos se centró en el RBD.

Las personas dicen que S2 el guardapolvo, especialmente el punto de congelación, está conservado altamente en coronaviruses. Estas regiones conservadas podían ser objetivos importantes para el diseño de vacunas óptimas y duraderas.

“Estos estudios han definido el campo común y las mutaciones variables del escape a través de los pacientes COVID-19 que serán útiles para la vigilancia viral, determinado como las vacunas a base de proteínas del pico SARS-CoV-2 se introducen en la población,” escriben a los investigadores.

Además, la biblioteca del Bacteriófago-DMS de la proteína del pico usada en este estudio se podía utilizar para examinar cohortes más grandes, potencialmente incluyendo los individuos de edades diversas y con resultados clínicos variables, sugiere Taylor y a colegas.

Esto podría ayudar “a definir si las mutaciones que rompen el atascamiento del anticuerpo varían de una manera sistemática a través de poblaciones y si esto está correlacionado con resultado o el riesgo clínico de reinfección,” concluye a las personas.

Advertencia *Important

el bioRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Sally Robertson

Written by

Sally Robertson

Sally first developed an interest in medical communications when she took on the role of Journal Development Editor for BioMed Central (BMC), after having graduated with a degree in biomedical science from Greenwich University.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Robertson, Sally. (2020, November 18). Las “mutaciones del escape” podían ayudar a SARS-CoV-2 a evadir ataque inmune. News-Medical. Retrieved on September 22, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20201118/Escape-mutations-could-help-SARS-CoV-2-evade-immune-attack.aspx.

  • MLA

    Robertson, Sally. "Las “mutaciones del escape” podían ayudar a SARS-CoV-2 a evadir ataque inmune". News-Medical. 22 September 2021. <https://www.news-medical.net/news/20201118/Escape-mutations-could-help-SARS-CoV-2-evade-immune-attack.aspx>.

  • Chicago

    Robertson, Sally. "Las “mutaciones del escape” podían ayudar a SARS-CoV-2 a evadir ataque inmune". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201118/Escape-mutations-could-help-SARS-CoV-2-evade-immune-attack.aspx. (accessed September 22, 2021).

  • Harvard

    Robertson, Sally. 2020. Las “mutaciones del escape” podían ayudar a SARS-CoV-2 a evadir ataque inmune. News-Medical, viewed 22 September 2021, https://www.news-medical.net/news/20201118/Escape-mutations-could-help-SARS-CoV-2-evade-immune-attack.aspx.