Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las desorganizaciones de COVID-19-related a la investigación de cáncer de cuello del útero podían aumentar riesgo siete veces, los hallazgos BRITÁNICOS del estudio de caso

El coronavirus 2019 pandémicos (COVID-19) ha interrumpido actividad social y económica y ha llevado a una onda enorme de la enfermedad y de la muerte. Sin embargo, hay otros costos de la atención sanitaria también, uno de los cuales es la interrupción de la investigación programada para las enfermedades que pueden ser curadas si están diagnosticadas temprano; una tal enfermedad es cáncer de cuello del útero.

Un nuevo estudio revela desigualdades en el retraso en la investigación para este cáncer, y recomienda que la capacidad de la investigación esté aumentada además de dar un más prioritario a las mujeres que han faltado su visita programada.

Las investigaciones cervicales apuntan determinar signos tempranos de la malignidad cervical de habilitar la extirpación oportuna de células malas antes de que invadan el tejido subyacente y se extiendan para formar el cáncer público.

El estudio actual, publicado como prueba preliminar en el servidor del medRxiv* en noviembre de 2020, fue basado en el Reino Unido, en donde la investigación cervical conducto por las enfermeras entrenadas para recoger muestras como parte de práctica general.

Probabilidades de la investigación cervical y del cáncer en Inglaterra

La incidencia del cáncer de cuello del útero en Inglaterra, estandardizada por riesgo edad-conectado europeo, es cerca de 9.5/1,00,000 entre 25 y 64 años. El horario de la investigación considera una investigación anual 3 entre 25 y 49 años (que puedan ahora extender a 5 años con la prueba primaria de HPV que está ahora disponible), y una investigación anual 5 entre 50 y 64 años. El cerca de 72% de mujeres elegibles participa actualmente.

Los investigadores estimaban las probabilidades para este cáncer en las mujeres que eran a) pedido la primera vez revisar, b) revocado para las investigaciones rutinarias futuras, y c) ésas fuera del programa. Según el HPV primario que revisaba el cartucho, conducto en sobre todo mujeres sin vacunar, el alrededor 7%, el 2% y 0,5% de mujeres en los grupos de la misma edad 25 a 29 años, 30 a 49 años, y 50 a 64 años, respectivamente, tenían pendiente intraepitelial cervical de alto grado (CIN) 2 de la neoplasia o más alto, en el primer lamamiento, la primera llamada o en segundo lugar la llamada.

La vacunación contra el papillomavirus humano (HPV) se ofrece a las muchachas encima de 12 años en Inglaterra, y los cerca de 86% de las viejas muchachas 12-13-year toman la vacuna. Se prevee que esto reduzca escarpado la incidencia del cáncer de cuello del útero. Las probabilidades de la condición premaligna de alto grado llamaron la pendiente intraepitelial cervical (CIN) 3 de la neoplasia o más alto fueron reducidos por el 86% entre ésos vacunados por 13 años; el 78% en ésos vacunados por 14; el 73% por 16 años; el 45% por 17 años; y el solamente 15% si está vacunado por 18 años.

Los investigadores también estimaban la proporción de CIN que se convertiría en cáncer de cuello del útero en el plazo de 6 meses. Encontraron que para ésos abajo de 30 años, el régimen de la progresión al cáncer asintomático estaba apenas encima de 1 en 1.000 en 24-29 años, duplicando en 30-34 años, y triplicando a 0,35% en 35-39 años. Por 40-49 años, era multiplicado por seis, en 0,65%.

Más allá de esto, el índice de progresión casi creciente en un orden de magnitud, a 9 en 1.000 por 50-61 años, y 11 en 1.000 para las mujeres envejeció 62 años o más.

Investigación cervical durante COVID-19

La investigación para el cáncer de cuello del útero fue pegada difícilmente por el pandémico, no sólo en el Reino Unido pero por todas partes. En el Reino Unido, no invitaron las mujeres para su visita de la investigación a partir de abril de 2020 adelante al junio de 2020. Incluso en este punto de la segunda vez, los médicos podrían activar las invitaciones para revisar por 6 meses más, si procede. Los retrasos similares podían acompañar los resurgimientos futuros del virus.

Ya, hay una reserva importante de las mujeres que esperan su investigación, desde entonces los GPs comenzaran a ofrecer solamente consultas urgentes en marzo de 2020. Nadie puede predecir cómo rápidamente esto se puede alcanzar a los niveles pre-pandémicos, en la práctica y los niveles del laboratorio, ni está claro cuántas mujeres entrarán para revisar incluso si se reanuda la investigación rutinaria. Sin embargo, los científicos pueden estimar la cantidad de riesgo de cáncer excesivo que sea probable seguir debido a la oportunidad de blindaje perdida.

El alcanzar en servicios de la investigación: dos decorados

El servicio médico puede ahora hacer una de dos cosas: puede reprogramar el programa entero, ` que cae' los seis meses de la no-investigación para comenzar de nuevo, o puede reprogramar la investigación para solamente esas mujeres que faltaron sus giros. Los que habrían sido invitadas después, en todo caso, continúan sus horarios sin un interruptor.

En el primer caso, el blindaje sería bajado permanente por seis meses para todas las mujeres ya en el programa, pero no para los que incorporan nuevamente el programa después de que la desorganización actual haya sido resuelta. La población afectada en el primer caso será de tres veces o cinco veces el número total de mujeres en un año.

