Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

¿La infección natural con SARS-CoV-2 ofrece más protección que una vacuna contra nuevas variantes?

Como los alargamientos actuales del pandémico de la enfermedad 2019 del coronavirus (COVID-19) conectado, las vacunas han ofrecido un brillo de la esperanza. Esto es amenazada por la aparición de variantes múltiples del patógeno causativo, el coronavirus 2 (SARS-CoV-2) de la neumonía asiática, que puede ofrecer resistencia a la inmunidad humoral sacada por ambos infección natural y las vacunas.

Un nuevo estudio, liberado en el servidor del medRxiv* de la prueba preliminar, demuestra que las vacunas pueden ser menos efectivas en contradecir las más nuevas variantes comparadas a la infección natural.

¿Cuáles son vacunas del mRNA?

Los veinte o las vacunas aprobadas actualmente contra el virus se han desarrollado tan en varias plataformas. El más temprano para recibir uso de la autorización del uso (EUA) de la emergencia la plataforma del ácido ribonucleico del mensajero (mRNA) - el BNT162b2 (BioNTech/Pfizer) y las vacunas mRNA-1273 (Moderna/NIAID).

Éstas son las vacunas convencionales desemejantes que presentan el antígeno al ordenador principal, porque utilizan el mRNA para codificar el antígeno deseado en el beneficiario. Su seguro y eficacia fueron demostrados en las juicios clínicas, que precedieron su autorización.  

El uso del mRNA significa que la maquinaria de proteína-sintetización de la célula está utilizada para producir un antígeno viral correctamente doblado dentro del ordenador principal, así del anticuerpo robusto estimulante y de las reacciones celulares. Sigue habiendo los estudios comparativos ser hecho, mostrando cómo éstos se van en relación con nanoparticles del lípido y otras plataformas vaccíneas o a la infección natural.

En COVID-19, la protección es un correlativo de la actividad de neutralización. La mayoría de los anticuerpos de neutralización son específicos al dominio receptor-obligatorio (RBD) del pico viral, la proteína que impulsa la agregación viral al receptor de la célula huesped, el receptor de la enzima angiotensina-que convierte 2 (ACE2).

Ambas las vacunas del mRNA codifican el antígeno estabilizado prefusion del pico, que generó inmunorespuestas fuertes y títulos de neutralización del anticuerpo en juicios clínicas de la fase III. Sin embargo, el pico codificado pertenece al antígeno temprano del pico Wuhan-Hu-1.

Variantes de la preocupación

Recientemente, tres variantes de la preocupación (VOCs) han emergido, con mutaciones agrupadas en el pico y especialmente el RBD. Éstos incluyen el Reino Unido (linaje B.1.1.7, variante BRITÁNICA), Suráfrica (linaje B.1.351, variante del SA), y el Brasil (linaje P.1). Amenazan al mando del pandémico reduciendo eficacia vaccínea, probablemente interfiriendo con el atascamiento del RBD al receptor.

Mientras que la mutación de RBD N501Y es común a todos, las variantes del Brasil y del SA tienen dos más cambios en el RBD. La mutación de E484K es asociada a la falta de eficacia de muchos anticuerpos de neutralización, alterando los epitopos o los sitios de reconocimiento del anticuerpo en el RBD.

Los anticuerpos de neutralización que trabajan atando al RBD y así previniendo el atascamiento RBD-ACE2 así fallan en eficacia cuando están enfrentados con esta variante irreconocible de RBD.

El estudio actual sigue reacciones del anticuerpo después de la vacunación con la vacuna BNT162b2, y en los pacientes COVID-19, y describe las características de la reacción del anticuerpo.

Altas reacciones de IgG

La vacunación produjo una reacción potente y apuntada a las proteínas virales del pico y a sus dominios.

Dio lugar a altos títulos de anti-SARS-CoV-2 IgGs, entre esos naïve a la infección así como al pocos con una historia anterior de la infección documentada. los títulos del Anti-pico, antis-RBD y antis-NTD (dominio de la N-terminal) de IgG eran inicialmente negativos en temas del naïve, comenzaron a aumentar en la poste-vacunación del día 21, y enarbolaron en los días 28 y 42.

