Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La dieta del molde-madre mientras que el amamantamiento puede dar forma el perfil de los oligosacáridos humanos de la leche

La investigación ha mostrado que la leche humana es la fuente óptima de la nutrición para los recién nacidos y los niños. Consulta protección contra ambas enfermedades infantiles inmediatamente peligrosas para la vida tales como enterocolitis de necrotización, así como enfermedades posteriores del inicio en adultos, como obesidad, diabetes y síndrome del intestino irritable. La prueba científica sugiere que un qué molde-madre come mientras que ella está amamantando puede modular la composición beneficiosa de la leche de molde-madre, pero los mecanismos subyacentes implicados no se han aclarado.

En un nuevo estudio publicado en partes científicos de la naturaleza, los investigadores de la universidad de Baylor del remedio, el hospital de niños de Tejas y otras instituciones describen un mecanismo natural que pueda modificar las ventajas de la leche maternal. Denuncian las primeras pruebas que la dieta mientras que el amamantamiento puede dar forma el perfil de los oligosacáridos humanos de la leche, (HMO) un tipo del molde-madre de hidrato de carbono complejo en la leche de molde-madre. El cambio del HMOs, que son comida y forraje para los microbios sanos, a su vez modifica las capacidades funcionales del microbiome de la leche. Se ha propuesto que los efectivoses de un microbiome sano en el recién nacido y el niño influencian salud metabólica de por vida.

“En trabajo previo en ambos seres humanos y primates, encontramos que una qué mujer embarazada come durante embarazo tiene la capacidad de afectar a la salud metabólica de por vida de su niño. En el estudio actual que presentamos las primeras pruebas que muestran que la dieta de un molde-madre de amamantamiento puede afectar directamente a la composición del HMO de la leche,” dijo el Dr. mayor y correspondiente Kjersti Aagaard del autor, la silla de Henry y de Emma Meyer en obstetricia y ginecología y al profesor de la genética molecular y humana en Baylor.

“Esto era determinado emocionante, puesto que HMOs es substancias básicamente inertes a un molde-madre o a su bebé. Sin embargo, ejercen sus subsidios por enfermedad actuando como la comida o forraje a los microbios -- ambas bacterias y algunos virus. Éste aparece ser un ejemplo muy interesante de donde qué comemos influencias nuestros microbios vía un intermedio (el HMOs), a que hacemos pero no beneficiamos directamente. Nos da una ojeada fascinadora en lo que nosotros y otros creemos somos un proceso natural de la co-evolución,” Aagaard dijo.

Trabajando con el Dr. Morey Haymond, profesor de la pediatría-nutrición en Baylor, las personas de investigadores suministraron a moldes-madre de amamantamiento todas sus comidas en una fijación controlada en el centro de investigación de la nutrición de los niños del USDA. Los moldes-madre consumieron una dieta determinada por 30 a 70 horas. Después de un período de dos semanas del alabeo negativo, la misma mujer comió una diversa dieta también ofrecida por los investigadores.

Los investigadores cerco cuidadosamente muestras de la leche de cada tema en estos diversos puntos del tiempo incluyendo la dieta “interruptores.” De esta manera, cada mujer podría servir como su propio mando, algo designado un diseño de ensayo de la “cruce”. Esto ayudó a los investigadores a controlar para la posibilidad de cómo las mujeres individuales pueden variar uno al siguiente en el periodo de HMOs hicieron, así como la posibilidad de confundir microbios en la leche con los contaminantes ambientales. Las personas analizaban el HMO y la composición del microbiome de la leche y de las pistas espigadas en cuanto al efecto de la dieta de los moldes-madre.

Encontramos que el hidrato de carbono y las fuentes de energía maternales distintos en las dietas que ofrecimos alteraron preferencial las concentraciones de la leche de HMOs, y esto fue acompañada por los cambios en la capacidad metabólica del microbiome de la leche. No es que la dieta maternal sí mismo está afectando directamente a los microbios, pero que la dieta afecta a la comida de los microbios, el HMOs, que a su vez dan forma la capacidad funcional de la comunidad de microbios en la leche que será consumida por el bebé. Interesante, los cambios en HMO ocurrieron rápidamente, en una cuestión de 2 a 3 días, después de los moldes-madre cambiados su dieta.”

El Dr. Maxim Seferovic, primer autor, instructor de obstetricia y ginecología en Baylor que trabaja en el laboratorio de Aagaard

Los investigadores proponen que las conclusión puedan tener implicaciones no sólo para el bebé pero también para el molde-madre.

“Proponemos que nuestras conclusión puedan tener efectos potenciales sobre la salud y el revelado del bebé, incluyendo el potencial para ascender integridad sana de la tripa en la superficie de la mucosa. Comunidades microbianas de la alimentación de HMOs han sugerido ciertas, y que los efectivoses de esas comunidades microbianas son probablemente importantes para el revelado neonatal de la función del cerebro,” dijeron al Dr. Melinda Engevik, becario postdoctoral del co-autor en patología e inmunología en Baylor. “Especulamos eso que tiene cierto HMOs ascendemos el incremento de ciertos microbios en la leche, que después pasan al bebé y pueden ascender el revelado sano.”

“Otro aspecto emocionante de nuestro estudio es la sugerencia que HMOs parece afectar preferencial al potencial de crecimiento de los microbios que pueden también comunicar riesgo para la salud o la ventaja para el molde-madre. Por ejemplo, dando forma a la comunidad de microbios en la leche de las maneras que pueden favorecer el incremento de ciertos microbios beneficiosos vía la exclusión simultánea de los que causen mastitis durante el amamantamiento,” Aagaard dijo.

Si no tratado con los antibióticos, la mastitis, o la inflamación dolorosa del tejido del pecho que implica típicamente una infección, evita el amamantamiento y puede convertirse en una condición seria.

HMOs también puede potencialmente incitar un microbiome sano de otras maneras. Por ejemplo, introduciendo los buenos microbios, actuando como señuelo que atrae y secuestra microbios potencialmente peligrosos y analizando HMOs y produciendo los alimentos que pueden beneficiar a otros microbios.

Source:
Journal reference:

Seferovic, M.D., et al. (2020) Maternal diet alters human milk oligosaccharide composition with implications for the milk metagenome. Scientific Reports. doi.org/10.1038/s41598-020-79022-6.