Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las infusiones relanzadas del ketamine pueden ser un tratamiento prometedor para los pacientes de PTSD

Las infusiones relanzadas del ketamine del intravenoso (iv) reducen importante severidad del síntoma en individuos con trastorno por estrés postraumático crónico (PTSD) y la mejoría es rápida y mantenida por varias semanas luego, según un estudio conducto por los investigadores de la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí. El estudio, publicado septiembre XX en el gorrón americano de la psiquiatría, es primero haber seleccionado al azar, la juicio controlada de la administración relanzada del ketamine para PTSD crónico y sugiere que esto puede ser un tratamiento prometedor para los pacientes de PTSD.

Nuestras conclusión ofrecen discernimiento en la eficacia del tratamiento de la administración relanzada para PTSD, un paso siguiente importante del ketamine en nuestra búsqueda para desarrollar las intervenciones farmacológicas nuevas para este desorden crónico y que incapacita, pues tratamientos actualmente disponibles no ayudan a un gran número de individuos suficientemente. Los datos sugieren relanzaron el ketamine IV son un tratamiento prometedor para la gente que sufre de PTSD y proporcionan el apoyo evidentiary a los estudios futuros de la autorización para determinar cómo podemos mantener esta reacción rápida y robusta en un cierto plazo.”

Adriana Feder, Doctor en Medicina, profesor adjunto de la psiquiatría, Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí y el autor importante del estudio

Anterior al estudio actual, investigadores del monte Sinaí conducto el primer prueba-de-concepto, juicio seleccionada al azar, controlada de un de dósis simple del ketamine intravenoso para PTSD, que mostró la reducción importante y rápida del síntoma de PTSD 24 horas de poste-infusión. El primer aprobó por los E.E.U.U. Food and Drug Administration como agente anestésico en 1970, ketamine actúa como antagonista del receptor del N-metílico-d-aspartato (NDMA), un receptor ionotropic del glutamato en el cerebro. En cambio, los antidepresivos ampliamente utilizados apuntan diversos neurotransmisores - serotonina, noradrenalina, y dopamina - y pueden llevar semanas incluso los meses al trabajo. Estas drogas se consideran ineficaces en por lo menos una mitad de casos, y solamente parcialmente efectivas en un tercer adicional.

“Los datos presentados en nuestras réplicas actuales del estudio no sólo, pero también los emplear nuestras conclusión iniciales sobre el ketamine para PTSD, indicando eso además de ser rápidos, el efecto del ketamine se pueden mantener durante varias semanas. PTSD es una condición extremadamente debilitante y estamos contentos que nuestro descubrimiento puede llevar a una opción del tratamiento para tan muchos que estén necesitando relevo de su sufrimiento,” dijo a Dennis S. Charney, Doctor en Medicina, decano de Anne y de Joel Ehrenkranz de la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí y presidente de los asuntos académicos para el sistema de la salud del monte Sinaí y el autor mayor del papel.

Para el estudio actual, destinaron los participantes aleatoriamente para recibir seis infusiones del ketamine, administradas tres veces por semana durante dos semanas consecutivas, comparadas a seis infusiones del midazolam psicoactivo del mando del placebo (elegido porque sus parámetros farmacocinéticos y efectos del comportamiento no específicos son similares a los del ketamine) administrado y evaluado sobre el mismo horario. Los individuos en este estudio tenían PTSD severo y crónico del trauma civil o militar, con la duración mediana de 14 años y casi de la mitad de las medicaciones psicotrópicas concomitantes de la toma de muestras. Los traumas primarios denunciados por los participantes incluyeron la agresión sexual del vejamen, del asalto violento físico del asalto o del abuso, el atestiguar o de la muerte, sobreviviendo o respondidos a los ataques de 9/11, y a la exposición del combate. Las personas de los raters entrenados del estudio fijaron todos los participantes del estudio en la línea de fondo, en la semana 1 y la semana 2, así como en cada día de la infusión que administraron la escala administrada clínico de PTSD para DSM-5 y la escala de alimentación de la depresión de Montgomery-Asberg (MADRS), las escalas de alimentación estándar para la evaluación de PTSD y la depresión.

Significantly more participantes en el grupo del ketamine (el 67 por ciento) lograron por lo menos el 30 por ciento o más reducción en síntomas de la línea de fondo en la semana dos que ésos en el grupo del midazolam (el 20 por ciento). Además, las infusiones del ketamine fueron asociadas a las mejorías marcadas a través de tres de los cuatro atados del síntoma de PTSD - intrusiones, evitación, y cambios negativos en cogniciones y humor. En la submuestra de los respondedores del ketamine, la mejoría en síntomas de PTSD era rápida, observado 24 horas después de la primera infusión, y fue mantenida para un punto medio de 27,5 días que seguían el día primario de la evaluación del resultado. Además de la mejoría del síntoma de PTSD, el grupo del ketamine exhibió la reducción marcado mayor en síntomas depresivos del comorbid que el grupo del midazolam, que es persona notable dada el alto comorbidity de la depresión en individuos con PTSD. Las conclusión del estudio fomentan sugerido que las infusiones relanzadas del ketamine son seguras y bien-toleradas generalmente en individuos con PTSD crónico.

Los “estudios futuros pueden incluir la administración de dosis adicionales en un cierto plazo y el examen de las infusiones relanzadas del ketamine combinadas con psicoterapia trauma-enfocada, para ayudarnos a determinar cómo podemos mantener esta reacción robusta en el largo plazo,” al Dr. adicional Feder. “Queremos a la gente que sufre con PTSD para saber que la esperanza está en el horizonte y estamos trabajando diligente para cerco la información que ayudará a traerle el relevo que ella necesita tan desesperadamente.”

DRS. Charney y Feder se nombran los co-inventores en una patente publicada en los Estados Unidos, y varios publicaron patentes fuera de los E.E.U.U., archivados por la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí para el uso del ketamine como terapia para PTSD.

Source:
Journal reference:

Feder, A., et al. (2021) A Randomized Controlled Trial of Repeated Ketamine Administration for Chronic Posttraumatic Stress Disorder. American Journal of Psychiatry. doi.org/10.1176/appi.ajp.2020.20050596.