Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Si le vacunan, usted puede bailar la noche de distancia

Marissa Castrigno recorría a través de Wilmington céntrico, Carolina del Norte, cuando ella observó el signo en la ventana de uno de sus clubs de baile preferidos. Después de meses de shuttered por el pandémico, el club nocturno de Ibiza abría de nuevo el 30 de abril, anunció.

Cerca de 50 millas del norte en Jacksonville, docto rápido de Kennedy de Ibiza que abre de nuevo en ambientes sociales. Él, decidía también asistir con los amigos.

Pero en la noche del 30 de abril, los dos grupos estaban hacia adentro para una sorpresa - una que reaccionarían en rígido a las maneras diferentes.

Además de IDs, aprendieron, ellos necesitarían mostrar las tarjetas de la vacunación covid-19 para el asiento. El club permitía en solamente la gente que había tenido por lo menos un tiro.

“Me chocaron,” dijo rápido, 21. Él aprendió del plan de acción algunas horas antes de abrir de nuevo, cuando el club la asentó en su paginación de Facebook.

Él y sus amigos tuvieron que cancelar sus planes, puesto que no se vacunó ningunos de ellos.

Marissa Castrigno (parte central posterior) y sus amigos, la mayoría de los cuales había sido vacunado completo desde principios de abril, fieltro el plan de acción vaccíneo de la tarjeta del club hecho su retrono a la vida nocturna incluso mejor. (McKenzie Teter)

“No estoy contra [Ibiza] el ejercicio de sus derechas como asunto,” Swift dijo. “Apenas pienso que es absurdo. … Esto desalentará a muchos patrón anteriores de la vuelta al club.”

Por otra parte, habían vacunado Castrigno y a sus amigos, la mayoría de los cuales completo desde principios de abril, fieltro el plan de acción hecho su retrono a la vida nocturna incluso mejor.

“Había entusiasmo sin procesar sobre la salida a un lugar y aserrando al hilo seguro,” dijo a Castrigno, 28.

Las conversaciones similares se están realizando en todo el país como los regímenes de la vacunación aumentan y las barras, los clubs y los otros sectores navegan cómo abrir de nuevo. El concepto de pasaportes vaccíneos - que permiten a la gente que se ha inoculado contra covid y está en más poco arriesgado de contratar o de extender la enfermedad para participar en ciertas actividades - se ha conectado para los clubs, los barcos de cruceros y otros espacios donde los grupos grandes recolectan en alojamientos cercanos. Los centros para el aviso reciente del control de enfermedades y de la prevención que vacunó a gente pueden recolectar con seguridad bajo techo y al aire libre sin máscaras reignited la idea. Con todo estos pasaportes siguen siendo altamente polémicos y su puesta en vigor es en gran parte fragmentaria. Muchos asuntos privados están tomando sus propias decisiones, y los gobiernos en diversas partes del país están adoptando posturas diversas.

En Nueva York, por ejemplo, Gov. Andrew Cuomo anunció a principios de mayo que los lugares en donde la prueba de la vacunación o una prueba negativa del covid se requiere pueden operar en una mayor capacidad. Algunos clubs nocturnos allí han aplicado los planes de acción similares a Ibiza. En la Florida, sin embargo, Gov. Ron DeSantis firmó recientemente una ley que prohibía asuntos, escuelas y oficinas gubernamentales de requerir la prueba de la vacunación, con las multas de hasta $5.000 por incidente.

Para el club nocturno de Ibiza en campo de batalla un estado político de Carolina del Norte del sudeste - - el requisito vaccíneo de la tarjeta está demostrando ser un pararrayos. El poste de Facebook del club que anunciaba el plan de acción había chispeado 70 comentarios a mediados de mayo, y los postes a través de otras plataformas produjeron eco diversos lados de la entrega.

“Me emocionan para ver un asunto personal el poner de la salud y del seguro adelante para guardar su funcionamiento del asunto,” un comentario leído.

Otros tomaron un tono marcado diverso: “Esto es bastante mudo!”

La “discriminación, cuenta con pleitos,” leyó otros.

La clave del honor

La semana pasada, después de que la CDC dijera los adultos vacunados podrían vivir en gran parte sus vidas máscara-libres, propietario de restaurante Hisine de Raleigh que McNeill aserraba al hilo una punzada preocupante del déjà vu. Él posee Dawgs alfa, un taller del bocadillo en Raleigh suroriental, y dijo que las pequeñas empresas como la suya llevaron la carga de la observancia forzosa de la máscara para mucho del pandémico. Ahora, él dijo, se encargan con confiar en a los adultos que dicen que los han vacunado. Él no está listo para hacer eso.

