Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio examina efectos del uso problemático del Internet sobre más viejos adolescentes

La mayoría de los adolescentes no recuerdan vida antes del Internet. Han crecido en un mundo conectado, y el estar en línea tiene convertido de sus fuentes principales del aprendizaje, del entretenimiento y de la socialización.

Tantos estudios anteriores han señalado, y tantos padres se preocupan, esta realidad no vienen riesgo-libre. Considerando que el tiempo en el Internet puede ser informativo, instructivo e incluso agradable, hay ya literatura importante en el daño potencial causado por el uso problemático del Internet de los niños jovenes (PIU).

Sin embargo, un nuevo estudio llevado por István Tóth-Király, becario postdoctoral del horizonte en el laboratorio de investigación Sustantivo-Metodológico de la sinergia en el departamento de la psicología de Concordia, es uno solamente de algunos que examina los efectos de PIU sobre más viejos adolescentes. El papel fue coescrito por el profesor de la psicología Alejandro Morin y Lauri Hietajärvi y Catalina Salmela-Aro de la universidad de Helsinki.

El papel, publicado en el desarrollo infantil del gorrón, las miradas en los datos recolectó por un estudio longitudinal de 1.750 estudiantes de la High School secundaria en Helsinki durante tres años.

Comienza haciendo tres preguntas grandes: ¿cuáles eran algunos de los calculadores o de los determinantes de PIU? ¿Cómo PIU cambió sobre el curso de la última adolescencia, en este caso, las edades 16-19? ¿Y cuáles son las consecuencias de PIU entre la categoría de edad?

Señales en peligro

Los investigadores determinaron tres determinantes principales de PIU entre adolescentes. El primer era soledad, definida pues una falta de satisfacer lazos interpersonales o la insuficiencia percibida de redes sociales. Otros estudios en PIU también determinaron soledad como calculador.

El Parenting practica, según lo percibido por el PIU adolescente, también previsto. Los investigadores observaban cuidar parental, tal como las expresiones del calor, empatía, interés y proximidad hacia el niño, y negligencia parental, definida como la disponibilidad irregular o insensibilidad a las necesidades del niño.

Naturalmente, un mejor parenting se conecta para bajar PIU, mientras que el parenting negligente se conecta a un PIU más alto. Los investigadores observaron las diferencias en cómo el comportamiento maternal y paternal afectó a uso.

El cuidar maternal especialmente fue asociado a un PIU más inferior, sugiriendo que los lazos de alta calidad del molde-madre-niño pudieron haber llevado a una disminución de la necesidad de utilizar el Internet excesivamente. La negligencia paternal, por otra parte, tenía un lazo más fuerte con un PIU más alto, pues una falta de dirección y de límites obstaculizó una capacidad adolescente de fijar límites personales.

Finalmente, los investigadores consideraban género. Encontraron a muchachos más probablemente para empeñar a PIU que las muchachas, como tienden a ser propensas más adictivo-como comportamiento, son más impulsivas y, como sugerido por otros estudios, pueden tener opciones más en línea tales como los vídeos o pornografía de YouTube del juego o de la observación. Las muchachas pueden ser más probables estar en línea para los propósitos de socialización.

Efectos circulares y dañinos

Los investigadores entonces observaban los resultados asociados a PIU, determinando otra vez tres categorías amplias.

El primer es síntomas depresivos. Si está ido desenfrenado, PIU aparece venir con niveles más altos de depresión. Los dos se han conectado en estudios anteriores, pero Tóth-Király dice que sus conclusión sugieren una nueva interpretación.

Nuestro estudio intenta entender este lazo de una manera bidireccional o recíproca. Pensamos que PIU y los síntomas depresivos son probables co-ocurrir en vez de uno que determina el otro. Refuerzan probablemente uno otro en un cierto plazo.”

István Tóth-Király, becario postdoctoral del horizonte, laboratorio de investigación Sustantivo-Metodológico de la sinergia, el departamento de la psicología de Concordia

Los otros resultados conectados a PIU son niveles más altos de abuso de substancia y niveles inferiores del logro académico. Éstos debían ser preveídos, y también fueron creídos co-para ocurrir.

Tóth-Király dice que algunas adolescencias pasan con una fase del uso pesado del Internet, generalmente alrededor de mediados de-adolescencia. El tiempo pasado en línea tiende a disminuir como los niños maduros, a desarrollar sus propias metas y límites y a formar sus primeros lazos románticos. Él agrega que el estar en línea por horas no es necesariamente perjudicial, incluso si parece excesivo a los padres.

“Si los adolescentes pasan mucho tiempo en el Internet pero no afecta realmente su salud mental o sus pendientes o no parece tener ninguna consecuencias negativa sustancial, después no podemos decir realmente que éste es comportamiento problemático,” él dice.

Source:
Journal reference:

Tóth‐Király, I., et al. (2021) Longitudinal Trajectories, Social and Individual Antecedents, and Outcomes of Problematic Internet Use Among Late Adolescents. Child Development. doi.org/10.1111/cdev.13525.