Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: La droga de la artritis de Repurposed no perfeccionó resultados de pacientes con la pulmonía severa COVID-19

En un estudio el 25 de febrero de 2021 en línea publicado en New England Journal del remedio, una droga repurposed usada para tratar artritis no perfeccionó importante los resultados de pacientes con la pulmonía severa COVID-19.

Los resultados de la juicio clínica de la fase III, conducto por personas internacionales llevadas por Atul mayor Malhotra autor, Doctor en Medicina, jefe de la investigación del cuidado y del remedio pulmonares, críticos del sueño en la salud de Uc San Diego, encontrada que el tocilizumab no perfeccionó importante estado o tasa de mortalidad clínico en 28 días para los participantes que la recibieron compararon a un placebo.

“Aunque nuestra juicio era negativa basada en resultados primarios, vimos algunas ventajas, incluyendo una mejoría de largo del retén de ocho días con el tocilizumab comparado al placebo, así como menos días en el ventilador mecánico con nuestra intervención,” dijo a Malhotra.

“Aunque es importante ser prudente en la interpretación de resultados secundarios, nuestra juicio ayudó en el diseño de los estudios subsiguientes que muestran una cierta mejoría en resultados con el tocilizumab, determinado cuando está dado conjuntamente con los corticosteroides.”

Comercializado como Actemra, el tocilizumab es una droga inmunosupresiva usada sobre todo para tratar la artritis reumatoide y la artritis idiopática juvenil sistémica, una forma severa de la enfermedad en niños. La terapia trabaja usando los anticuerpos monoclonales humanizados para apuntar y para cegar específicamente los receptores celulares para interleukin-6 (IL-6), una pequeña proteína o cytokine que desempeñen un papel importante en accionar la inflamación como inmunorespuesta temprana a la enfermedad.

En algunos pacientes con COVID-19, la inmunorespuesta se ejecuta amok, IL-6 overexpressing y generar una “tormenta del cytokine,” que puede llevar al daño potencialmente peligroso para la vida a los pulmones y a otros órganos. Las tormentas del Cytokine se han conectado a varias enfermedades inflamatorias, de las condiciones respiratorias causadas por los coronaviruses tales como SARS y MERS a algunas formas de la gripe a las enfermedades no contagiosas, tales como esclerosis múltiple y pancreatitis.

Los investigadores esperaban que el papel aumentado de IL-6 en las enfermedades respiratorias y el hecho de que muchos casos severos de COVID-19 implican falla respiratoria, hospitalización y la muerte apuntó al tocilizumab como terapia potencialmente efectiva. Los partes tempranos del caso y los estudios de observación retrospectivos machón ese optimismo.

La juicio clínica de la fase III, que comenzó abril de 2020 y conducto en 62 hospitales en nueve países, implicó a 452 pacientes con los casos confirmados de la pulmonía severa COVID-19, seleccionados al azar en un grupo de 294 personas que recibirían una infusión intravenosa del tocilizumab y de 144 personas que recibieron un placebo. Malhotra expresó su gratitud a sus personas en Uc San Diego así como a los individuos incontables en todo el mundo quién ayudada en la ejecución de un estudio cuidadosamente hecho.

Los investigadores no encontraron ninguna diferencia importante en cómo se fueron los dos grupos, y ninguna tasa de mortalidad reducida se asoció al tocilizumab, aunque observaron la juicio no fueron diseñados fijar completo ese resultado.

Ningunas cuestiones de seguridad se presentaron con respecto al uso del tocilizumab, y los autores dijeron los datos del estudio sugirió que el tratamiento pueda tener cierta ventaja terapéutica durante retenes del hospital y en la grasa que tirante en Unidades de Cuidados Intensivos. En ambos casos, aunque, dijeron más investigación fue requerida.

Desde que esta juicio lanzó, mucho se ha aprendido sobre el virus y sobre cómo COVID-19 manifiesta en diversa gente, en maneras diferentes y escenarios. Estas conclusión necesitan ser entendidas en ese contexto. Observábamos a pacientes muy enfermos. Hay muy pocas terapias probadas para COVID-19 severo. Tocilizumab y algunos tratamientos del anticuerpo monoclonal pueden todavía tener utilidad en condiciones económicas específicas, pero más trabajo necesita ser hecho.

De hecho, más trabajo debe ser hecho. La necesidad de los tratamientos efectivos para los pacientes con la pulmonía severa COVID-19 sigue siendo un reto importante de este pandémico. Cada nuevo estudio nos trae un paso más cercano a poner ese reto detrás de nosotros.”

Atul Malhotra, Doctor en Medicina, autor mayor

Source:
Journal reference:

Rosas, I.O., et al. (2021) Tocilizumab in Hospitalized Patients with Severe Covid-19 Pneumonia. New England Journal of Medicine. doi.org/10.1056/NEJMoa2028700.