Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio vierte la luz en cómo el autismo manifiesta en los cerebros de muchachas

La nueva investigación ha vertido la luz en cómo el desorden del autismo-espectro (ASD) manifiesta en los cerebros de muchachas, incitando a los científicos advertir que las conclusiones extraídas de los estudios conducto sobre todo en muchachos no se deben asumir para ser verdad para las muchachas.

Los investigadores descubrieron que hay una diferencia importante en los genes y la “carga genética” que apuntalan la condición en muchachas y muchachos. También determinaron maneras específicas que los cerebros de muchachas con ASD responden diferentemente a las señales de entrada sociales tales como expresiones faciales y gestos que los de muchachas sin ASD.

Este nuevo estudio provee de nosotros un mapa itinerario para entender cómo mejorar intervenciones actuales y futuro evidenciar-basadas del fósforo al cerebro subyacente y a los perfiles genéticos, de modo que poder conseguir el tratamiento correcto al individuo adecuado. Esto avance nuestra comprensión del autismo ampliamente revelando que bien puede haber diversas causas para los muchachos comparado con muchachas; esto nos ayuda que entienden la heterogeneidad dentro y a través de géneros.”

Kevin Pelphrey, doctorado, principal investigador, experto superior del autismo, universidad del instituto de la Facultad de Medicina de Virginia y del cerebro de UVA

Desorden de comprensión del autismo-espectro

Los nuevos discernimientos vienen de un proyecto de investigación arrebatador, llevado por Pelphrey en UVA, que reúne experiencia de Yale; Harvard; Universidad de California, Los Ángeles; Niños nacionales; Universidad de Colorado, Denver; y niños de Seattle. En UVA, los protagonistas incluyeron Pelphrey, de la escuela del departamento del remedio de la neurología y del revelado de la facultad de magisterio y del ser humano del curry, y a Juan D. Van Horn, doctorado, de la escuela de la ciencia de los datos y del departamento de la psicología de UVA.

La investigación combinó imágenes cerebrales puntas con la investigación genética para entender mejor los efectos de ASD en muchachas. Esos efectos han seguido explorados mal porque la condición es cuatro veces más común en muchachos.

Pelphrey y los colegas utilizaron proyección de imagen de resonancia magnética funcional (fMRI) para examinar actividad cerebral durante acciones recíprocas sociales. Encontraron que las muchachas autísticas utilizaron diversas secciones de sus cerebros que las muchachas que no tenían ASD. Y, lo más asombrosamente posible, la diferencia entre las muchachas con y sin autismo no era lo mismo que la diferencia en el cerebro considerado al comparar a muchachos con y sin el autismo, revelando diversos mecanismos del cerebro en el juego en autismo dependiendo del género de una persona.

Asimismo, los contribuidores genéticos subyacentes eran muy diferentes, los investigadores encontrados. Las muchachas tenían números mucho más grandes de variantes raras de los genes activos durante el revelado temprano de una región del cerebro conocida como el striatum. Esto sugiere que los efectos sobre el striatum puedan contribuir al riesgo de ASD en muchachas. (Los científicos creen que una sección del striatum llamado los putamen está implicada en la interpretación de la acción recíproca social y del lenguaje.)

La convergencia de las imágenes cerebrales y de los datos genéticos provee de nosotros un nuevo discernimiento importante en las causas del autismo en muchachas. Esperamos que trabajando con nuestros colegas en la investigación transformativa del autismo de UVA que soporta (STAR), poder leverage nuestras conclusión para generar las nuevas estrategias del tratamiento adaptadas a las muchachas autísticas.”

Kevin Pelphrey, doctorado

Conclusión publicadas

Los investigadores han publicado sus conclusión en el cerebro del gorrón científico. El equipo de investigación consistió en Allison Jack, Catherine A.W. Sullivan, Elizabeth Aylward, Susan Y. Bookheimer, Mirella Dapretto, Nadine Gaab, Juan D. Van Horn, Jeffrey Eilbott, Zacarias Jacokes, Carinna M. Torgerson, Raphael A. Bernier, Daniel H. Geschwind, James C. McPartland, Charles A. Nelson, Sara J. Webb, Kevin A. Pelphrey, Abha R. Gupta y el consorcio de GENDAAR. Jack, el primer autor del estudio, es un miembro del profesorado en el albañil de George y un estudiante de tercer ciclo anterior en UVA.

McPartland hace el trabajo asesor para la terapéutica del endrino y ha recibido el financiamiento de la investigación de la investigación y desarrollo de Janssen; él recibe derechos de la prensa, de Lamberto y del saltador de Guilford.

Source:
Journal reference:

Jack, A., et al. (2021) A neurogenetic analysis of female autism. Brain. doi.org/10.1093/brain/awab064.