Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La expresión génica común cambia en los tejidos del objetivo de cuatro enfermedades autoinmunes encontradas

Están enfermedades de la “identidad equivocada”, donde el sistema inmune - que se supone para protegernos contra enfermedades infecciosas y neoplasias - equivocadamente los ataques y destruyen las enfermedades autoinmunes componentes de nuestra propia carrocería.

La incidencia de enfermedades autoinmunes está aumentando sobre una base mundial, y estas enfermedades - incluyendo la diabetes del tipo 1 (T1D), eritematosa de lupus sistémico (SLE), múltiple esclerosis (MS) y artritis reumatoide (RA) - ahora afectan al hasta 5% de la población en diversas regiones. No hay vulcanización para las enfermedades autoinmunes, y mientras que el objetivo inmune de T1D, SLE, el ms, y el RA son distintos, comparten varios elementos similares, incluyendo el riesgo genético común del hasta 50%, la inflamación local crónica y mecanismos mediando daño tisular del objetivo.

A pesar de estas características comunes, los desordenes autoinmunes se estudian tradicionalmente independientemente y con un foco en el sistema inmune bastante que en los tejidos del objetivo. Hay, sin embargo, aumentando pruebas que los tejidos del objetivo de estas enfermedades no son espectadores inocentes del ataque autoinmune sino participan en un diálogo perjudicial con el sistema inmune que contribuye a su propio fallecimiento, según lo primero mostrado en el grupo del Eizirik para T1D.

Además, en T1D, varios de los genes del riesgo para el acto de la enfermedad en el nivel del tejido del objetivo - en este caso β-células pancreáticas - regulación de las reacciones a las infecciones virales, el diálogo con el sistema inmune y el apoptosis. En este contexto, los autores presumieron que la llave inflamación-indujo los mecanismos, potencialmente compartidos entre T1D, SLE, ms y RA, pueden impulsar firmas moleculares similares en el nivel del tejido del objetivo. El descubrimiento de estas firmas enfermedad-específicas similares (o, en algunos casos, divergentes) puede permitir la identificación de los caminos dominantes que se podrían apuntar para la terapia, incluyendo re-purposing de drogas ya en el uso clínico para otras enfermedades.

Para probar esta hipótesis, obtuvieron el ARN que ordenaba los grupos de datos (es decir estudios donde todos los genes expresados en un tejido enfermo, con respecto sano, se determinan) de las β-células pancreáticas de mandos o de los individuos afectados por T1D, de las células del riñón de mandos o de las influencias de los individuos por SLE, del quiasma óptico de mandos o de los individuos afectados por el ms y del tejido común de mandos o de los individuos afectados por el RA.

Estos estudios indican cambios importantes de la expresión génica común en los tejidos del objetivo de la enfermedad autoinmune cuatro evaluada, muchos de ellos río abajo desde los interferones, y la expresión masiva de los genes del candidato (el >80% en todos los casos). Un gen del candidato en campo común entre las cuatro enfermedades es TYK2, una proteína que regule la transmisión de señales del interferón, y el grupo del Eizirik mostró que uso de los inhibidores TYK2 - ya funcionando para otras enfermedades autoinmunes - proteja las beta-células contra daño mediado inmune en modelos preclínicos de la diabetes.

Source:
Journal reference:

Szymczak, F., et al. (2021) Gene expression signatures of target tissues in type 1 diabetes, lupus erythematosus, multiple sclerosis, and rheumatoid arthritis. Science Advances. doi.org10.1126/sciadv.abd7600.