Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores comparan características y los resultados del caballete fracturan a pacientes durante pre- y el brote post-COVID-19

El pandémico COVID-19 se ha mostrado para haber causado una deformación importante en el sistema sanitario y recursos en los Estados Unidos. Sin embargo, los datos con respecto al impacto del virus en fracturas del caballete, considerado sobre todo en pacientes mayores, están faltando.

Los investigadores en el hospital para la cirugía especial (HSS) intentaron comparar características y resultados del caballete fracturan a los pacientes admitidos durante el brote COVID-19 a los pacientes admitidos antes del brote. También examinaron características y los resultados del caballete fracturan a pacientes con y sin el virus. Sus conclusión fueron presentadas en la sociedad americana de 2021 muelles del remedio de la anestesia regional y del dolor (ASRA) Meeting.1 anual

Estudiar este tema es importante porque las acciones que esfuerzo el sistema sanitario, como este pandémico, permiten que ganemos discernimientos raros en qué suceso a la asistencia médica cuando los recursos llegan a ser escasos.”

Stavros Memtsoudis, Doctor en Medicina, doctorado, MBA, investigador principal y Anesthesiologist, HSS

El Dr. Memtsoudis y colegas comparó características del paciente y de la atención sanitaria, las diagnosis COVID-19 y los resultados para los pacientes de la caballete-fractura de marzo a abril de 2019 y el marzo a abril de 2020. Los resultados observados incluyeron el largo del retén del hospital, la admisión a una Unidad de Cuidados Intensivos (ICU), el uso de la ventilación mecánica, la readmisión de 30 días, la disposición del licenciamiento y complicaciones postoperatorias.

El número de casos de la fractura del caballete durante la onda irruptiva COVID-19 disminuyó por el 50% comparado con el mismo plazo durante el año pasado. “Uno de los takeaways mayores de este estudio era nosotros vio que las fracturas fueron tratadas generalmente nonoperatively, y cómo difirieron los resultados,” el Dr. Memtsoudis observó. Durante el pandémico, descargaron anterior y eran menos probables a los pacientes de la fractura del caballete ser admitidos al ICU.

Otros factores no difirieron antes y después de COVID-19, incluyendo tasa de mortalidad del en-hospital, índice de la readmisión de 30 días, uso de la ventilación mecánica, y régimen de complicación.

los pacientes de la Caballete-fractura con COVID-19 tirante en el hospital más de largo, tenían índices más altos de complicaciones durante cirugía, índices crecientes de mortalidad, y tratamiento nonsurgical más con frecuencia recibido.

Estos resultados muestran dos consideraciones principales para los hospitales. Pues la sociedad comienza a volver a actividades más normales, los índices de fractura del caballete son probables aumentar de nuevo a los niveles pre-COVID-19. Los hospitales deben ser preparados y tener planes para tratar a pacientes de la fractura del caballete con COVID-19, así como los pacientes de protección non-COVID-19 de la exposición.

Además, las conclusión que demuestran un largo más corto del retén en el hospital, menos uso del ICU, y el licenciamiento casero anterior no comprometieron resultados y no merecieron estudio adicional. Esto plantea la cuestión de si las estrategias del cuidado para los pacientes de la fractura del caballete usados antes de que el pandémico deba ser ajustado.

“Estos resultados deben hacer que evaluamos de nuevo nuestra práctica que va adelante a asegurarse de no perdemos recursos pero también afirmar las intervenciones que son verdad beneficiosas,” el Dr. Memtsoudis concluyó.