Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los síntomas del olor y de la baja del gusto se asociaron a la reacción robusta del anticuerpo SARS-CoV-2 en nuevo estudio

Incluso durante el pandémico de la enfermedad 20-19 del coronavirus (COVID-19) continúa extenderse, mucho sigue siendo no entendible con respecto a sus características inmunológicas y clínicas, así como su patogenesia. Entre estas preguntas, una que ha atraído mucha controversia es la disminución rápida observada de anticuerpos dentro de algunos meses de la recuperación de la infección activa.

Una prueba preliminar que aparece en el servidor del medRxiv* denuncia una correlación entre la baja del olor y gusto y una persistencia o una subida observada de niveles del anticuerpo en cinco meses después de la infección.

Duración de la reacción del anticuerpo en la infección SARS-CoV-2

Partes anteriores han establecido que la infección SARS-CoV-2 puede sacar los anticuerpos específicos, que duran para seis meses o más en pacientes sintomáticos. Sin embargo, la entrega se confunde más en la infección asintomática, que parece ser acompañada por una disminución rápida de los títulos del anticuerpo.

Junto con la inducción de anticuerpos, el ordenador principal establece una reacción del linfocito B de la memoria, que aumenta en seis meses. Por otra parte, no mucho se sabe sobre las características que pueden predecir tal reacción.

En este contexto, un estudio anterior mostró que la serología SARS-CoV-2 podría rastrear la extensión del virus dentro de instalaciones de atención sanitaria, en áreas con diversos regímenes de la incidencia y de la incidencia.

Continuación en cinco meses

Los mismos investigadores siguieron sus datos anteriores después de cinco meses, apuntando establecer, en primer lugar, si la reacción del anticuerpo era todavía observable, y en segundo lugar, si su tendencia se podría predecir cerca o correlacionar con cualesquiera características clínicas. Utilizaron algoritmos de aprendizaje de máquina para tamizar con más de 90 variables, buscando correlaciones sin obstrucción.

Los investigadores encontraron que las hembras tenían una reacción más continua del anticuerpo que varones. Los personales de atención sanitaria que no estaban en el campo médico, es decir, operadores del socio de la atención sanitaria, tenían regímenes más altos del anticuerpo.

Los individuos en los hospitales de Bérgamo tenían anticuerpos más altos que otros, y esta área era más muy afectada por COVID-19 cuando emergió el pandémico primero.

Subida de niveles del anticuerpo en seropositives

La gente con los anticuerpos de G (IgG) de la inmunoglobulina en 12 AU/mL o más alto (el atajo para un resultado positivo) en el estudio anterior mostró un aumento en este punto del tiempo, cinco meses más adelante. Mientras que el aumento era pequeño en ésos con la infección asintomática, o ésos con la infección suave, era perceptiblemente robusto en infecciones sintomáticas.

Consideraban los que tenían títulos de IgG encima de 3,8 AU/mL, pero abajo de 12 AU/mL, y tener niveles serológicos intermedios, mostrados una disminución marcada en IgG nivelan.

Los niveles del anticuerpo suben en pacientes sintomáticos

En el segundo análisis, los investigadores incluyeron solamente a esos pacientes cuyos regímenes de IgG bajaron abajo del décimo porcentaje o encima del porcentajeth 90, para excluir en diagonal. Las conclusión anteriores se consideraron bueno.

Los varones mostraron aún así niveles más inferiores del anticuerpo comparados a las hembras, pero la diferencia perdió la significación estadística. Los internos de Bérgamo mostraron aún así niveles más altos del anticuerpo mientras que el Humanitas relativamente pasado sin Rozzano mostró una caída en anticuerpos.

En pacientes asintomáticos, los niveles del anticuerpo cayeron, pero seguían siendo constantes en ésos con la infección suave, aumentando solamente de individuos sintomáticos. La mayoría de los individuos asintomáticos y de los pacientes sintomáticos se cayeron abajo del décimos y encima del porcentajeth 90 de los niveles del anticuerpo, respectivamente.

La reducción en niveles del anticuerpo en este punto del tiempo fue asociada a los niveles intermedios iniciales de IgG, quizás debido divulgar en la prueba. Una historia de tumores también fue asociada a los niveles reducidos del anticuerpo. Las probabilidades que los niveles del anticuerpo fueran aumentados después de cinco meses eran solamente 0,2 por eso de mandos, en el grupo con los niveles intermedios de IgG o con una historia de tumores.

