Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La variación genética heredada puede afectar a la reacción a la inmunoterapia del cáncer

Para toda su importancia como tratamiento de la ruptura, las inmunoterapias del cáncer conocidas como inhibidores del punto de verificación todavía benefician solamente a una pequeña minoría de pacientes, del quizás 15 por ciento a través de diversos tipos de cáncer. Por otra parte, los doctores no pueden predecir exacto cuáles de sus pacientes responderán.

Un nuevo estudio encuentra que la variación genética heredada desempeña un papel en quién es probable beneficiarse de los inhibidores del punto de verificación, que liberan los frenos del sistema inmune así que puede atacar el cáncer. El estudio también apunta a los nuevos objetivos potenciales que podrían ayudar a aún más pacientes a soltar su potencia natural del sistema inmune de luchar lejos las células malas.

La gente que responde mejor a la inmunoterapia tiende a tener tumores “inflamados” que han sido infiltrados por las células inmunes que son capaces de matar a virus y al cáncer. Esta inflamación también es impulsada por el interferón inmune de la molécula de la transmisión de señales.

“Hay algunos factores que se asocian ya a como de bien el sistema inmune responde a los tumores,” dijo a Elad Ziv, Doctor en Medicina, profesor de medicina en UCSF y autor co-mayor del papel, publicado el 9 de febrero de 2021, por personas internacionales en inmunidad. “Pero qué se estudia menos es como de bien su fondo genético predice su reacción del sistema inmune al cáncer. Eso es qué está siendo completada por este trabajo: Cuánto es la inmunorespuesta al cáncer afectado por su variación genética heredada?”

El estudio sugiere que, para un alcance de funciones inmunes importantes, tanto como el 20 por ciento de la variación en cómo los sistemas inmunes de diversa gente pueden atacar el cáncer sea debido a la clase de genes que nacieron con, que se conocen como variaciones genéticas del germline.

Eso es un efecto importante, similar a la talla de la contribución genética a los rasgos como altos niveles de azúcar de sangre u obesidad.

Bastante que genes seleccionados prueba, analizábamos todas las variantes genéticas que podríamos descubrir a través del genoma entero. Entre todos, los que está con el efecto más grande sobre la reacción del sistema inmune al tumor fueron relacionados con la transmisión de señales del interferón. Algunas de estas variantes se saben para afectar a nuestra reacción a los virus y a nuestro riesgo de desordenes autoinmunes. Según lo observado con otras enfermedades, demostramos que los genes específicos pueden también predisponer alguien para tener una inmunidad anticáncer más efectiva.”

Davide Bedognetti, Doctor en Medicina, doctorado, director, programa del cáncer, brazo de la investigación del remedio de Sidra en Doha, Qatar, y autor Co-Mayor

Las personas determinaron variantes en 22 regiones en el genoma, o en genes individuales, con efectos importantes - incluyendo un gen, IFIH1, que es ya bien sabido para el papel sus variantes juegan en las enfermedades autoinmunes tan variadas como la diabetes del tipo 1, el psoriasis, el vitiligo, eritematosa de lupus sistémico, ulcerosa colitis y la enfermedad de Crohn.

Las variantes IFIH1 actúan en inmunidad del cáncer en maneras diferentes. Por ejemplo, la gente con la variante que consulta riesgo de diabetes del tipo 1 tenía un tumor inflamado, que lo sugiere respondería mejor a la inmunoterapia del cáncer. Pero los investigadores vieron el efecto opuesto para los pacientes con la variante asociada a Crohn, indicando ellos no pudieron beneficiarse.

Otro gen, STING1, fue pensado ya para desempeñar un papel en cómo los pacientes responden a la inmunoterapia, y las empresas farmacéuticas están buscando maneras de reforzar sus efectos. Pero las personas descubrieron que algunas personas llevan una variante que las haga menos probablemente para responder, que pueden requerir la estratificación adicional de pacientes conocer quién podría beneficiar la mayoría de esos esfuerzos.

El estudio requirió una enorme cantidad de datos de que se podrían encontrar solamente en un grupo de datos tan grande como el atlas del genoma del cáncer (TCGA), y de cuáles analizaban los genes y las inmunorespuestas de 9.000 pacientes con 30 diversas clases de cáncer.

Todos informados, las personas científicas, que incluye a piezas de los Estados Unidos, del Qatar, del Canadá, y de la Europa, examinadas casi 11 millones de variantes del gen para ver cómo igualaron con 139 muestras medidas los parámetros inmunes del tumor el hospitalizado.

Pero las 22 regiones o genes determinados en el nuevo estudio son apenas la punta del iceberg, los investigadores dijeron, y sospechan el juego probable de muchos más genes del germline un papel en cómo el sistema inmune responde al cáncer.

El paso siguiente, Ziv dijo, es utilizar los datos para formular aproximaciones “poligénicas” - tomando en cuenta un gran número de genes para predecir qué enfermos de cáncer se beneficiarán de terapias actuales, y las nuevas drogas que se convierten para los que no.

“Es más futuro lejos,” él dijo, “solamente es una parte grande de lo que esperamos saldremos de este trabajo.”

Source:
Journal reference:

Sayaman, R.W., et al. (2021) Germline genetic contribution to the immune landscape of cancer. Immunity. doi.org/10.1016/j.immuni.2021.01.011.