Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las experiencias tempranas de la vida pueden dar forma el revelado del cerebro en generaciones subsiguientes

Las experiencias tempranas de la vida pueden tener un efecto excesivo sobre el revelado del cerebro y la salud neurobiological. La nueva investigación está mostrando que esos efectos se pueden pasar hacia abajo a las generaciones subsiguientes, denunciando que los niños infantiles de los moldes-madre que habían experimentado la negligencia emocional de la niñez visualizada alteraron el conjunto de circuitos del cerebro implicado en reacciones y ansiedad del miedo.

El estudio aparece en psiquiatría biológica: Neurología cognoscitiva y Neuroimaging, publicados por Elsevier.

De “la demostración estos resultados que nuestro revelado del cerebro no sólo es dado forma por qué suceso en nuestras propias vidas, pero también es afectada por las cosas que suceso a nuestros padres antes de que incluso nos concibieran,” dijeron al autor importante del estudio, Cassandra Hendrix, Ph.D., departamento de la psicología, universidad de Emory, Atlanta, GA, los E.E.U.U.

El Dr. Hendrix y sus colegas estudió 48 pares negros del molde-madre-niño que comenzaban en el primer trimestre del embarazo. Dieron los moldes-madre un cuestionario para fijar el trauma de la niñez (experiencias del abuso o de la negligencia temprano).

Evaluaron a los moldes-madre también para los niveles de tensión actuales, prenatales, y para la ansiedad y la depresión. Un mes después del nacimiento, los niños experimentaron una exploración de cerebro usando proyección de imagen de resonancia magnética funcional del descansar-estado, una tecnología no invasor que podría ser utilizada mientras que durmieron los bebés naturalmente.

“Estos resultados notables leverage nuestra capacidad a la imagen el cerebro y su funcionamiento muy temprano en vida,” dijo a Cameron Carretero, Doctor en Medicina, editor de la psiquiatría biológica: Neurología cognoscitiva y Neuroimaging.

Los investigadores se centraron en conexiones del cerebro entre el amygdala, que es central a tramitar emociones temerosas, y dos otras regiones del cerebro: la corteza prefrontal y la corteza anterior del cingulate. Ambas áreas desempeñan un papel dominante en emociones de regulación. Los bebés cuyos moldes-madre experimentaron negligencia emocional de la niñez tenían conexiones funcionales más fuertes entre el amygdala y las regiones corticales.

Después de controlar para los niveles de la tensión actuales de los moldes-madre, los investigadores encontraron que la negligencia cuanto más emocional que un molde-madre había experimentado durante su propia niñez, el amygdala del su bebé fueron conectados más fuertemente con las regiones corticales frontales.

Los abusos físicos o la negligencia del molde-madre no fueron correlacionados con la conectividad más fuerte. Las conclusión sugieren que la negligencia emocional de la niñez tenga efectos entre generaciones sobre la estructura y la función del cerebro.

La significación de la conexión más fuerte sigue siendo no entendible, dijo al Dr. Hendrix. “La firma de los nervios que observamos en los niños de 1 meses de moldes-madre emocionalmente descuidados puede ser un mecanismo ésa lleva al riesgo creciente para la ansiedad, o podría ser un mecanismo compensatorio que asciende elasticidad en caso de que el niño tenga cuidadores menos de apoyo. En ambos casos, la negligencia emocional de la propia niñez de un molde-madre parece irse detrás de una firma de los nervios en su bebé a quien pueda predisponer al niño casi descubran más fácilmente amenaza en el ambiente del nacimiento. Nuestras conclusión destacan la importancia del apoyo emocional temprano en vida, incluso para las generaciones subsiguientes.”

Las conclusión agregan a las pruebas de las consecuencias entre generaciones de la adversidad temprana de la vida, tales como negligencia maternal. Los estudios del futuro que siguen a niños longitudinal nos ayudarán a entender la significación funcional de estos cambios en la función del cerebro en términos de revelado emocional y social de niños de los moldes-madre que experimentaron negligencia temprana.”

Cameron Carretero, Doctor en Medicina, editor de la psiquiatría biológica: Neurología cognoscitiva y Neuroimaging

Source:
Journal reference:

Hendrix, C. L., et al. (2020) Maternal childhood adversity associates with frontoamygdala connectivity in neonates. Biological Psychiatry: Cognitive Neuroscience and Neuroimaging. doi.org/10.1016/j.bpsc.2020.11.003.