Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los entrehierros de los hallazgos del estudio en opiáceo utilizan el tratamiento del desorden durante paros de COVID

En los meses tempranos del pandémico COVID-19, las visitas al doctor disminuyeron dramáticamente. Un grupo de pacientes que aparece haber resistido a esta tendencia es los que eran tratadas ya para el desorden del uso del opiáceo. Con un aumento en visitas del telehealth, estos pacientes continuaron ver a doctores y conseguir repuestos de la receta a un régimen relativamente estable, según un nuevo estudio llevado por los investigadores en la Facultad de Medicina de Harvard publicó el 15 de diciembre en el JAMA.

No obstante, la nota de los investigadores, su análisis encontró importante a menos personas el comenzar de los nuevos cursos del remedio para tratar desorden del uso del opiáceo en 2020, comparados con el mismo período de tres meses en 2019, sugiriendo que algunos de los que necesitaron iniciar el tratamiento de la medicación no hicieron tan. Otro encontrar alarmante era que había menos prueba de la orina a través de todos los pacientes--semejante establecida y nuevo--durante los primeros meses del pandémico.

Es encouraging ver a esa gente que fue dedicado al tratamiento para el desorden del uso del opiáceo antes de que el pandémico golpeado con el pie hacia adentro todavía consiguiera cuidado necesario durante los primeros meses de la distancia y de paros del social. Pero está tratando que los nuevos pacientes que necesitaron ayuda no pudieron haber conseguidola y que la continuación importante trabaje con herramienta por ejemplo la prueba de la orina no era utilizado como a menudo.”

Haiden Huskamp, estudia al autor mayor, Henry J. Kaiser profesor del plan de acción de la atención sanitaria, instituto de Blavatnik, HMS

Las conclusión revelan qué trabajaron y no trabajaron durante el paro y podrían ayudar a informar a estrategias preventivas para evitar lapsos en cuidado durante los pandémicos futuros, las personas dijeron.

Con mucha de la nación bajo recomendaciones hogareñas en el muelle de 2020, muchas prácticas del médico limitaron personalmente las visitas pacientes, cambiando a la telemedicina siempre que sea posible. Al mismo tiempo, los investigadores dijeron, factores de ansiedad tales como aislamiento, desempleo y ansiedad sociales sobre el pandémico sí mismo, contribuido probablemente al opiáceo creciente uso y sobredosis.

Comprensible, muchos fueron referidos que gente que luchaba ya problemas del opiáceo antes de que el pandémico recibiera no más el mismo nivel de cuidado y que menos pacientes comenzarían el tratamiento durante el pandémico, los investigadores dijeron.

Para examinar cómo estos factores afectaron al tratamiento de establecido y los nuevos pacientes con el opiáceo utilizan desorden, los investigadores comparados tienden en los terraplenes de la receta, visitas de paciente no internado y los análisis de orina entre privado aseguraron a individuos en los meses tempranos de 2020 con los mismos meses en 2019. Las personas utilizaron datos de una base de datos propietaria del seguro que incluye las reclamaciones para el anuncio publicitario y los enrollees de la ventaja de Seguro de enfermedad.

El estudio observaba los individuos que eran edades 18-64 y alistaron contínuo con médico, la salud del comportamiento y la farmacia se beneficia de enero a mayo de 2020 y de enero a mayo de 2019, dividiéndolo en dos grupos. Un grupo de 16.000 individuos recibía ya la medicación del opiáceo-uso-desorden, y a un grupo de más de 6 millones de individuos que no recibían tal medicación.

Para ambos grupos, los investigadores examinaron el semanal y el porcentaje acumulativo de los individuos que consiguieron por lo menos una receta para el tratamiento del desorden del uso del opiáceo en marzo, abril y mayo, tenía por lo menos una visita a un clínico y tenía por lo menos un análisis de orina para descubrir trazos de opiáceos. Los investigadores también examinaron la proporción de visitas semanales que eran citas de la telemedicina bastante que visitan personalmente.

