Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Algunos suplementos alimenticios pueden ayudar a prevenir o a atenuar la severidad COVID-19

Con cientos de miles de nuevos casos que son denunciados cada día, durante un año después de su inicio, el pandémico de la enfermedad 2019 del coronavirus (COVID-19) todavía está haciendo su presencia aserrada al hilo por todo el mundo. Causado por el coronavirus 2 (SARS-CoV-2) de la neumonía asiática, el pandémico se estima para estar sobre más grande décuplo que el número de infecciones denunciadas.

Ha probado difícil contener la extensión de SARS-CoV-2 debido a la naturaleza asintomática de un porcentaje grande de infecciones, de la alta transmisibilidad del virus, y de su extensión por el contacto directo, especialmente bajo techo.

Un nuevo estudio en el gorrón de suplementos dietéticos muestra que los suplementos alimenticios, incluyendo varias vitaminas y el cinc mineral, pueden ser útiles en la prevención de la infección o reducir su severidad si están cogidos.

La vacunación aparece ser la única ruta segura y de manera efectiva lograr inmunidad duradera y global y terminar el pandémico. Otros métodos preventivos a corto plazo incluyen cambios del comportamiento e intervenciones no-farmacéuticas, incluyendo máscara-desgastar en público, la distancia del social y el lavado de la mano.

La prevención secundaria incluye las terapias efectivas que podrían romper la progresión de la infección. Las opciones del tratamiento son limitadas, con el remdesivir estando entre las pocas drogas recibir la aprobación temprana en caso de emergencia en COVID-19. Dexamethasone, el tocilizumab, y el hydroxychloroquine están entre otras drogas usadas en los argumentos empíricos, con diversos grados de eficacia.

Las probabilidades de COVID-19 severo son más altas en gente con factores de riesgo tales como enfermedad cardiovascular, obesidad, diabetes mellitus y enfermedad pulmonar, además de la edad de avance. El mecanismo de mando de la severidad a producir aumentó riesgo en estas condiciones coloca de la inflamación exagerada al daño de la aerovía.

La asociación de COVID-19 severo con condiciones inflamatorias e inmunidad debilitada o alterada sugiere que éstas son intrínsecas al curso clínico.

Puesto que las dimensiones dietéticas y alimenticias se conectan a los cambios marcados en inmunidad, muchas han explorado los efectos de la macro y los microalimentos en instalar una defensa contra este virus. Por otra parte, las aproximaciones alimenticias son seguras y posiblemente efectivo por su impacto positivo en inmunidad.

La edad avanzada se asocia a immunosenescence así como a la debilidad, que a su vez se conecta a las deficiencias alimenticias del calcio, de la vitamina C, de la vitamina D, del folato y del cinc. La deficiencia de la vitamina B3 podría también ser dominante a la disminución inmune, puesto que es un precursor del dinucleótido de adenina de niconamida (NAD), un mediador metabólico fundamental.

Algunos investigadores por lo tanto han explorado las ventajas posibles de usar los suplementos alimenticios, especialmente vitamina C, vitamina D, cinc, y vitaminas B3, como parte de la prevención primaria y secundaria COVID-19.

Las infecciones virales llevan al daño y a la muerte de célula a través de diversos mecanismos: secuestro de los caminos celulares del metabolismo energético; supresión de la síntesis celular de biomoléculas; competición para los ribosomas; y compitiendo para los factores de la transcripción. Mientras que la célula descubre este proceso, reacciona con inmunorespuestas naturales, que lleva a una inmunidad adaptante más potente y más específica eventual.

Vitamina C

El trabajo de Linus Pauling indicó el potencial para que la vitamina C reduzca la severidad del frío común, así como su duración. Esto ha sido confirmada por un meta-análisis de casi 30 estudios. Por otra parte, la vitamina C puede también reducir o prevenir otras infecciones, incluyendo ésos causados por las bacterias, virus y protozoos, siendo un immunomodulator potente.

Sin embargo, las ventajas de la vitamina C pueden ser obvias solamente en las que sean vitamina C deficiente, y en niños, y ésas con las infecciones que causan complicaciones metabólicas dando por resultado bajar de los niveles de la vitamina C.

La vitamina C es una molécula muy segura. Su actividad antioxidante es determinado efectiva a la luz de los altos marcadores inflamatorios y oxidativos en COVID-19, especialmente hsCRP, y la tormenta del cytokine, que es otro marcador de la tensión oxidativa.

En un estudio de pacientes en una Unidad de Cuidados Intensivos (ICU), y los pacientes en la ventilación mecánica debido a la enfermedad pulmonar inflamatoria aguda asociada al oxidante dañan, el uso de la vitamina C redujo la duración pasada en el ICU y resultado en pacientes ventilados.

