Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los hospitales de niños son en parte culpar pues los superbugs atacan cada vez más a cabritos

Una memoria frecuenta Christina Fuhrman: la imagen de su mentira de la perla del niño pálida y decaída en una cama de hospital, atada a un IV para mantenerla hidratada como ella luchó contra una infección del superbug.

“Ella sobrevivió por la gracia de dios,” Fuhrman dijo de la enfermedad que golpeó a su más viejo niño de esta ciudad central de Missouri hace casi cinco años. “Ella podría tener rápido séptico ida. Su condición estaba cerca de crítico.”

La perla luchaba el diff del clostridium difficile, o de la C., un tipo de bacterias resistentes a los antibióticos conocidas como superbug. Una carrocería cada vez mayor de la investigación muestra ese abuso y uso erróneo de antibióticos en los hospitales de niños - qué expertos y pacientes de la salud dicen deben saber mejor - combustible de las ayudas estas bacterias peligrosas que ataquen adultos y, cada vez más, a niños. Los doctores se preocupan que el pandémico del covid llevará solamente a overprescribing.

Un estudio publicado en las enfermedades infecciosas clínicas del gorrón encontró en enero que 1 en 4 niños dados los antibióticos en los hospitales de niños de los E.E.U.U. está prescrito las drogas inadecuado - los tipos incorrectos, o durante demasiado tiempo, o cuando no son necesarios.

El Dr. Jason Newland, profesor de la pediatría en la universidad de Washington en St. Louis que co-fue autor del estudio, dijo que es probable un underestimate porque la investigación implicó los 32 hospitales de niños que trabajaban ya junta en uso antibiótico apropiado. Newland dijo que los hospitales de niños del 250-plus de la nación necesitan hacer mejor.

“Es irresponsable,” Fuhrman agregó. Acoplado con los padres que piden antibióticos en las oficinas de los pediatras, “apenas está creando a un monstruo.”

Usando los antibióticos cuando no son necesario es un prolongado problema, y el pandémico “ha lanzado un poco de gas en el fuego,” dijo al Dr. Mark Schleiss, profesor de la pediatría en la universidad de la Facultad de Medicina de Minnesota.

Aunque los miedos de covid-19 signifiquen que menos padres están llevando a sus niños a las oficinas de los doctores y algunos han saltado las visitas rutinarias para sus cabritos, niños todavía están consiguiendo los antibióticos con las visitas de la telemedicina que no permiten personalmente exámenes. Y la investigación muestra que hospitalizaron a más de 5.000 niños infectados con el coronavirus entre finales de mayo y finales de septiembre. Si los síntomas apuntan en la dirección de una infección bacteriana encima del coronavirus, Schleiss dijo, los doctores prescribe a veces los antibióticos, que no trabajan en virus, hasta que las pruebas eliminen bacterias.

Al mismo tiempo, Newland dijo, las demandas de cuidar para los pacientes del covid toman tiempo lejos se conocen de qué como la “administración” programa la medición dirigida y perfeccionar de cómo se prescriben los antibióticos. Tales esfuerzos implican a menudo los cursos de formación permanente para los profesionales de la atención sanitaria en cómo utilizar los antibióticos con seguridad, pero el pandémico ha hecho ésos más difíciles recibir.

“No hay duda: Hemos visto un cierto uso extra de antibióticos,” Newland dijo. “El impacto del pandémico en uso antibiótico será importante.”

Incremento del superbug de la impulsión de los hábitos

La resistencia antibiótico ocurre con la mutación al azar y la selección natural. Esas bacterias más susceptibles a un antibiótico mueren rápidamente, pero los gérmenes de la supervivencia pueden pasar conectado características resistentes, después se extienden. El proceso es impulsado prescribiendo los hábitos que llevan a los niveles del uso antibiótico.

Un estudio de marzo en el mando de la infección del gorrón y la epidemiología del hospital encontró que los índices de uso antibiótico en pacientes en los 51 hospitales de niños colocaron a partir de la 22% hasta el 52%. Algunas de esas medicaciones trataron infecciones bacterianas reales, pero otras fueron dadas con la esperanza de prevenir infecciones o cuando los doctores no conocían qué causaba un problema.

“Oigo mucho sobre el uso antibiótico para “sólo en caso los” decorados,” dijo al Dr. Joshua Watson, director del programa antimicrobiano de la administración en el hospital de niños a escala nacional en Ohio. “Subestimamos las desventajas.”

Newland dijo que cada especialidad en remedio tiene su propia cultura alrededor de uso antibiótico. Muchos cirujanos, por ejemplo, utilizan rutinario los antibióticos para prevenir la infección después de operaciones.

