Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio descubre semejanzas entre las bases genéticas de diversos trastornos alimentarios

La anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia y desorden de la borrachera-consumición es los tres trastornos alimentarios principales que 4 fuera de hacia adentro 10 individuos que viven en Europa occidental experimentarán en algún momento de sus vidas.  Estos últimos años, los estudios sobre la base genética de la anorexia nerviosa han destacado la existencia de los marcadores genéticos de la predisposición, que se comparten con otros desordenes psiquiátricos.

Analizando el genoma de decenas de miles de pueblo británico, las personas de la universidad de Ginebra (UNIGE), los hospitales de la universidad de College Londres de Ginebra (ABRAZO), del rey, de la Universidad Londres, de la universidad de Carolina del Norte (UNC) y de la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí han empleado estos resultados iniciales descubriendo semejanzas entre las bases genéticas de estos diversos trastornos alimentarios, y los de otros desordenes psiquiátricos.

Los trastornos alimentarios difieren en su asociación genética con rasgos antropométricos, como peso, circunferencia del combés o índice de masa corporal. Así, la predisposición genética a ciertos rasgos del peso puede ser una característica distintiva de la anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia o desorden de la borrachera-consumición. El estudio se publica en el gorrón internacional de trastornos alimentarios.

Los estudios anteriores, que destacaron una asociación genética entre un de alto riesgo de la anorexia nerviosa y un poco arriesgado de la obesidad, han comenzado a levantar el velo en ciertos aspectos de cómo los trastornos alimentarios se convierten que tenido descuidado sobre todo hasta entonces.”

Nadia Micali, profesor, departamento de la psiquiatría, facultad de remedio, universidad de Ginebra, culata de cilindro, división de niño y psiquiatría adolescente, hospitales de la universidad de Ginebra

Ella continúa, “sin embargo, el mismo trabajo no se ha hecho para los dos otros trastornos alimentarios mayores: nervosa de la bulimia y desorden de la borrachera-consumición. La meta de nuestro estudio era entender similiarites y diferencias entre todos los trastornos alimentarios en el papel del peso corporal de órgano directivo de los genes.”

El genoma de más de 20.000 personas examinadas

Para entender las semejanzas y las diferencias entre las configuraciones genéticas de la anorexia nerviosa, el nervosa de la bulimia y el desorden de la borrachera-consumición, el equipo de investigación analizaban los genomas de más de 20.000 personas. Éstos fueron tomados a partir de dos estudios sobre la base de la población grandes conducto en el Reino Unido: el Biobank BRITÁNICO y el estudio longitudinal de Avon de padres y de niños.

El primer autor, el Dr. Christopher Hübel, de College Londres de rey dijo: “Podíamos llegar hasta la DNA del voluntario, sus datos básicos de la salud (peso, edad, etc.) y reacciones a los cuestionarios de la salud, incluyendo desordenes psiquiátricos posibles y su historia del trastorno alimentario. Somos agradecidos para este acceso pues podíamos conducto análisis multifactoriales y calcular más de 250 muescas poligénicas para cada persona.

Cada muesca poligénica suma los genes del riesgo implicados en un rasgo específico, tal como depresión, por ejemplo. Calculábamos las muescas poligénicas para los desordenes psiquiátricos, tales como esquizofrenia y desorden obsesivo, y los rasgos metabólicos y físicos, incluyendo sensibilidad de la insulina, obesidad y alto BMI.” Así, cuanto más alta es la muesca, cuanto mayor es el riesgo genético, si es aros azules o el revelado de una enfermedad dada.

El equipo de investigación entonces examinó las asociaciones entre el poligénico decenas de estos voluntarios (que representan responsabilidad genética a los rasgos psiquiátricos de los desordenes, metabólicos y físicos) y los trastornos alimentarios.

Una combinación del riesgo genético de regla del peso corporal psiquiátrico y

El estudio muestra que mientras que hay grandes semejanzas genéticas entre la anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia y desorden de la borrachera-consumición, allí es también diferencias notables.

Nadia Micali detalla estos resultados: “Las semejanzas mienten en la asociación con riesgos psiquiátricos: anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia y borrachera-consumición de riesgo genético de la parte del desorden con ciertos desordenes psiquiátricos, particularmente para la esquizofrenia y la depresión, así confirmando el componente psiquiátrico fuerte de estas enfermedades.

Sin embargo, la diferencia grande se refiere a las genéticas asociadas de la regla del peso corporal, que son opuestas entre la anorexia por una parte, y del nervosa de la bulimia y desorden de la borrachera-consumición en el otro, el último que es conectado a un alto riesgo genético de obesidad, y alto BMI.”

Una predisposición genética a un peso pesado comparado con un peso ligero puede constituir un factor determinante que active a individuos con riesgo genético psiquiátrico similar a diversos trastornos alimentarios.

“El componente metabólico y físico por lo tanto dirigiría al individuo hacia anorexia nerviosa o hacia nervosa de la bulimia o desorden de la borrachera-consumición”, analiza a Nadia Micali. “Por otra parte, este estudio confirma un lazo genético sin obstrucción entre el desorden de la borrachera-consumición y el desorden de la hiperactividad del déficit de atención (ADHD), que ya fue observado clínico, que se pudo conectar a mayor impulsivity, que es compartido por estos desordenes.”

El papel de configuraciones genéticas en la regla del peso corporal determinada en este estudio ofrece una mejor comprensión de la base genética de trastornos alimentarios, y de cómo difieren en su marca genética a pesar de sus semejanzas. Este trabajo podía llevar para entender mejor el revelado de trastornos alimentarios.