Un chino estudia mostrado que los bolos de la vitamina C dados por la infusión intravenosa a los pacientes COVID-19, con los bolos relanzados si la condición era crítica, perfeccionaron el estado de la oxigenación. Descargaron a todos los pacientes bajo tratamiento para dirigirse. Las juicios controladas de la terapia de la vitamina C en los pacientes hospitalizados con COVID-19 severo están en curso.

Vitamina D

La vitamina D también tiene un papel vital en inmunidad, pues su forma activa obra recíprocamente con el receptor de la vitamina D (VDR) en el núcleo de células inmunes. Estimula la generación de péptidos antimicrobianos, tales como cathelicidins y defensins, los agentes del amplio-espectro contra un alcance de patógeno, así alentando inmunorespuestas naturales.

Por otra parte, modula la inmunorespuesta adaptante, incluyendo baja inflamatoria del cytokine. Esto podría atenuar niveles del cytokine en COVID-19, y previene así la tormenta del cytokine que es la base de las presentaciones severas COVID-19. También ayuda a mantener integridad epitelial vía uniones apretadas, uniones del entrehierro y uniones de los adherens, reduciendo las probabilidades que los patógeno pueden pasar a través a los tejidos subyacentes.

La deficiencia de la vitamina D es probablemente un factor de riesgo para COVID-19 entre una más vieja gente, individuos negros, ésos con un índice de masa corporal más alto y fumadores. Otros desordenes inmunes, incluyendo condiciones autoinmunes tienen gusto de artritis reumatoide, la esclerosis múltiple (MS), y el síndrome del intestino irritable, se encuentra para ser asociado a los niveles inferiores de la vitamina D.

Una vez más la deficiencia de la vitamina D es más común en las regiones más lejos al norte del globo, donde está relativamente menos intensa la radiación solar. El ms fija hacia adentro anterior en tales regiones, mientras que el tipo diabetes y síndrome del intestino irritable de I es más común. Por otra parte, el tipo de ms recaer-que remite llamado ms se perfecciona parcialmente con la vitamina suplemental D.

El régimen de fatalidad de caso en la pandemia de gripe 1918 caída como luz del sol creciente (específicamente, radiación ultravioleta de B). Otros estudios muestran que el número de casos de enfermedades infecciosas como la gripe o la descarga eléctrica séptica varía con la estación.

Los estudios recientes indican que en gente D-deficiente de la vitamina, la suplementación de la vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones respiratorias. Con COVID-19, el riesgo de diagnóstico con esta condición era 1,8 veces más arriba con estado adecuado en relación con de la vitamina D de la deficiencia de la vitamina D. El riesgo de hospitalización puede también ser más alto en el grupo anterior.

La vitamina D reduce el angiotensina-convertir de niveles de la enzima 2 (ACE2). Esta molécula actúa mientras que un receptor del asiento para SARS-CoV-2, y en niveles más altos, él puede aumentar vulnerabilidad a manifestaciones más severas.

El primer brote del pandémico ocurrió, al igual que su extensión, durante el invierno en que los niveles de la vitamina D eran probables ser reducidos. Durante la primera onda, el peaje más alto tomado en gente de piel morena en el mundo desarrollado podía ser debido a sus niveles más inferiores de la vitamina D. Si es así se preveía que la disparidad fuera menos obvia como ha ocurrido el verano fijado hacia adentro, y éste de hecho.

La deficiencia de la vitamina D es también un factor de riesgo para el síndrome de señal de socorro respiratoria agudo (ARDS), una complicación fatal común de COVID-19 crítico.

De acuerdo con estas conclusión, la admisión de la vitamina D se ha aconsejado en los pacientes COVID-19 para activar las concentraciones del suero encima 40-60 del   ng/mL. Las juicios están en curso investigar el papel de la vitamina D.

Cinc

El cinc está común presente en cada tejido y metalo-enzima en la carrocería pero es deficiente en alrededor de un tercero de seres humanos por todo el mundo. La admisión escasa del cinc se ha conectado a muchas condiciones de salud, incluyendo desordenes de la piel y entregas cognoscitivas. La función inmune también se empeora. El fitato y la fibra en la dieta pueden reducir la amortiguación del cinc, poniendo ésos en estrictamente una dieta del vegetariano en un riesgo más alto de la deficiencia de cinc. Esto también se encuentra en varias condiciones de la enfermedad crónica.

El cinc está implicado en inmunorespuestas naturales y adaptantes, del revelado de la célula inmune adelante, con integridad de la mucosa. La suplementación con cinc se ha encontrado para reducir infecciones respiratorias en niños, y para poner fin a fríos por un día.

Los estudios están en curso probar los efectos de la suplementación del cinc en COVID-19.

Vitamina B3

La vitamina B3 es un complejo de tres vitaminas, a saber, riboside de la niconamida (NR), la niconamida (NAM), y el ácido nicotínico (NA), que son precursores de NAD+, un catalizador central del metabolismo. El agotamiento del NAD se asocia a inmunidad pobre puesto que las inmunorespuestas celulares consumen el NAD.

