Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Cuando las muertes del covid no se cuentan, las familias pagan el precio

El domingos, obispo Bruce Davis predicó amor. Con su ministerio pentecostal, él ordenó revistas de tropas de la juventud y dio las computadores, las bicicletas y la comida a las familias en necesidad.

Durante la semana, Bruce practicó lo que él predicó, cuidando para los presos en un hospital de Georgia. El 27 de marzo él comenzó a toser, y el 1 de abril lo hospitalizaron. Él había probado el positivo para covid-19. El virus barrido a través de su hogar, infectando su esposa e hija y hospitalizando a su hijo lisiado. Diez días después de aterrizar en el hospital, Bruce murió.

Pero cuando Gwendolyn Davis recibió la partida de la defunción de su marido, detrás le tomaron. ¿Las causas de la muerte? Sepsia y insuficiencia renal. Ninguna mención de covid-19.

“Él no habría tenido la insuficiencia renal si él no tenía covid,” Gwendolyn dijo.

Después de Bruce murió, su esposa aplicada a dos programas de relevo pandémicos buscando ayuda con $1.500 en pagos faltados en un camión y una cuenta de la electricidad. Pero, ella dijo, le negaron porque su partida de defunción no mencionó covid-19.

“Pienso que es incorrecto,” Gwendolyn dijo. “Casi está como no contamos.”

La cuenta tiene implicaciones profundas para las familias y el país. La omisión de covid-19 en partidas de defunción amenaza contar menos de la cuenta el peaje del pandémico por toda la nación. Para la familia y las otras de Davis, puede amontonar dificultad financiera sobre la desesperación emocional, pues se retienen las pensiones por defunción y otros programas de relevo covid-19. Las entrevistas con las familias a través de la luz del cobertizo de los E.E.U.U. en muertes del covid de las razones se están contando menos de la cuenta - y las consecuencias amadas han aguantado.

Cuando mueren los pacientes del covid, la causa de la muerte “inmediata” es siempre algo más, tal como falla respiratoria o fallo cardiaco. Los residentes, los doctores, los examinadores médicos y los forenses hacen el lamamiento conectado si el covid era un factor subyacente, o la “causa contributaria.” Si es así la diagnosis debe ser incluida en la partida de defunción, según los centros para el control y prevención de enfermedades.

Incluso más allá del pandémico, hay amplia variación en cómo los certificadores describen causas de la muerte: “No hay apenas cosa tal como una dimensión objetivo de causa de la muerte,” dijo a Lee Anne Flagg, estadístico en el centro nacional de la CDC para las estadísticas de salud.

En parte debido a una falta de entrenamiento en cómo completarlas, “la calidad de las partidas de defunción no es buena,” dijo al Dr. James Gill, vicepresidente de la asociación nacional de examinadores médicos. Y en los casos en los cuales la gente tenía otras condiciones crónicas, puede ser difícil determinar si el covid era una causa que contribuía de la muerte, él dijo. Ése estaba especialmente a principios de, cuando la prueba segura no estaba extensamente - disponible verdadero.

Desde temprano hacia adentro el pandémico, la CDC ha animado a los certificadores que el covid sospechado como causa de la muerte para enumerarla en la partida de defunción como “probable” o “probablemente.”

No obstante, algunos clínicos son “reacios certificar una muerte como muerte del covid sin una prueba a disposición,” Gill dijo.

No está sin obstrucción cómo caso de Bruce Davis el' se deslizó bajo el radar. Su muerte fue certificada por la guirnalda de Guillermo Ken, forense del diputado en el condado de Baldwin. Alcanzado por el teléfono, Garland dijo que las causas de la muerte fueron ofrecidas por el Dr. José Coppiano, residente médico que pronunció Davis muerto en el centro médico de la universidad de Augusta, cerca de 90 millas de distancia. No se hizo ninguna autopsia.

“Certifiqué el archivo, pero ése está sobre todos lo que lo hice,” Garland dijo.

El portavoz Daniela Harris del hospital disminuyó comentar respecto al caso, citando intimidad del paciente. Ella dijo que el hospital sigue el departamento de Georgia de las pautas de la salud pública.

En ausencia de certeza, la CDC ha animado a forenses a documentar el virus. “No somos que somos overcounting el número de las muertes [covid-19],” Farida preocupante Ahmad, epidemiólogo y el líder de personas de la vigilancia de la mortalidad en NCHS, dijo en abril.

Los casos faltados son una razón que los expertos están de acuerdo que las muertes del covid se está contando menos de la cuenta por toda la nación. Como pruebas de ese, apuntan al gran número de exceso de muertes - muertes adicionales comparadas a qué sería preveída sobre la base de números del anterior-año y de tendencias demográficas.

