Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de Zambia echa duda en la suposición que COVID-19 saltó África

Un nuevo estudio que concluía fuera de Lusaka, Zambia ha encontrado el verano pasado que tanto como 19% (casi 1 en 5) de gente reciente-difunta probó el positivo para COVID-19. Una nueva escuela de la universidad de Boston del estudio de la salud pública (BUSPH) en capital de Lusaka, Zambia, desafía la creencia común que África “esquivó de alguna manera” el pandémico COVID-19.

Las conclusión indican que los números inferiores de infecciones y de muertes denunciadas a través de África pueden simple ser de la falta de prueba, con el coronavirus tomando un peaje terrible pero invisible en el continente.

Publicado en El BMJ, el estudio encontró que por lo menos el 15% y tanto como 19% de gente reciente-difunta que llegaba el depósito de cadáveres principal de Lusaka durante el verano tenía el coronavirus, enarbolando en el 31% en julio. A pesar de la mayoría que tenían síntomas de COVID, pocos fueron probados antes de muerte.

“Nuestra duda del molde de las conclusión en la suposición que COVID-19 saltó de alguna manera África o no ha afectado el continente como pesado,” dice al Dr. Lorenzo Mwananyanda, profesor adjunto del co-autor del estudio de la investigación del adjunto de BUSPH de la salud global basado en Lusaka. “Este estudio muestra que con diagnósticos apropiados y la prueba, podemos comenzar a determinar la escala de COVID-19 en países africanos tales como Zambia. Espero que este estudio anime a gobiernos africanos a considerar más cerca el desarrollo de la prueba COVID-19, así como autorizo a africanos para tomar medidas dinámicas--por ejemplo máscaras que desgastan, físicamente la distancia, y apretones de manos que saltan--para protegerse contra COVID-19.”

Las conclusión también tienen implicaciones importantes para los responsables globales de la salud, dicen al Dr. correspondiente Christopher Gill, profesor adjunto del autor del estudio de la salud global en BUSPH. “Terminaremos solamente el pandémico COVID-19 si aseguramos el acceso equitativo a una vacuna. Sin el retrato completo de los datos de la extensión de COVID-19 en África, será imposible asegurarse que las vacunas COVID-19 puede conseguir a la gente y los lugares que lo necesitan más,” él dice.

Un 80% estimado de la gente que muere en el pase de Lusaka a través del depósito de cadáveres del hospital de enseñanza de la universidad. De junio a septiembre, las pruebas de la reacción en cadena de polimerasa en 364 personas reciente-difuntas encontraron el coronavirus en 70 de ellos. Mientras que la mayoría de las muertes COVID-19 en los Estados Unidos y Europa han estado en más viejos adultos, la mayor parte de la gente difunta que probó el positivo en este estudio estaba bajo 60 años, incluyendo siete niños. Los investigadores dicen que una parte tan elevada de muertes pediátricas era determinado asombrosamente dada cómo las muertes raras COVID-19 en niños se han denunciado a otra parte.

De las 70 personas que probaron el positivo, los investigadores buscaron la información sobre los síntomas que habían estado experimentando llevar a su enfermedad fatal. “En casi todos los casos donde teníamos esos datos, encontramos los síntomas típicos para COVID-19, con todo solamente 6 habían sido probados antes de muerte,” la aleta dice. Y entre el 75% de ese de las muertes ocurrido fuera del hospital, no se había probado ningunos antes de que murieran.

Sin embargo, descubrir el coronavirus en cualquier país no es ninguna hazaña fácil, mucho menos en países con los recursos limitados. Los investigadores dicen que el Ministerio de Sanidad de Zambia ha sido muy dinámica y de apoyo de esto y de otros estudios de COVID.

Son realmente agradecida que podemos ofrecer les a estos datos, y pueden tomar las decisiones informadas que se mueven adelante con esta epidemia.”

El Dr. Lorenzo Mwananyanda, co-autor del estudio

Los investigadores eran bien situados rastrear COVID en Zambia. Con el financiamiento del Bill y del asiento de Melinda Gates, han estado conducto el estudio de la apreciación de la mortalidad infantil de Zambia Pertussis/RSV (ZPRIME) en el depósito de cadáveres del hospital de enseñanza de la universidad en Lusaka desde 2017. En que en curso estudie, las enfermeras y las ayudantes de los médicos acerqúese a las familias que han perdido a un niño entre las edades de cuatro días y seis meses para que el consentimiento conducto un lampazo nasal del niño, y ofrecer el asesoramiento de la pena.

Los “estudios constructivos tales como esto a partir de cero pueden tomar tiempo y los recursos que pueden ser difíciles en el tiempo necesario abordar el pandémico COVID-19. Invertimos mucho tiempo y dinero y los recursos humanos a la infraestructura constructiva que permitió esa vigilancia extensa,” dice al co-autor Raquel Pieciak del estudio un profesor investigador en BUSPH. “Así pues, qué hemos hecho era capacidad del estudio del repurpose ZPRIME de centrarse en alistar todas las muertes a través de todas las edades y la prueba para COVID-19.”

Otros equipos de investigación en situaciones similares pudieron también poder girar de esta manera, Pieciak dice. Mientras que muchos gobiernos no tienen los recursos para rastrear efectivo regímenes de COVID, “hay mucho dinero de la investigación en los lugares en donde no estamos viendo datos realmente grandes de COVID,” ella dice. “Animaría a otros grupos como nosotros para pensar creativo en los recursos que tienen disponible, y a contribuir a este esfuerzo.”

Para su parte, las conclusión del equipo de investigación ayudarán a informar a los esfuerzos COVID-19 no apenas en Zambia, pero a muchos otros países. “Qué este estudio nos informa es que cuando buscamos COVID-19 en Zambia, la encontramos--y hay un lote entero de otros países donde hay falta similar de prueba,” dice al Dr. Guillermo MacLeod, profesor adjunto del co-autor del estudio de la investigación de la salud global en BUSPH.

Source:
Journal reference:

Mwananyanda, L., et al. (2021) Covid-19 deaths in Africa: prospective systematic postmortem surveillance study. BMJ. doi.org/10.1136/bmj.n334.