La anosmia/la disgeusia correlacionó con subida de anticuerpos

Interesante, los síntomas tales como fiebre, la tos, la mialgia, la taquicardia, la debilidad y la baja del gusto o del olor fueron encontrados para ser asociados a niveles más altos del anticuerpo en cinco meses.

Estos síntomas mostraron todo una asociación fuerte con los individuos encima del porcentajeth 90 de los niveles del anticuerpo, indicando que éstos correlacionan con un alto o una reacción continua del anticuerpo. Ajustando según variables múltiples, observaron esa anosmia y el dolor de la disgeusia así como de pecho, tenía la asociación más fuerte con los niveles crecientes del anticuerpo en un cierto plazo.

Los investigadores también encontraron que sobre la mitad de los individuos con dolor de pecho compartió el síntoma de la anosmia o de la disgeusia. Sin embargo, solamente un quinto de individuos con anosmia o disgeusia tenía dolor de pecho también.

Este par de observaciones sugirió que el aumento de IgG en pacientes sintomáticos esté correlacionado principal con anosmia y disgeusia. Los pacientes con estos síntomas tienen 2,75 probabilidades más altas de las épocas de los niveles crecientes del anticuerpo después de cinco meses, comparadas a las probabilidades 2,3 veces más altas para el dolor de pecho.

¿Cuáles son las implicaciones?

El nuevo análisis de cinco meses del nivel de anticuerpos a SARS-CoV-2, comparado a la línea de fondo, muestra una reacción estable en individuos sintomáticos y asintomáticos. Las hembras y los trabajadores de la atención sanitaria en el campo no médico tenían niveles más altos. Ésos con los niveles intermedios de IgG mostraron una disminución, pero la razón requiere estudio adicional.

En los dos niveles extremos de aumento o de disminución de niveles del anticuerpo, los investigadores encontraron que los individuos infectados asintomáticos tenían índices más altos de disminuir los anticuerpos, mientras que los niveles del anticuerpo continuaron subir en la infección sintomática. El uso de una subida o de una caída extrema en el nivel del anticuerpo distinguió así sintomático de la infección asintomática.

El estudio también demostró que el dolor de la anosmia/de la disgeusia y de pecho puede asociarse a una subida de anticuerpos contra SARS-CoV-2. Ambos estos síntomas son persistentes en los pacientes COVID-19, quizás porque son el resultado de la infección viral de las células epiteliales olfativas (las neuronas sensoriales olfativas, las células del apoyo y las células inmunes), vía los receptores de la célula huesped para el virus, la enzima angiotensina-que convierte 2 (ACE2) y la proteasa de la serina, TMPRSS2.

La persistencia del virus en el epitelio olfativo, con la inflamación y anormalidades locales resultantes de la estructura y de la función del bulbo olfativo, podría ser responsable de la baja continua del gusto y del olor observado en algunos pacientes incluso después prueban la negativa por RT-PCR para el virus.

La presencia del virus, con la baja del antígeno, puede continuar estimular el sistema inmune, así sosteniendo y aumentando la reacción del anticuerpo.

“Este estudio abre nuevas perspectivas en la inmunidad en SARS-CoV-2 y autoriza la posterior investigación en el papel de la anosmia/de la disgeusia en la reacción del anticuerpo,” los investigadores concluye.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2021, February 09). Los síntomas del olor y de la baja del gusto se asociaron a la reacción robusta del anticuerpo SARS-CoV-2 en nuevo estudio. News-Medical. Retrieved on June 12, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20210209/Smell-and-taste-loss-symptoms-associated-with-robust-SARS-CoV-2-antibody-response-in-new-study.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Los síntomas del olor y de la baja del gusto se asociaron a la reacción robusta del anticuerpo SARS-CoV-2 en nuevo estudio". News-Medical. 12 June 2021. <https://www.news-medical.net/news/20210209/Smell-and-taste-loss-symptoms-associated-with-robust-SARS-CoV-2-antibody-response-in-new-study.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Los síntomas del olor y de la baja del gusto se asociaron a la reacción robusta del anticuerpo SARS-CoV-2 en nuevo estudio". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20210209/Smell-and-taste-loss-symptoms-associated-with-robust-SARS-CoV-2-antibody-response-in-new-study.aspx. (accessed June 12, 2021).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2021. Los síntomas del olor y de la baja del gusto se asociaron a la reacción robusta del anticuerpo SARS-CoV-2 en nuevo estudio. News-Medical, viewed 12 June 2021, https://www.news-medical.net/news/20210209/Smell-and-taste-loss-symptoms-associated-with-robust-SARS-CoV-2-antibody-response-in-new-study.aspx.