Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Prioridades establecidas científicos de la investigación para las vacunas COVID-19

Más de 2.800 científicos a partir de 130 países recolectados el viernes (15 de enero) en un foro virtual recibido por la Organización Mundial de la Salud (WHO) para determinar entrehierros y el equipo del conocimiento investigan las prioridades para las vacunas contra SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19.

Discutieron el seguro y la eficacia de vacunas existentes y de nuevos candidatos, las maneras de optimizar las existencias limitadas, y la necesidad del seguro adicional estudia.

“El revelado y la aprobación de varias vacunas seguras y de manera efectiva menos que un año después de que este virus fuera aislado y ordenada es una ejecución científica asombrosa,” dijo al Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del WHO, en sus primeras observaciones. “La aprobación de las primeras vacunas no significa que el trabajo está hecho. Lejos de ella. Más vacunas están en la tubería, que se debe evaluar para asegurarse que tenemos suficiente dosis para vacunar todo el mundo.”

Más de 30 millones de dosis vaccíneas se han administrado ya en 47 sobre todo países con ingresos elevados. Pero el desarrollo vaccíneo global ha expuesto desigualdades glaring en el acceso a esta herramienta salvavidas.

El alcohol de la colaboración tiene que prevalecer en estas épocas desafiadoras mientras que intentamos entender este virus. Tenemos que ser atentos de las desigualdades y debemos ascender deliberadamente la inversión en capacidades regionales de nivelar el terreno de juego y de tener colaboración significativa a comenzar a dirigir algunos de los retos.”

El Dr. Juan Nkengasong, director de los centros de África para el control de enfermedades y la prevención, Organización Mundial de la Salud

Los expertos estuvieron de acuerdo la necesidad de la investigación crítica sobre la administración de vacunas en diversas poblaciones objetivo, así como sobre estrategias y horarios del lanzamiento de la vacunación. Esto incluye las juicios, el modelado y los estudios de observación, que ayudarían a informar al plan de acción.

Discutieron el impacto de las variantes emergentes SARS-CoV-2 en la eficacia de vacunas, el impacto de vacunas en la transmisión de la infección, y la necesidad de desarrollar la generación siguiente de plataformas vaccíneas.

“El mundo necesita las vacunas múltiples que trabajan en diversas poblaciones para cubrir demanda global y terminar el brote COVID-19. Idealmente, ésas serán las vacunas de dósis simple que no requieren la cadena fría, podrían ser entregadas sin una aguja y una jeringa y son favorables a la manufactura en grande,” dijeron a profesor Mike Levine, director del centro para el revelado vaccíneo en la Universidad de Maryland.

La reunión concluida con el acuerdo de establecer una plataforma Quien-recibida para la distribución y la coordinación globales de la información vaccínea emergente de la investigación sobre eficacia y seguro. El foro permitiría a científicos compartir y discutir los protocolos inéditos y publicados de los datos y de la investigación para fomentar nuestra comprensión colectiva de las vacunas SARS-CoV-2.

“El WHO convocará regularmente a expertos de todo el mundo, ascender la investigación colaborativa, ofrecer protocolos estándar y desarrollar una plataforma para compartir el último conocimiento del campo,” dijo al Dr. Soumya Swaminathan, científico del jefe del WHO.