La velocidad del aumento fue aumentada de casi todos previamente los temas de COVID-19-positive, con tres de cuatro que mostraban un aumento en el específico de IgG al pico y sus dominios por títulos del día 7. el día 21 eran más altos que para el grupo del naïve.

Los niveles Antis-nucleocapsid del anticuerpo eran negativos en la línea de fondo y después de la vacunación, en pacientes de la infección-naïve. Mientras que es positivo en la línea de fondo en el grupo previamente infectado, no se observó ningún aumento después de la vacunación, como se esperaba.

Las reacciones de IgG eran fuertes y comparable entre los dos grupos, a menos que en dos, uno de los cuales recibiera solamente una dosis, y uno un individuo mayor con una historia del cáncer oral en el pasado. Beneficiarios más jovenes hicieron títulos más altos del anticuerpo comparar a ésos durante 60 años.

Los efectos secundarios incluyeron dulzura, mialgia, dolores de cabeza y fatiga locales, pero no eran proféticos de la reacción del anticuerpo.

Dos beneficiarios en el methotrexate inmunosupresivo del agente mostraron reacciones comparables del anticuerpo. La inmunorespuesta fue dominada por los anticuerpos de IgG que apuntaban el pico, el RBD y el NTD.

Variación en la reacción del isotipo de Ig

COVID-19 severo se asocia a títulos más altos de los anticuerpos específicos SARS-CoV-2 comparados a la enfermedad asintomática o suave. Los investigadores, por lo tanto, compararon la reacción del anticuerpo hacia adentro a los pacientes moderado y seriamente enfermos comparados a ése en beneficiarios vaccíneos.

Los títulos del anticuerpo de IgG al NTD, a RBD y a las proteínas del pico en beneficiarios vaccíneos eran similares a ésos en COVID-19 severo, siendo más altos que ésos en una enfermedad más suave, especialmente para los anticuerpos que apuntaban el NTD y el RBD.

Una diferencia principal fue observada con respecto al IgM y los anticuerpos del anti-pico de IgA, antis-RBD y antis-NTD, que fueron sacados en los niveles mínimos en beneficiarios vaccíneos compararon a IgGs. Éste no era el caso después de la infección natural, donde los individuos con enfermedad severa mostraron anticuerpos marcado más altos de IgA contra el pico.

Baje las reacciones vacuna-sacadas a los coronaviruses endémicos

Hay variación importante en las proteínas SARS-CoV-2 comparadas a las de otros coronaviruses humanos (hCoV), pero en el nivel del epitopo, hay alta protección de la serie. El resultado es la reactividad cruzada, que es difícil de distinguir por serología rutinaria.

Es decir, los anticuerpos sacados por SARS-CoV-2 indujeron la reactivación de las células de B de la memoria que fueron reclutadas específicamente por un hCoV preexistente pueden ser indistinguibles de anticuerpos cruz-reactivos más nuevos sacados por la infección SARS-CoV-2 o la vacunación.

La infección natural dio lugar a niveles más altos del anticuerpo de IgG a HCoV-OC43 y a HCoV-HKU1 que observado después de la vacunación, pero sin afectar a la reacción total del anticuerpo de SARS-CoV-2-specific, que era similar en ambas cohortes.

Los niveles de IgA y de IgM contra los hCoVs endémicos eran más altos en COVID-19 severo que después de la vacunación. El anterior era especialmente alto con el alphacoronavirus HCoV-NL63 S pero no en vaccinees.

Las variantes SARS-CoV-2 evaden los anticuerpos

Muchos anticuerpos monoclonales (mAbs) que eran potentes contra la variante de Wuhan han mostrado eficacia reducida contra la variante surafricana (SA), así como muestras convalecientes y pacientes con contenido de anticuerpos del suero.

Una comparación de las tres variantes por lo tanto fue realizada en muestras del plasma de los beneficiarios vaccíneos y en los pacientes COVID-19. Los investigadores exploraron el atascamiento de RBD y el cegar de atar entre ACE2 y RBD o ACE2 y proteína del pico.

Encontraron que el plasma de ambos beneficiarios vaccíneos y temas infectados mostrados redujo el anticuerpo que ataba al pico y a RBD de las variantes comparadas al virus del wildtype. La reducción más grande estaba con las variantes surafricanas y del Brasil.

