Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los utilizadores del cáñamo genético predispuestos a la esquizofrenia pueden tener riesgo más alto para la psicosis

Ha sido larga sabido que los utilizadores del cáñamo desarrollan psicosis más a menudo que no utilizadores, pero cuál no está completo sin obstrucción sigue siendo si el cáñamo causa real la psicosis y, si es así que es la más en peligro. Un nuevo estudio publicado en psiquiatría de translación por los investigadores en el centro para luz del cobertizo de las ayudas de College Londres del apego y de la salud mental (CAMH) y de rey en ambas preguntas. La investigación muestra que mientras que los utilizadores del cáñamo tenían índices más altos de experiencias sicopáticas que no utilizadores en todos los ámbitos, la diferencia era especialmente pronunciada entre ésas con la alta predisposición genética a la esquizofrenia.

Estos resultados son importantes porque son las primeras pruebas que hemos visto que la psicosis genético propensa de la gente se pudo afectar desproporcionado por el cáñamo. Y porque el rayado genético del riesgo sigue siendo en sus comienzos, la influencia verdadera de la genética en el lazo de la cáñamo-psicosis puede ser incluso mayor que qué encontramos aquí.”

El Dr. Michael Wainberg, autor importante, científico, centro de Krembil para la neuroinformática en CAMH

Usando datos del Biobank BRITÁNICO, una base de datos biomédica en grande que contenía la información la genética de los participantes y de la salud profundizada, los autores analizaba el lazo entre la genética, el uso del cáñamo y las experiencias del psicópata a través de más de 100.000 personas. Cada persona denunció su frecuencia del último uso del cáñamo, y si habían tenido nunca diversos tipos de experiencias sicopáticas, tales como alucinaciones auditivas o visuales. Los investigadores también rayaron el riesgo genético de cada persona para la esquizofrenia, observando cuáles de sus mutaciones de la DNA eran mas comunes entre pacientes de la esquizofrenia que entre la población en general.

Total, la gente que había utilizado el cáñamo era el 50 por ciento más probable denunciar experiencias sicopáticas que la gente que no tenía. Sin embargo, este aumento no era uniforme a través del grupo de estudio: entre el quinto de participantes con las muescas genéticas más altas del riesgo para la esquizofrenia, era el 60 por ciento, y entre el quinto con las muescas más inferiores, era el solamente 40 por ciento. Es decir la gente genético predispuesta a la esquizofrenia era en un riesgo desproporcionado más alto para las experiencias sicopáticas si ella también tenía una historia del uso del cáñamo.

Notablemente, porque menos se sabe mucho sobre la genética de la esquizofrenia en poblaciones de color, el análisis del estudio fue limitado a los participantes blancos uno mismo-denunciados. “Este estudio, mientras que está limitado en la extensión, consiste un paso importante adelante en la comprensión de cómo el uso y la genética del cáñamo pueden obrar recíprocamente para influenciar riesgo de la psicosis,” agregó al Dr. mayor Shreejoy Tripathy, científico independiente del autor en el centro de Krembil para la neuroinformática, que vigiló el estudio. “Cuanto más que sabemos sobre la conexión entre el cáñamo y psicosis, más podemos informar al público sobre los riesgos potenciales de usar esta substancia. Esta investigación ofrece una ventana en un futuro donde la genética puede ayudar a autorizar a individuos para tomar decisiones más informadas sobre uso de la droga.”