Dos componentes de la reacción de la célula a la infección del coronavirus incluyen las moléculas de SIRT y de PARP, que compiten para el NAD. La activación reducida de SIRT debido al hyperactivation de PARPs lleva al hyperinflammation, y a una tormenta del cytokine, con la tensión oxidativa adicional debido a la activación viral.

La presencia de especie altamente reactiva del oxígeno (ROS) lleva a daño oxidativo adicional a la DNA y a las membranas celulares, con la activación adicional de PARP para que los procesos de la reparación procedan. El tipo interferones de I es accionado por algunos virus, CD38 que activa, que consume más lejos el NAD y también asciende la inflamación adicional.

La deficiencia de la vitamina B3 causa pelagra, y su suplementación podría ayudar a evitar debilidad relativa a la edad. Coronaviruses codifica las enzimas que oponen la activación del camino de PARP, así previniendo el agotamiento del NAD

Lymphocytopenia es una característica clínica única de la infección COVID-19, a diferencia de la subida que ocurre en la cuenta del linfocito con otras infecciones virales. Una razón podría ser los altos niveles de la activación de PARP durante la inmunorespuesta natural que agota el NAD y modula más lejos la inmunorespuesta adaptante. De hecho, el upregulation de PARP con la infección del coronavirus se ha confirmado en un papel reciente.

La suplementación con B3 puede reforzar así inmunidad natural y adaptante en COVID-19. NR aparece ser más adecuado con este fin, con mejores propiedades farmacológicas y un perfil de seguro al fósforo.

Una juicio reciente mostró que un suplemento alimenticio combinado incluyendo NR con cuidado estándar acortó el período de la recuperación en COVID-19 por un tercero, y estudios más grandes se autorizan con estas conclusión.

¿Cuáles son las implicaciones?

Las “vitaminas B3, C y D y cinc se han mostrado para afectar la inmunorespuesta natural inicial y/o para modular los procesos rio abajo subsiguientes relacionados con la infección viral.”

Estas conclusión preclínicas y clínicas tempranas del estudio forman una conexión a tierra sólida para más lejos explorar la ventaja potencial de la suplementación en la incidencia COVID-19 y la severidad.

Algunas advertencias importantes se aplican. Primero, los suplementos no son regulados por Food and Drug Administration (FDA) en los E.E.U.U. con el mismo rigor que los medicamentos de venta con receta. Requieren solamente que la dependencia esté satisfecha con el seguro de los nuevos ingredientes dietéticos (NDI, esos ingredientes traídos para comercializar después de octubre de 1994).

Así, la calidad y los retos del seguro pueden existir, y todas las reclamaciones hechas por el fabricante pueden no ser verdades. Su estado legal puede plantear un problema si demasiado se injiere con algunos suplementos. Y en tercer lugar, algunas condiciones o sensibilidades pueden eliminar uso del suplemento en algunos casos, como con los que enrarezcan la sangre u obren recíprocamente con los medicamentos de venta con receta.

Otro equipo de entregas únicas a COVID-19 es la dificultad de obtener datos de los pacientes ambulativos debido a la cuarentena obligatoria, que deja a casa visitas de los investigadores como la única salida. En segundo lugar, el financiamiento para las aproximaciones alimenticias puede ser muy costoso, mientras que esta avenida no es una prioritaria.

Los datos soportan el modelo que los alimentos esenciales pueden ayudar a la defensa celular y reparar mecanismos y ascender así la recuperación y/o el mando de síntomas en enfermedad del tarde-escenario, tales aproximaciones pueden estar apenas como beneficioso como productos farmacéuticos.”

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2021, February 22). Algunos suplementos alimenticios pueden ayudar a prevenir o a atenuar la severidad COVID-19. News-Medical. Retrieved on July 24, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20210222/Some-nutritional-supplements-may-help-prevent-or-mitigate-COVID-19-severity.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Algunos suplementos alimenticios pueden ayudar a prevenir o a atenuar la severidad COVID-19". News-Medical. 24 July 2021. <https://www.news-medical.net/news/20210222/Some-nutritional-supplements-may-help-prevent-or-mitigate-COVID-19-severity.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Algunos suplementos alimenticios pueden ayudar a prevenir o a atenuar la severidad COVID-19". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20210222/Some-nutritional-supplements-may-help-prevent-or-mitigate-COVID-19-severity.aspx. (accessed July 24, 2021).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2021. Algunos suplementos alimenticios pueden ayudar a prevenir o a atenuar la severidad COVID-19. News-Medical, viewed 24 July 2021, https://www.news-medical.net/news/20210222/Some-nutritional-supplements-may-help-prevent-or-mitigate-COVID-19-severity.aspx.