Durante el último año, los E.E.U.U. habían aguantado hasta 431.792 exceso de muertes el 6 de enero, con el 68% atribuido directamente al covid, según la CDC.

Estas exceso de muertes “tienden a rastrear bastante de cerca con los casos del covid, arrastrándose por un par de semanas,” dijo a Daniel Weinberger, epidemiólogo en la escuela de Yale de la salud pública que ha publicado en este tema. “Esto sugiere fuertemente que una proporción grande de estas muertes uncounted sea debido al covid pero esté registrada como tal.”

Podemos nunca saber cuántas muertes del covid iban uncounted: Las pruebas post mortem pueden descubrir el virus, pero es “que este tipo de prueba será realizado en la suficiente] escala de a [,” Weinberger inverosímil dijo. Temprano en el pandémico, especialmente en el nordeste, muchos de los que fueron tratadas clínico para el covid y entonces murieron no fueron probados para el virus - así que nunca lo hicieron en las estadísticas.

Los problemas de la prueba afectan a los pleitos, cuentas del hospital

Las partidas de defunción inexactas pueden hacerlo más duro perseguir un pleito o ganar un caso de la remuneración de los trabajadores cuando amado muere después de contratar el covid en el trabajo. Gwendolyn Davis ganó las pensiones por defunción del patrón de Bruce, una instalación psiquiátrica de la remuneración de los trabajadores del estado en Milledgeville, ofreciendo informes médicos. Pero los problemas con la prueba del covid pueden complicar el proceso.

El supervisor de Bruce en el trabajo, marca DeLong, también murió después de contratar el covid, pero no apareció en su partida de defunción con las otras causas: detención cardiopulmonar, falla respiratoria y diabetes.

La omisión en el certificado de DeLong parecía provenir un retraso en resultados de la prueba: Sus resultados covid-positivos no llegaron hasta tres días después de que él murió, según su viuda, enero DeLong. Ella ha pedido que el forense local corrija el archivo.

En New Jersey, la costa de Paul DA del abogado representa a 75 miembros de la familia que perdieron amados en los hogares de los veteranos en Menlo Park y el Paramus en abril y mayo. Él dijo él sabe por lo menos de cinco pacientes cuyas partidas de defunción no enumeraron covid-19 a pesar de las pruebas que sugerían que le mataron.

El problema de raíz, él dijo, era una “penuria completa de prueba.” Transfirieron a los pacientes a los hospitales, o muriendo en las instalaciones de los veteranos, sin nunca la prueba, él dijo.

El entrehierro entre exceso de muertes y las muertes confirmadas del covid tiene “en un cierto plazo estrechado como la prueba ha aumentado,” Weinberger dijo.

La inexactitud temprana de la prueba pudo también haber llevado a contar menos de la cuenta, que crea una diversa carga: cuentas del hospital. Sin una diagnosis, las familias pueden estar en el gancho de leva para los millares de dólares en las cargas que habrían sido revestidas de otra manera bajo acto de los CUIDADOS.

Corrección del archivo

En algunos casos, las familias han intentado hacer partidas de defunción cambiar para reflejar el covid. Dorothy Payton, 95, que vivió en la clínica de reposo de ManorCare en Denver, primeros mostró covid los síntomas el 5 de abril. Cinco días después, Payton - conocido como “Nana Dee” - positivo probado para él. Y el 13 de abril, su marido, Edward Benjamin, recibió un lamamiento que ella había muerto.

La partida de defunción ofreció una letanía de causas: demencia vascular, fibrilación atrial, insuficiencia cardiaca congestiva, inestabilidad del paso, el tragar de la dificultad y “falla de prosperar.”

Pero no covid-19. “Parecía tan lógico luchar para enumerar su causa de la muerte bajo su causa de la muerte,” Benjamin dijo.

Después de que algunos lamamientos, su marido pudieran conseguir el certificado enmendado. ManorCare no se podía alcanzar para el comentario.

Para Benjamin, no estaba sobre estadísticas de salud pública o consideraciones financieras. Ofrece simple un sentido del cierre.

“Quiero su vida y la muerte recordaba la manera que era, y estoy alegre nosotros fijé el derecho de registro,” él dijo. “Es el primer paso hacia la mudanza conectado.”

Esta historia es parte de “perdido en la frente,” un proyecto en curso de The Guardian y de las noticias de la salud de Kaiser que apuntan documentar las vidas de los trabajadores de la atención sanitaria en los E.E.U.U. que mueren de COVID-19, e investigar porqué tan muchas son víctimas de la enfermedad. Si usted tiene un colega o amado nosotros incluye, satisfacer comparta su historia.

Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.