Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: El tiranizar es un mayor factor de riesgo que el exceso de peso para los síntomas depresivos en muchachos y muchachas

Los síntomas depresivos son mas comunes en adolescentes que en sus pares masculinos. Sin embargo, la salud mental de los muchachos aparece ser afectada más si sufren de obesidad. Con independencia de género, el tiranizar es un factor de riesgo considerablemente mayor que el exceso de peso para desarrollar síntomas depresivos. Estas conclusiones son extraídas por los investigadores en la universidad de Uppsala que vigiló a los adolescentes por seis años en un estudio del cuestionario, ahora publicada en el gorrón de la salud pública.

El propósito de nuestro estudio era investigar la conexión entre el índice de masa corporal (BMI) y los síntomas depresivos, y hechar una ojeada cercano si siendo sujetado a tiranizar afecta a este lazo en un cierto plazo. También quisimos investigar si existieron algunas diferencias de género.”

Sofía Kanders, estudiante del doctorado en el departamento de universidad de Uppsala de la neurología

En la gente joven del estudio, soportada en el condado de Västmanland, contestó a las preguntas sobre su altura, peso y síntomas depresivos en tres ocasiones separadas (2012, 2015 y 2018). La edad media de los demandados era 14,4 años en la primera ocasión y 19,9 años en duran.

De acuerdo con BMI, dividieron a los adolescentes en tres grupos: ésos con el peso normal, el exceso de peso y la obesidad respectivamente. También fueron agrupados según el fragmento de sus síntomas depresivos.

Totales, sin importar su peso, las muchachas declararon más con frecuencia que tenían síntomas depresivos. En 2012, el 17 por ciento de las muchachas y el 6 por ciento de los muchachos hicieron tan. En 2015, las proporciones de adolescentes con estos síntomas habían subido al 32 por ciento para las muchachas y al 13 por ciento para los muchachos. Las figuras de correspondencia para 2018 eran el 34 y 19 por ciento respectivamente.

Un BMI más alto no hizo, por lo que los investigadores podían ver, afecta al bienestar mental de las muchachas a ningún gran fragmento. Entre los muchachos, sin embargo, la configuración observada era totalmente diferente.

“Cuando analizábamos muchachas y a muchachos por separado, vimos que para los muchachos con obesidad en 2012, el riesgo para tener síntomas depresivos en 2015 era, estadístico, cinco veces más arriba que para los muchachos del normal-peso. En las muchachas no encontramos ninguna tal conexión,” Kanders dice.

El estudio ha no podido contestar a la cuestión de qué causa esta diferencia de género, y los investigadores piensan que más investigación está necesitada en esta área.

Preguntaron los demandados jovenes también acerca de tiranizar -- por ejemplo, declarar si, en el último año, los habían expuesto físicamente a los choques y golpean con el pie, tomado el pelo o excluido, sujetado a cyberbullying (electrónico abusivo o membrana texting u otro que tiraniza), o tiranizado por un adulto en la escuela.

En cada análisis, la exposición a tiranizar fue asociada a un riesgo más alto de síntomas depresivos. Esta conexión era también seis años evidentes más adelante, especialmente en muchachos gordos. Los investigadores creen que estos resultados parecen indicar una diferencia de género en cómo BMI y tiranizar junto el revelado de la impulsión de los síntomas depresivos futuros.

“Una conclusión dominante y el mensaje para llevar de nuestro estudio es que el tiranizar puede afectar a la enfermedad mental por muchos años, que por lo tanto hace dimensiones preventivas contra tiranizar en escuelas extremadamente importantes,” Kanders dice.

Source:
Journal reference:

Kanders, S.H., et al. (2021) Body mass index and bullying victimization as antecedents for depressive symptoms in a Swedish youth cohort. Journal of Public Health. doi.org/10.1007/s10389-020-01460-3.