Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio examina los efectos sobre la salud del entrenamiento de la dieta y de la resistencia en adultos de mediana edad

Un músculo-edificio de diez semanas y un programa dietético que implicaban a 50 adultos de mediana edad no encontraron ninguna prueba que comiendo una fuerza creciente o un músculo de la dieta de alto valor proteico fórmese más que consumiendo una cantidad moderada de proteína mientras que entrena. La intervención implicó un protocolo estándar del fuerza-entrenamiento con sesiones tres veces por semana. Ningunos de los participantes tenían experiencia anterior del levantamiento de pesas.

Publicado en el gorrón americano de la fisiología: La endocrinología y el metabolismo, el estudio es una de las investigaciones más completas de los efectos sobre la salud de la dieta y el entrenamiento de la resistencia en adultos de mediana edad, los investigadores dice. Los participantes eran 40-64 años de edad.

Las personas fijaron la fuerza de los participantes, la masa de la inclinación-carrocería, la presión arterial, la tolerancia de la glucosa y varias otras medidas sanitarias antes y después del programa. Seleccionaron al azar a participantes en grupos de la dieta moderada y de alto valor proteico. Para estandardizar la admisión de la proteína, los investigadores introdujeron a cada persona un filete de carne de vaca y una bebida recientemente cocinados, picaditos del hidrato de carbono después de cada sesión de formación. También enviaron a participantes a casa con una bebida de la aislar-proteína que se consumirá cada tarde en las 10 semanas del estudio.

“El grupo de la moderado-proteína consumido cerca de 1,2 gramos de proteína por el kilogramo de peso corporal por día, y el grupo de alto valor proteico consumieron áspero 1,6 gramos por kilogramo por día,” dijo a Colleen McKenna, estudiante de tercer ciclo en la división de ciencias alimenticias y registró al dietético en el Urbana-Chamán de la Universidad de Illinois que llevó el estudio con el U. de profesor Nicholas Burd de la salud de la kinesiología y de la comunidad del I. Las personas mantenidas las calorías equivalentes las comidas proporcionaron a los dos grupos las adiciones del sebo de carne de vaca y de la dextrosa.

Los temas del estudio guardaron los diarios de la comida y McKenna los aconsejó cada otra semana sobre sus hábitos alimentarios y admisión de la proteína.

En un esfuerzo llevado por el U. de profesor Hannah Holscher de la ciencia de la alimentación del I. y de la nutrición humana, las personas también analizaban microbios de la tripa en las muestras fecales cerco al principio de la intervención, después de la primera semana - durante qué participantes ajustados a la nueva dieta pero no contrató al entrenamiento físico - y en el final de las 10 semanas. Los estudios anteriores han encontrado que la dieta solamente o el ejercicio de la autonomía solamente puede alterar la composición de microbios en el aparato digestivo.

La mensajería de la salud pública ha sido que los americanos necesitan más proteína en su dieta, y esta proteína extra se supone para ayudar a nuestros músculos para crecer más grandes y más fuertes. La Edad Media es una broca única en ese como conseguimos más viejos, nosotros pierde el músculo y, por abandono, perdemos fuerza. Queremos aprender cómo maximizar fuerza para como conseguimos más viejos, protegernos y poder mejor seguir siendo final activos en vida de la familia y de la comunidad.”

Nicholas Burd, U. de I. Kinesiology y profesor de la salud de la comunidad

La tabla de comida americana y de nutrición recomienda que los adultos consiguen 0,8 gramos de proteína por el kilogramo de peso corporal por día para evitar desarrollar una carencia de proteínas. Las personas intentaron limitar el consumo de proteína en el grupo de la moderado-proteína al subsidio diario recomendado, pero sus diarios de la comida revelaron a esos participantes consumían, por término medio, 1,1 a 1,2 gramos de proteína por el kilogramo de peso corporal por día. Ésos en el grupo de alto valor proteico comieron cerca de 1,6 gramos de proteína por kilogramo por el día - dos veces la cantidad recomendada.

Burd y sus colegas presumieron eso que conseguía su proteína de una fuente de alta calidad como la carne de vaca y que consumía significantly more proteína que el RDA ayudaría en incremento y fuerza del músculo en los adultos de mediana edad contratados al entrenamiento de la resistencia. Pero en el final de las 10 semanas, las personas no vieron ninguna diferencia importante entre los grupos. Sus avances en fuerza, sus grasas de cuerpo, la masa magra de la carrocería, la tolerancia de la glucosa, la función del riñón, la densidad del hueso y otros “biomarkers” de la salud eran áspero lo mismo.

Los únicos investigadores potencialmente negativos del cambio registrados entre los grupos implicaron cambios a la población de microbios que habitan la tripa. Después de una semana en la dieta, ésos en el grupo de alto valor proteico vieron cambios en la abundancia de algunos microbios de la tripa que los estudios anteriores han conectado a los resultados negativos de la salud. Burd y sus colegas encontraron que su intervención del fuerza-entrenamiento invirtió algo de estos cambios, microbios beneficiosos cada vez mayores y reducir la abundancia las potencialmente dañinas.

“Encontramos que lo hace la admisión de alto valor proteico no los avances del aumento posterior en la composición de la carrocería de la fuerza o de la influencia,” a Burd dijimos. “No aumentó la masa magra más que comiendo una cantidad moderada de proteína. No vimos una baja más gorda, y la composición de la carrocería estaba lo mismo entre los grupos. Consiguieron el avance en peso, pero ese avance de peso era es decir de avance de la inclinación-carrocería-masa.”

Burd dijo el encontrar hace que él pregunta el empuje para aumentar la admisión de la proteína más allá de 0.8-1.1 gramos por el kilogramo de peso corporal, por lo menos en los weightlifters de mediana edad que consumen la proteína animal-basada de alta calidad sobre una base regular.

McKenna dijo que la aproximación multidisciplinaria y la búsqueda profundizada de las personas de los hábitos dietéticos de los participantes fuera del laboratorio hace más fácil entender las conclusión y aplicarlas a la vida de cada día.

“Tenemos recomendaciones para la consumición sana y tenemos recomendaciones para cómo usted debe ejercitar, pero la investigación muy pequeña mira cómo los dos junta afectan nuestra salud,” ella dijo. Las personas de estudio incluyeron fisiólogos del ejercicio, dietético registrados y a expertos en la microbiología de la tripa.

“Esto permitió que dirigiéramos cada aspecto de la intervención de la manera que debe ser dirigida,” McKenna dijo. “Estamos honrando la complejidad de la salud humana con la complejidad de nuestra investigación.”

Source:
Journal reference:

McKenna, C.F., et al. (2021) Higher protein intake during resistance training does not potentiate strength, but modulates gut microbiota, in middle-aged adults: a randomized control trial. American Journal of Physiology - Endocrinology and Metabolism. doi.org/10.1152/ajpendo.00574.2020.