Hisine McNeill se pone de pie dentro de su Raleigh, Carolina del Norte, el restaurante, Dawgs alfa, en donde él ahora requiere a los clientes que no desgastan una máscara en lugar de otro para mostrar su tarjeta vaccínea. (Casey Toth/las noticias y el observador)

“No tengo el lujo de tomar ocasiones en una clave del honor,” McNeill dijo. “Si tengo un brote porque alguien no desgastó una máscara y no tuvo que cerrarse hacia abajo, que va a ayudar para mantenerme abierto?”

McNeill abrió Dawgs alfa en 2018 y, como la mayoría de los restauradores, él dijo, luchó con el pandémico, profesionalmente y personalmente. Él dijo él ha perdido amigos y a los miembros de la familia y no cree que el pandémico ha terminado.

“Conozco a gente personalmente en el ICU todavía que se recupera de [covid],” McNeill dijo. “No necesito más ejemplos sobre cómo es serio es esto.”

McNeill asentó tan un nuevo requisito en la paginación de Facebook del restaurante. Él pidió todo el mundo para continuar el desgastar de máscaras a menos que fueran preparadas para mostrarle una tarjeta vaccínea.

“A quien pueda interesar,” McNeill escribió. “Si usted decide entrar en mis efectivoses que demandan que le vacunan completo, PEDIRÉ VER SU TARJETA. Si usted no quiere ofrecerla entonces usted tendrá que desgastar una máscara en mi almacén. Y si usted todavía no quiere cumplir con tampoco entonces mí tenga la derecha de negar servicio. Gracias por su cooperación.”

El propietario de Dawgs alfa, Hisine McNeill, ahora requiere a los clientes que no desgastan una máscara en lugar de otro para mostrar su tarjeta vaccínea. (Casey Toth/las noticias y el observador)
el signo de A que requiere máscaras se visualiza en la puerta principal del restaurante. (Casey Toth/las noticias y el observador)

El día después de que él asentara esa declaración, Carolina del Norte Gov. Roy Cooper facilitó la mayoría de las restricciones covid-relacionadas en el estado, incluyendo su mandato de la máscara. El poste de Dawgs de la alfa revolvió un cierto discusión en línea sobre máscaras y vacunaciones y llevó a algunas reacciones, incluyendo una del club del republicano de Raleigh.

“Si usted está en el área…,” leyó. “Coma en algún otro lugar….”

McNeill aserraba al hilo que el club republicano de Raleigh pedía un boicoteo. Luego, él notó revistas de una estrella múltiples para surgir en Google, no de la gente que había estado al restaurante, solamente de la gente que acusaba a McNeill de la discriminación.

“Esto no es político para mí, esto es una creencia personal,” McNeill dijo. “Tengo una abuela de 85 años que veo cada otra semana. Voy a asegurarme de que ella ha protegido.”

El tirante republicano Smith del miembro del Consejo del club de Raleigh dijo que el poste del grupo fue escrito colectivamente, pero él no la vio como lamamiento para un boicoteo.

“Nuestra posición filosófica es él es su asunto, el propietario puede elegir hacer qué él elige hacer dentro de los límites del asunto individual,” a Smith dijo. “Nuestra posición filosófica es, exigir alguien para demostrarlo se vacuna con una tarjeta, nosotros piensa que esté fuera de los saltos.”

Smith dijo que el grupo también condena la escritura de revistas falsas de un asunto.

McNeill dijo que el asunto de Dawgs alfa no ha sufrido del polvo-hacia arriba en línea.

“No he tenido ninguna problemas,” McNeill dijo. “Solamente el hostigamiento en línea.”

La oposición prevista club nocturno

Charles Smith, director general del club, dijo él sabía que el plan de acción almacenaría el contragolpe, pero “hemos puesto siempre la salud y el seguro del estado mayor y de nuestros patrón, y a sus familias, primero.”

Desde el orificio como bar gay en 2001, Ibiza ha sido un pilar de la comunidad de LGBTQ en Wilmington. Aunque su clientela se haya desplegado en un cierto plazo, todavía se sabe para las demostraciones de la resistencia aerodinámica el las noches de viernes.

El año pasado, el club cerró el 12 de marzo, alrededor de una semana antes de Gov. Cooper pidió todas las barras y restaurantes de Carolina del Norte para parar cenar-en servicio. Ibiza seguía shuttered por 14 meses, usando la época de renovar, Smith dijo, e inclinándose en la ayuda federal y de estado para las pequeñas empresas.

Cuando vino a la reapertura, él dijo, “la pregunta era: Cómo ofrecemos la experiencia más segura absoluta junto a la experiencia de la vida nocturna nos han conocido para?”

