Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El metabolismo defectuoso de la droga de Parkinson se conecta a los efectos secundarios adversos

Hasta ahora, la razón por la que el levodopa de la droga (L-Dopa), que reduce los síntomas del motor de la enfermedad de Parkinson, disminuye en eficacia después de que el uso de algunos años haya sido desconocido. Un efecto secundario que entonces ocurre a menudo es movimientos involuntarios. Una colaboración Sueco-Francesa, llevada de la universidad de Uppsala, ha podido ahora conectar los problemas con el metabolismo defectuoso de la L-Dopa en el cerebro. El estudio se publica en avances de la ciencia.

“Las conclusión pueden llevar a las nuevas estrategias para tratar a Parkinson avanzado,” dice a profesor Per Andrén del departamento de ciencia biológicas farmacéuticas en la universidad de Uppsala. Él y el Dr. Erwan Bézard de la universidad de Burdeos, Francia, dirigieron el estudio en común.

La enfermedad de Parkinson (PD) es causada por la muerte lenta de las células nerviosas que producen la dopamina dominante del neurotransmisor. Esto da lugar a los síntomas típicos, tales como rigidez y temblor. El tratamiento con L-Dopa, un precursor a la dopamina, trabaja inicialmente muy bien en general; pero después de algunos años, el efecto de cada dosis llega a ser progresivamente más efímero.

Los efectos secundarios adversos, tales como alternación rápida entre la rigidez y los movimientos incontrolados que llegan a ser cada vez más severos en un cierto plazo, son muy comunes. Finalmente, las ventajas del tratamiento de la L-Dopa se comprometen y los síntomas pueden llegar a ser debilitantes. Qué causa neuroqu3imica de los mecanismos estos efectos secundarios son desconocidos. Los movimientos involuntarios se conocen colectivamente como “discinesia L-Dopa-inducida”.

Usando un nuevo método, “matriz-ayudó a proyección de imagen de la espectrometría de masa de la desorción/de la ionización del laser” (MALDI-MSI), los investigadores podían correlacionar los neurotransmisores numerosos y otras biomoléculas directamente en el tejido cerebral del primate no humano, que no había sido posible antes. Las muestras vinieron de un biobank francés.

Así, podían comparar detalladamente, y determinan las diferencias en medio, los cerebros de dos grupos de animales parkinsonianos. Un grupo sufría de las complicaciones del motor causadas por el tratamiento a largo plazo de la L-Dopa. En el segundo grupo eran los individuos que tenían síntomas del paladio al mismo grado, y recibían el tratamiento idéntico de la L-Dopa, pero en quién la medicación no había causado el motor a efectos secundarios.

En el grupo con desordenes de motor, los niveles anormalmente elevados de L-Dopa y de 3-O-methyldopa fueron descubiertos. Este último, un metabilito, es un producto formado cuando la L-Dopa se convierte a la dopamina. Esto fue vista en todas las regiones del cerebro examinadas, excepto - a la sorpresa de los investigadores - la parte determinada del cerebro conocido como el striatum, que probablemente está implicado en desordenes de movimiento L-Dopa-inducidos.

Esto sugiere que los mecanismos del cerebro con excepción de los que fueron reconocidas previamente puedan ser la base de los desordenes de motor. En vez de originar en el striatum, estos problemas son accionados muy probablemente por un efecto directo de la L-Dopa o de la dopamina, o una combinación de los dos, en una cierta otra parte del cerebro.

Aunque parezca haber una conexión directa entre la L-Dopa y las complicaciones del motor, el mecanismo que causa los movimientos involuntarios es todavía no entendible y conforme a la investigación adicional. Por otra parte, los nuevos resultados muestran un papel directo de la L-Dopa en este desorden de motor - independientemente de la dopamina. Y esto indica que la L-Dopa puede también actuar en sus los propio en el cerebro,”

Profesor Per Andrén, departamento de ciencia biológicas farmacéuticas, universidad de Uppsala

Source:
Journal reference:

Fridjonsdottir, E., et al., (2021) Mass spectrometry imaging identifies abnormally elevated brain L-DOPA levels and extrastriatal monoaminergic dysregulation in L-DOPA–induced dyskinesia. Science Advances. doi.org/10.1126/sciadv.abe5948.