Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La comunicación entre el auditorio del cerebro y los circuitos de la recompensa apuntala placer música-inducido

La comunicación entre el auditorio del cerebro y los circuitos de la recompensa es la razón por la que los seres humanos encuentran música que recompensan, según la nueva investigación publicada en JNeurosci.

La comunicación entre el auditorio del cerebro y los circuitos de la recompensa apuntala placer música-inducido
Haber de imagen: Sociedad de la neurología

A pesar de ventajas biológicas no obvias, música del amor de los seres humanos. Semejanzas del punto culminante de los estudios de Neuroimaging entre cómo los circuitos de la recompensa del cerebro tramitan música y otras recompensas como la comida, el dinero, y el alcohol. Con todo los estudios neuroimaging son correlacionales por naturaleza. En un nuevo estudio, el Mas-Herrero y otros intentó clavar hacia abajo el papel causal de este conjunto de circuitos usando el estímulo no invasor del cerebro.

Un grupo de ventilatores de música pop escuchó un equipo de canciones del estallido mientras que el equipo de investigación midió su actividad cerebral con el fMRI. Antes de que la exploración, las personas excitara o inhibiera indirectamente el circuito de la recompensa del cerebro con el estímulo magnético transcranial. La excitación del circuito de la recompensa antes de la música de la audiencia aumentó a los participantes del placer aserrados al hilo al escuchar las canciones, mientras que la inhibición de ella disminuyó placer. Éstos los cambios inducidos del placer fueron conectados a los cambios en la actividad en los accumbens del núcleo, una región dominante del circuito de la recompensa. Los participantes con la diferencia más grande del placer también mostraron la diferencia más grande en actividad sincronizada entre el auditorio y las regiones de la recompensa. Estos resultados indican que las acciones recíprocas entre el auditorio y las regiones de la recompensa impulsan el placer que aserramos al hilo al escuchar la música.

Source:
Journal reference:

Mas-Herrero, E., et al. (2021) Unraveling the Temporal Dynamics of Reward Signals in Music-Induced Pleasure with TMS. Journal of Neuroscience. doi.org/10.1523/JNEUROSCI.0727-20.2020.