El exterior de los hospitales, doctores se ha criticado de largo para los antibióticos que prescribían demasiado a menudo para las dolencias tales como infecciones del oído, que pueden ir a veces de distancia en sus los propio o se pueden causar por los virus que los antibióticos no contradirán.

El Dr. Shannon Ross, profesor adjunto de la pediatría y de la microbiología en la universidad de Alabama en Birmingham, dijo que han enseñado no todos los doctores cómo utilizar los antibióticos correctamente.

“Muchos de nosotros no realizan que la estamos haciendo,” ella dijo de abuso. “Él clase de no conocer lo que usted está haciendo hasta que alguien le informe.”

Todo el esto impulsa el incremento de superbugs numerosos en la misma población servida por estos hospitales. Los estudios numerosos, incluyendo uno publicado en el gorrón de la pediatría en marzo, citan la subida entre cabritos del diff de la C., que causa problemas gastrointestinales. Un estudio 2017 en el gorrón de la sociedad pediátrica de las enfermedades infecciosas encontró que subieron los casos de cierto tipo de enterobacteriáceas multidrug-resistentes el 700% en niños americanos en apenas ocho años. Y una corriente constante de los puntos de la investigación a la incidencia obstinada en cabritos del MRSA más conocido, o estafilococo áureo meticilina-resistente.

Las infecciones del Superbug pueden ser extremadamente difíciles - y a veces imposible - de tratar. Los doctores deben girar al remedio fuerte con efectos secundarios o dar a menudo las drogas intravenoso.

“Está consiguiendo cada vez más preocupante,” Ross dijo. “Hemos tenido pacientes que no hemos podido tratar porque no hemos tenido ningún antibiótico disponible” que podría matar a los gérmenes.

Los doctores dicen que el mundo está acercando a una “era del poste-antibiótico,” cuando los antibióticos trabajan no más y las infecciones comunes puede matar.

Un monstruo soltado

Los Superbugs spawn/generaron por abuso antibiótico pusieron todo el mundo a riesgo.

Como su hija, Fuhrman también sufrió con la infección del diff del A.C., consiguiendo enferma después de tomar los antibióticos que seguían una endodoncia en 2012. Mientras que matan a los gérmenes dañinos, los antibióticos pueden también destruir los que protejan contra la infección. Fuhrman completó un ciclo dentro y fuera del hospital por meses. Cuando ella finalmente consiguió mejor, ella intentó evitar usar los antibióticos y nunca los dio a su hija.

Eso es porque los antibióticos afectan a su microbiome limpiando fuera los gérmenes malos y los buenos gérmenes que protegen su carrocería contra infecciones.

Los primeros síntomas de la perla del diff de la C. se presentaron cerca de tres años más adelante, aproximadamente 20 meses. Fuhrman notó que su hija tenía lotes de defecaciones. La mamá encontró eventual pus y sangre en los taburetes de su hija. Un día, la perla era tan pálido y débil que Fuhrman le llevó la sala de urgencias. La descargaron, después clavó una fiebre y volvió al hospital.

Los doctores trataron la perla con Flagyl, un antibiótico del amplio-espectro. Pero dos días después de la dosis pasada, ella fue cuesta abajo. La infección había vuelto. Ella se recuperó sólo después de ir a la clínica de Mayo en Rochester, Minnesota, para un trasplante fecal del microbiota, en el cual ella recibió el taburete dispensador de aceite sano de su papá con una colonoscopia.

Desde la prueba dura de su familia, Fuhrman ha estado intentando aumentar la percatación de superbugs y del abuso antibiótico. Ella desempeña servicios en la tabla del asiento de Peggy Lillis, de la organización de la educación del diff del A.C. y de la defensa, y ha atestiguado ante un comité consultivo presidencial en Washington, C.C., sobre superbugs y la administración antibiótico.

En marzo, los centros para Seguro de enfermedad y los servicios de Medicaid comenzaron a requerir todos los hospitales documentar que tengan programas antibióticos de la administración.

Una aproximación, Schleiss dijo, es restringir los antibióticos “salvando nuestros puntos negros más mágicos para las situaciones más desesperadas.” Otra es parar los antibióticos en, por ejemplo, 72 horas, después de valorar de nuevo si los pacientes las necesitan. Mientras tanto, los doctores están pidiendo más investigación en uso antibiótico en niños.

Fuhrman dijo que los hospitales deben hacer todos lo que pueden parar infecciones del superbug. Los piquetes son enormes, ella dijo, apuntando en la dirección de la perla, ahora primer graduador de 7 años que tenga gusto de desgastar una diadema para el pelo rosada y de pintar sus uñas minúsculas un arco iris de colores en colores pastel.

Los “antibióticos son grandes, pero tienen que ser utilizados sabiamente,” Fuhrman dijo. “El problema de superbugs está aquí. Ahora está en nuestro patio trasero, y apenas está consiguiendo peor.”

Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.