No sería fácil. Los clubs nocturnos son un cóctel perfecto de los riesgos del covid: lotes de gente que socializa y que baila en alojamientos cercanos. Alcohol que baja inhibiciones. Música que fuerza a gente a hablar más ruidosamente, liberando más gotitas en el aire.

“El concepto de distancia social en un club nocturno es un oxymoron,” Smith dijo. Y el estado mayor del club no quiso ser “la limpieza de la vida nocturna,” intentando separar a gente en la sala de baile, él agregó.

La opción más segura, parecía, era requerir a gente ser vacunado.

El club esperado hasta todos los adultos en el estado era elegible para las vacunas antes de abrir de nuevo.

Ahora Ibiza requiere a patrón presentar sus tarjetas o fotos vaccíneas de las tarjetas para el asiento. Al abrir de nuevo noche, el club pidió que los clientes desgastaran máscaras y limitó su capacidad hasta el 50%, por un decreto del regulador. Pero el 14 de mayo, el estado levantó sus restricciones de la capacidad y requisitos de encubrimiento.

Castrigno, que había estado observando adelante a esa noche por semanas desde que ella vio el signo en la ventana del club, dijo que era “la más jubilosa yo había visto nunca Ibiza.” Varios ejecutantes puestos en una demostración de la resistencia aerodinámica. Los clientes tomaron los giros que bailaban en polos. Algunas personas desgastaron máscaras con los diamantes artificiales para igualar sus juegos de herramientas, ella dijo.

La no sorprendieron que mucha gente tomó el requisito vaccíneo en zancada. La “gente rara está versificada bien en los riesgos de crisis de salud pública y protegiendo a la comunidad,” ella dijo, refiriendo a la crisis del SIDA, que devastó a la comunidad en los años 80 y los años 90.

Para James Colucci, que ha sido un cliente desde 2016, soportar el plan de acción vaccíneo de Ibiza está sobre la protección de los empleados del club. Alguna de ellos tienen “encabezaron el movimiento [LGBTQ], así que podemos reunirnos y tener acciones como esto,” él dijo.

Pero otros dicen que el plan de acción es discriminatorio y que inyecta el club nocturno en las decisiones personales de la atención sanitaria de la gente.

Joey oblicuamente, un de 37 años de Greenville, escribió en la paginación de Facebook de Ibiza, “nunca volveré a este club hasta que levanten este mandato!!”

En una entrevista con KHN, Askew dijo que él no está listo para conseguir la vacuna porque no ha habido estudios del curso de la vida de los beneficiarios para determinar efectos secundarios a largo plazo. Él está dispuesto a desgastar una máscara y a mantener distancia física, pero un requisito vaccíneo va demasiado lejos.

“Una máscara es algo que puedo comprar de dondequiera y sacar siempre que elija,” él dijo. “Solamente no puedo sacar una vacuna. Es una opción permanente que [el club] está implicando ellos mismos hacia adentro, y no es su lugar.”

Entre la gente que condena el plan de acción del club y ésas que lo aplauden sea muchos se están en conflicto que.

Marque Russell, 29, es una enfermera en Washington, la C.C., que cuida para los pacientes del covid y el covid contratante el año pasado. Él proyecta en visitar el club nocturno de Ibiza a finales de mayo mientras que asiste a una pequeña boda en Carolina del Norte en donde todo el mundo será vacunada.

El plan de acción del club hace que él asierra al hilo más seguro, Russell dijo. Pero él también se preocupa de su efecto sobre la persona de color, que en muchos lugares ha hecho frente a barreras a la vacunación.

“Es una batalla en mi propio cerebro, pensando esas dos cosas,” Russell dijo.

Para Heidi Martek, 55, el plan de acción plantearon una pregunta personal. “Qué sobre los que no pueden conseguir la vacuna?” ella escribió en la paginación de Facebook de Ibiza.

Él tiene autoinmune enfermedad, haciendo su carrocería extremadamente sensible a cualquier vacuna, Martek dijo, incluso la vacuna contra la gripe.

Pero cuando los comentadores en Facebook la sugirieron demande el club, Martek echó atrás. El club está haciendo frente a opciones difíciles, ella informó KHN, y no hay respuesta correcta.

“Si puedo ir hacia adentro o no, las soporto,” dijo a Martek, que ha sido patrón en Ibiza por seis años.

Ella quisiera que el club sobreviviera el pandémico, a diferencia de otros efectivoses que se han cerrado en el último año.

“No es como Wilmington se abruma con los clubs de LGBTQ,” Martek dijo. “Ibiza es realmente importante.”


Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.