En el segundo caso, solamente algunas mujeres sufrirán - los cuyas invitaciones cayeron dentro del período del retraso - pues no se ofrecen la oportunidad de alcanzar. Su investigación siguiente suceso sólo después de 3 o 5 años, dependiendo de su categoría de edad. Esto afectará a mitad del número total de mujeres revisó en un año.

Impacto de estos decorados

El estudio actual utiliza el modelado matemático para entender el impacto de ambas estas aproximaciones en mujeres entre 25 y 64 años de edad en términos de incidencia del cáncer de cuello del útero en Inglaterra. Esto fue utilizada para estimar el número total de mujeres con tales condiciones que no fueron diagnosticadas debido al blindaje demorado, después de ajustar según el efecto protector de tres cartuchos de vacunación sobre las mujeres envejecidas 25 a 34 años.

La supresión de la investigación para el grupo entero llevaría a una baja de la investigación para cerca de 10,7 millones de mujeres, comparado con 1,5 millones de mujeres si solamente las mujeres cuyos giros vinieron durante el período pandémico eran afectadas. Aunque estos números aparecen sumamente diferentes, el número de mujeres que desarrollaron el cáncer superior al que sería preveída con la investigación regular asomó alrededor de 630 en ambos decorados. Esto viene a cerca de 4 casos además de la cuenta típica por ciclo de la investigación por 1,00,000 mujeres.

Ciclos de blindaje faltados asociados a riesgo de cáncer de siete veces

Cuando son estratificadas por edad, exceso de las diagnosis del cáncer se encuentran para ser las más altas de la categoría de edad 40-49-year, y lo menos en la categoría de edad 25-34-year que han recibido la vacunación contra HPV de alto riesgo se esfuerzan.

El efecto de la interrupción en la investigación da lugar así, no a un aumento absoluto en el número de cánceres, pero en la distribución de estos casos. Las mujeres que se fuerzan a renunciar el blindaje debido a las restricciones de COVID-19-related soportan la parte más recia del riesgo adicional, debido a su CIN que tiene tiempo lejos más largo para progresar antes de su detección. Esto también significa que sus cánceres son probables avance más a la hora de la detección.

En el segundo decorado, por lo tanto, el riesgo de cáncer sería siete veces más arriba en una mujer que faltó la investigación que si la revisaron con un retraso de 6 meses. Los índices de exceso de cáncer serían 41,5 y 5,9 por 1,00,000 mujeres, respectivamente.

La validación de estas conclusión se complica por el período latente largo del cáncer de cuello del útero, la subida prevista de diagnosis con el lanzamiento de la investigación de HPV en el nivel de la atención primaria debido a su sensibilidad creciente para esta condición, en relación con la evaluación citológica. Los investigadores comentan, “evaluación de las historias de investigación de las mujeres diagnosticadas con el cáncer de cuello del útero una vez que revisan servicios que el curriculum vitae proporcionará las mejores pruebas del impacto real de 151 retrasos COVID-19 a la investigación cervical.”

¿Cuáles son las implicaciones?

Los investigadores señalan, “en nombre de equidad, por lo tanto, nuestros lamamientos del análisis para las dimensiones que se aseguran de que las mujeres no falten una investigación entera redonda debido a la desorganización COVID-19, es decir decorado 2 deben ser evitadas y el decorado 1 sería preferible.”

Aunque esto significaría un aumento en riesgo a un número mucho más grande de mujeres, puede ser posible reforzar la capacidad de la investigación por algunos meses de alcanzar la reserva y de reducir así el riesgo excesivo durante un período más corto. La falla obvia en esta estrategia, como los investigadores destaca, es el hecho de que la prueba de HPV y la prueba COVID-19 utilizan el mismo equipo de reactivos, afectando directamente a disponibilidad del reactivo.  

No obstante, esto se debe perseguir lo más lejos posible, y las mujeres cuyas citas son vencidas deben ser animadas lo más lejos posible a venir hacia adentro para la investigación temprana, disminuir el daño. Esto exige que primero los determinen, bastante difícil una tarea en el nivel de la atención primaria, pero una que se deba dar prioridad para asegurar la distribución equitativa del cuidado a este grupo.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2020, December 02). Las desorganizaciones de COVID-19-related a la investigación de cáncer de cuello del útero podían aumentar riesgo siete veces, los hallazgos BRITÁNICOS del estudio de caso. News-Medical. Retrieved on February 26, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20201202/COVID-19-related-disruptions-to-cervical-cancer-screening-could-increase-risk-sevenfold-UK-case-study-finds.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Las desorganizaciones de COVID-19-related a la investigación de cáncer de cuello del útero podían aumentar riesgo siete veces, los hallazgos BRITÁNICOS del estudio de caso". News-Medical. 26 February 2021. <https://www.news-medical.net/news/20201202/COVID-19-related-disruptions-to-cervical-cancer-screening-could-increase-risk-sevenfold-UK-case-study-finds.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Las desorganizaciones de COVID-19-related a la investigación de cáncer de cuello del útero podían aumentar riesgo siete veces, los hallazgos BRITÁNICOS del estudio de caso". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20201202/COVID-19-related-disruptions-to-cervical-cancer-screening-could-increase-risk-sevenfold-UK-case-study-finds.aspx. (accessed February 26, 2021).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2020. Las desorganizaciones de COVID-19-related a la investigación de cáncer de cuello del útero podían aumentar riesgo siete veces, los hallazgos BRITÁNICOS del estudio de caso. News-Medical, viewed 26 February 2021, https://www.news-medical.net/news/20201202/COVID-19-related-disruptions-to-cervical-cancer-screening-could-increase-risk-sevenfold-UK-case-study-finds.aspx.