El análisis mostró que ésa durante los primeros tres meses del pandémico allí no era ninguna disminución de terraplenes de la medicación y ninguna disminución de las visitas del clínico entre ésos que son tratadas ya con la medicación, con el telehealth visita compensar la disminución personalmente de visitas.

Sin embargo, el estudio reveló que durante ese período menos individuos comenzaron a tomar la medicación para el desorden del opiáceo-uso y menos prueba de la orina conducto a través de todos los pacientes.

Entre los individuos que recibían ya la medicación, más personas llenaron por lo menos una receta en marzo, abril y mayo de 2020 que lo hicieron en marzo, abril y mayo de 2019 (el 68 por ciento comparado con el 66 por ciento).

El porcentaje de los pacientes que tenían por lo menos una visita del clínico en marzo, abril y mayo no era importante diferente entre 2020 y 2019.

El porcentaje de los individuos que recibían por lo menos un análisis de orina era más inferior en 2020 que en 2019 (el 11 por ciento comparado con el 14 por ciento).

En 2020, las visitas entregadas vía la telemedicina aumentaron del menos de 1 por ciento en la semana una (la semana del 1 de marzo) al casi 24 por ciento en la semana 13.

Entre los individuos que no recibían la medicación en enero y febrero, el porcentaje que recibía por lo menos un terraplén en marzo, abril y mayo de 2020 era más inferior que durante esos meses en 2019 (el 0,12 por ciento comparado con el 0,16 por ciento).

Ambo el porcentaje de los pacientes que tenían por lo menos una visita en marzo, abril y mayo (el 0,13 por ciento comparado con el 0,14 por ciento) y los que recibieron por lo menos un análisis de orina (el 0,08 por ciento comparado con el 0,12 por ciento) eran más inferiores en 2020 que en 2019. La proporción de visitas del clínico conducto vía la telemedicina aumentó a partir del 0,60 por ciento en la primera semana del 2020 a 31,82 por ciento en la semana 13.

En un estudio publicó a principios de este año, el mismo grupo de investigadores denunciados sobre la experiencia de los médicos que trataban a gente con desordenes del uso del opiáceo durante el pandémico. Este estudio encontró que muchos clínicos podían mantener lazos con los pacientes existentes vía la telemedicina con todo no aserraban al hilo cómodos iniciando el tratamiento para los nuevos pacientes que no habían resuelto cara a cara. Esos médicos también denunciaron reducir la prueba de la orina para proteger a pacientes contra la exposición COVID-19. Los investigadores observaron que algunas de las reducciones en niveles de cuidado pudieron también haber estado porque menos pacientes están buscando cuidado durante el pandémico. Los investigadores dicen que estos factores explican probablemente las tendencias encontradas en su último estudio.

“No hay duda que, como mucho del sistema sanitario, nuestra capacidad de entregar el cuidado para la gente con desorden del uso del opiáceo fue desafiada por el pandémico del coronavirus. Las buenas noticias son que muchos médicos podían utilizar la telemedicina para mantener el acceso para sus pacientes y para tirante en sus meds,” dijeron al co-autor Ateev Mehrotra, profesor adjunto del estudio del plan de acción de la atención sanitaria y del remedio en el HMS y de un hospitalist en el centro médico de la diaconisa de Beth Israel.

Las lecciones doctas, están sin obstrucción, el equipo de investigación dijo.

“Yendo adelante, necesitamos hacer un mejor trabajo de asegurarse de que los pacientes pueden recibir con seguridad todo el cuidado de la continuación que necesitan, incluyendo la supervisión adecuada de su desorden del uso del opiáceo con la prueba periódica de la droga de la orina, que es un componente importante del cuidado que puede informar al tratamiento de un paciente,” Huskamp dijimos. “También necesitamos asegurarnos de que los nuevos pacientes no se estén cayendo a través de las hendiduras.”

Source:
Journal reference:

Huskamp, H.A., et al. (2020) Treatment of Opioid Use Disorder Among Commercially Insured Patients in the Context of the COVID-19 Pandemic. JAMA. doi.org/10.1001/jama.2020.21512.