La alta actividad que cegaba considerada por el día 28 en vaccinees, en siete días de la dosis del alza, fue dirigida contra el virus del wildtype, con una reducción progresiva en atar con el BRITÁNICO > pico de la variante del Brasil > del SA. Una reducción similar fue observada para spike-ACE2 que cegaba eficacia del anticuerpo.

La disminución muy similar en cegar para el SA y la variante del Brasil indica que las mutaciones de K417N y de K417T en el RBD son sinónimas por lo que va su efecto sobre ACE2 que ciega los anticuerpos.

Estos datos indican que los efectos de variantes virales son notable constantes con un escape de reacciones policlonales del anticuerpo sacaron por vacunación infección o BNT162b2.”

¿Cuáles son las implicaciones?

El estudio muestra que la vacunación severa COVID-19 y BNT162b2 amba producción las altas reacciones de IgG dirigidas contra el pico, los antígenos de RBD y de NTD, pero el anterior tiene una anchura más alta, con una reacción efímera pero fuerte de IgA y de IgM además de una reacción duradera de IgG.

Con la vacunación, la producción de IgG es importante dominante, en todas las edades de la edad adulta, aunque baja algo en gente durante 60 años. Estos anticuerpos son también importante menos cruz-reactivos con otros hCoVs endémicos.

Estas vacunas contienen los lípidos que pueden actuar como impulsiones potentes de la clase de IgG que cambian temprano en el curso de la inmunorespuesta. Esto podía estar debido a las reacciones del linfocito T de Th1-biased CD4+, con la formulación de centro germinal robusta, después de la exposición a la vacuna, especialmente los componentes de lípido.

El riesgo de reinfección después de que la infección sea el cerca de 83% más bajo como se explica en el estudio de la SIRENA (evaluación de la inmunidad SARS-CoV-2 y de la reinfección) de los trabajadores de la atención sanitaria. La vacuna BNT162b2 fue denunciada para tener eficacia del 95% contra la infección primaria, que puede ser debido a la eficacia protectora de los niveles más altos de IgG.

La anchura más estrecha de la inmunorespuesta en beneficiarios vaccíneos podría ser debido a la diferencia en las situaciones de la carrocería en donde el sistema inmune encuentra el virus. En la infección natural, la superficie de la mucosa es el sitio de la reunión antígeno-inmune de la célula, comparado a la circulación sistémica en la vacunación.

Sin embargo, los anticuerpos cruz-reactivos no parecen proteger contra la infección SARS-CoV-2.

Las proporciones comparables de anticuerpos policlonales dirigidos contra los epitopos de las nuevas variantes son muy similares en beneficiarios vaccíneos e individuos infectados. Así, los individuos vacunados deben apenas como probablemente reinfected por las variantes del SA y del Brasil, especialmente pues bajan los títulos del anticuerpo en un cierto plazo.

Otros estudios serán importantes en la medición de las características únicas de anticuerpos vacuna-inducidos en relación con ésos sacadas por la infección, para entender especialmente cómo éstos están implicados en “COVID largo.” La eficacia demostrada por las vacunas del mRNA contra los antígenos vaccíneos indica que esta plataforma será útil en crear otras vacunas virales también.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2021, April 09). ¿La infección natural con SARS-CoV-2 ofrece más protección que una vacuna contra nuevas variantes?. News-Medical. Retrieved on June 17, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20210409/Does-natural-infection-with-SARS-CoV-2-offer-more-protection-than-a-vaccine-against-new-variants.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "¿La infección natural con SARS-CoV-2 ofrece más protección que una vacuna contra nuevas variantes?". News-Medical. 17 June 2021. <https://www.news-medical.net/news/20210409/Does-natural-infection-with-SARS-CoV-2-offer-more-protection-than-a-vaccine-against-new-variants.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "¿La infección natural con SARS-CoV-2 ofrece más protección que una vacuna contra nuevas variantes?". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20210409/Does-natural-infection-with-SARS-CoV-2-offer-more-protection-than-a-vaccine-against-new-variants.aspx. (accessed June 17, 2021).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2021. ¿La infección natural con SARS-CoV-2 ofrece más protección que una vacuna contra nuevas variantes?. News-Medical, viewed 17 June 2021, https://www.news-medical.net/news/20210409/Does-natural-infection-with-SARS-CoV-2-offer-more-protection-than-a-vaccine-against-new-variants.aspx.